¿Ortega sí, Chávez no? - El Mostrador

Domingo, 18 de febrero de 2018 Actualizado a las 00:37

Autor Imagen

¿Ortega sí, Chávez no?

por 16 octubre, 2006

En nuestro país se desató una inédita polémica por la candidatura de Venezuela al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. A pesar de la globalización la gran mayoría de los chilenos miramos poco al sur -y menos desde el sur- y somos bastante ignorantes de lo que ocurre más allá de nuestras fronteras y en nuestro continente. Hay mucho ideologismo encubierto en la descalificación que se hace del Presidente Hugo Chávez y sobre todo respecto de las transformaciones que lidera en su país. Buena parte de las opiniones vertidas por algunos políticos y analistas en los medios se encuentran impregnadas por la ideología conservadora que domina hoy culturalmente a nuestra sociedad.



Existe también ignorancia en algunos sectores democráticos bien intencionados y sobre todo, una profunda desinformación y tergiversación sobre lo que ha ocurrido en Venezuela en los últimos 7 años, lo que explica muchos de los calificativos y adjetivos que se utilizan de manera permanente en contra del Presidente Hugo Chávez. En esto, buena parte de los medios de comunicación, particularmente las grandes cadenas internacionales, han tenido una gran responsabilidad.



Pero lo más sorprendente de esta extensa polémica sobre el voto de Chile ante el Consejo de Seguridad han sido las declaraciones del dirigente de la ODCA, Gutemberg Martínez. Hace algunos días, Martínez afirmó que habría "un antes y un después" de la votación en Naciones Unidas si la Presidenta optaba por respaldar la postulación de Venezuela, tal como lo han manifestado la totalidad de los países de Mercosur, Bolivia y Ecuador miembros de la CAN y el conjunto del Caricom, entre otros. Sus radicales declaraciones constituyeron una clara amenaza a la Primera Mandataria y a la propia gobernabilidad de la Concertación. Su opinión fue rechazada por el PS, el PPD y el PRD e incluso por un sector importante y representativo de sus propios camaradas de partido.



La energía antichavista de la ODCA también fue desplegada en el apoyo al fugaz golpe de estado antidemocrático perpetrado por Carmona en Venezuela. Por ello, resulta contradictorio con sus recientes declaraciones el activo respaldo, que hace cinco años atrás, brindó Gutemberg Martínez al ex Presidente Daniel Ortega, candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) a la Presidencia de Nicaragua. El mismo que hoy es nuevamente candidato del sandinismo en las próximas elecciones presidenciales de diciembre y que valora activa y públicamente la política y rol positivo que juega la Republica Bolivariana de Venezuela, bajo el liderazgo del Presidente Hugo Chávez, en el proceso de integración latinoamericano y en la construcción de un bloque autónomo para contribuir a un sistema de relaciones internacionales multipolar y un comercio mundial más justo.



Especialistas en campañas electorales, asesores y una importante cantidad de recursos fueron movilizados por la ODCA liderada por Martínez para que Daniel Ortega fuese electo presidente de Nicaragua. Y es que en aquella oportunidad, se había producido un acuerdo electoral entre sandinistas y socialcristianos, los que llevaban a Agustín Jarquín, como candidato a la Vicepresidencia de la República en la fórmula del ex Presidente Ortega.



En esa oportunidad, Gutemberg Martínez no tuvo dudas ni vacilaciones y se las jugó entero al frente de la ODCA por Daniel Ortega y su fórmula presidencial. No cuestionó los discursos claros y contundentes de Daniel contra el imperialismo (el mismo que agredió e intervino duramente en Nicaragua durante su Presidencia), ni avaló las acusaciones y ataques de la administración del Presidente George Bush, señalando que el sandinismo constituía una amenaza para Centroamérica y la estabilidad regional. Con un criterio estrictamente pragmático se respaldó el pequeño espacio de poder que podrían obtener los socialcristianos gracias a los sandinistas.



El pragmatismo también habría inspirado a algunos dirigentes de la ODCA en el caso venezolano. En efecto, aniquilado el Copei (DC venezolana), carcomida ante los ojos de los venezolanos por su vinculación con la corrupción y la acumulación de errores políticos, sólo podría ser restituida nuevamente en el poder a través de un Golpe de Estado. Y en esta jugada lamentablemente se involucró la ODCA, hace tres años atrás, con la aquiescencia de la Cancillería chilena. Sobre esto último, reivindico lo que hemos señalado recientemente un grupo plural de dirigentes y parlamentarios socialistas cuando sostuvimos que: "Chile tiene una deuda democrática con Venezuela, en razón del ambiguo e inaceptable respaldo al golpe militar de abril de 2002 perpetrado en contra del gobierno democrático y legítimo del Presidente Hugo Chávez Frías".



Ahora, se amenaza a la Presidenta Michelle Bachelet y los chilenos no sabemos por qué. No se explicó nunca con fundamento y sin pasión cuáles serian las supuestas diferencias éticas, ideológicas y en materia de defensa de los Derechos Humanos en América Latina si nuestro país, de manera soberana, decidía respaldar a Venezuela. Y un dirigente de amplia trayectoria política como Gutemberg Martínez, tampoco, sin duda, explicará por qué un día puede decir Sí a Daniel Ortega y al otro día decirle No a Hugo Chávez.



________________________________________________



Esteban Silva Cuadra, analista internacional.






Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)