miércoles, 26 de septiembre de 2018 Actualizado a las 10:43

Autor Imagen

La maldita primavera (notas de un asesor)

por 21 noviembre, 2006

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Uno sale del metro por la mañana camino al ministerio, y se le ocurre lustrar sus zapatos en la calle Nueva York y en cuanto a uno le pasan un diario de farándulas y potos en portada le entra por el costado la primera ráfaga de viento que le hace clavar los codos al cuerpo luchando contra las páginas que el viento desordena. Si uno es jefe de gabinete de la ministra tiene que andar con zapatos relucientes para aguantar con aplomo esta maldita primavera que nos tiene a todos en el gobierno de mala leche y moquillentos.



Primero nos metimos en una tormenta tropical deshojando la margarita y entonando un tedioso te quiero mucho, poquito, nada con la candidatura de Chávez al Consejo de Seguridad de la ONU. Con eso nos tuvieron un mes colgando de las portadas de la prensa y de milagro se salvó el Canciller.



Luego nos metimos en una enredada madeja para designar al Contralor General de la República y este es el momento en que el país está dividido para que sea uno de adentro o para que sea uno de afuera. Y uno que tiene todos los días que ordenar la agenda de la ministra ya no sabe a que atenerse porque al fin de cuentas la agenda de cada día depende de los titulares de la prensa.



Al igual que al pobre empresario de circo cuyo colmo de la mala suerte fue el día que le crecieron los enanos, nos cae la truculenta historia de unas facturas mezcladas con el deporte y las campañas políticas y la aparición en escena de personajes de Kusturica que anuncian un final de eclosión. A uno, que tiene que inventarse explicaciones para todo, le conforma imaginar que en uno de esos concursos de chistes escolares en que figuren, por ejemplo, un brasileño, un argentino y un chileno, para elegir al más corrupto de los tres, el chileno saldría perdedor.



El escenario y sus actores están sumamente complejos de entender. Especialmente, para un asesor como uno que sobre gestión de crisis y trabajo en equipo todo lo que sabe lo aprendió con Flores pero el gurú anda de carapintada y no está dejando títere con cabeza. Para más INRI algunos parlamentarios nuestros quieren comisión investigadora aunque ya saben todo lo que quieren investigar y a otros que ya pasaban varios días sin aparecer en le tele les baja el síndrome de abstinencia mediática y nos salen con la legalización del aborto. Como la derecha sigue siendo tan inútil como siempre y anda levantando candidatos a Presidente creyendo que es bueno madrugar para que amanezca más temprano, la única explicación que puedo sugerirle a la ministra es que es el tiempo el que está demasiado revuelto y por eso no atinamos a ponernos con viento a favor.



Ya medio entumido por el frío, uno apura la lectura del diario y ahí descubre que de esto que a uno lo aflige no se dice nada porque las páginas hablan a todo color de la Carlita Ochoa, la Claudita Conserva, la Pamela Díaz, el Jordi Castell y otros personajes a los que todo Chile conoce más que a los ministros y a uno se le ocurre que ése es el mundo ideal porque allí han desaparecido los asuntos públicos y el gobierno y nadie le critica. Mañana pongo estos diarios en primer lugar en la mesa de la ministra.



___________________________



Enrique Sepúlveda. Abogado












Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV