Binominal y exclusión - El Mostrador

Domingo, 19 de noviembre de 2017 Actualizado a las 16:11

Autor Imagen

Binominal y exclusión

por 7 mayo, 2007

El actual sistema electoral fue concebido como un instrumento tendente a la conformación de grandes bloques político partidistas. De tal modo que cualquier partido no adscrito a algún bloque queda en los hechos marginado de toda posibilidad real de representación parlamentaria. Los sectores ultra conservadores alegan, hasta el presente, que esta modalidad es la que ha dado estabilidad al sistema político chileno.



Es evidente que un sistema electoral como el que nos rige ha dado origen a cúpulas políticas cerradas que administran los diversos dispositivos del poder. Si bien el origen del Binominal es más que espurio, éste ha dado pie a una estructura que se muestra reacia a modificar lo obrado. Así, no sólo el conservadurismo extremo se resiste a cualquier modificación sino algunos sectores de la clase política que actuando corporativamente no están dispuestos a cambio alguno.



Desde una concepción moderna de democracia, toda forma de exclusión es inadmisible y no encuentra justificación teórica alguna. De suerte que, pretender dejar fuera a sectores de chilenos que se han identificado con las luchas populares y democráticas durante todo el siglo XX, como es el caso del Partido Comunista de Chile, resulta inaceptable y sólo se explica como una de las muchas herencias funestas de la dictadura.



En una democracia del siglo XXI, podemos disentir y ser críticos de las visiones y políticas del Partido Comunista, pero no podemos negar su historia y el legítimo derecho que le asiste a representar a un sector de chilenos en el parlamento. Desde este punto de vista, es imperativo modificar la actual legislación electoral como un tibio primer paso hacia una profundización de la democracia. En el Chile actual, todas las voces son necesarias. Nuestro país ya ha conocido de sobra la exclusión y el silencio.



Las "democracias protegidas" o de "seguridad nacional" sólo han enmascarado atroces dictaduras. Lo único de lo cual una democracia debe protegerse es de ideologías antidemocráticas y excluyentes, como el sistema Binominal imperante. En un sistema democrático, el único convocado a decidir sobre las figuras o partidos que deben representarlo es el pueblo soberano de Chile. Cualquier perversión legal que impida la expresión popular en todos sus matices resulta ser falaz y perniciosa.



Frente a la cuestión del Binominal se impone una visión de largo plazo, no es hora del cálculos mezquinos. La historia de nuestro país nos enseña que cuando olvidamos los fundamentos básicos de una democracia, le estamos abriendo la puerta a la barbarie.



__________



Álvaro Cuadra. Consultor e Investigador en comunicaciones / IDEES

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)