Día internacional contra la homofobia - El Mostrador

Viernes, 24 de noviembre de 2017 Actualizado a las 20:51

Autor Imagen

Día internacional contra la homofobia

por 19 mayo, 2007

Uno de los calificativos más discriminatorios emitidos contra gays, lesbianas, transexuales y bisexuales (GLTB), es aquel que nos tilda de enfermos.



En la conexión enfermedad-minorías sexuales le cabe una gran responsabilidad a los primeros estudios e informes de la psiquiatría y psicología que avalaban, sobre la base de prejuicio y la carencia absoluta de investigaciones verdaderamente científicas, que la homosexualidad constituía una patología.



Recién el 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó de su lista de enfermedades mentales a la homosexualidad, marcando un cambio significativo en la concepción sobre las minorías sexuales.



Es por esa razón que organizaciones GLTB de todo el mundo incrementaron sus esfuerzos desde el 2005 para que el 17 de mayo fuera considerado y consensuado como el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.



Durante esta semana se realizan diversas actividades para conmemorar el día, que en Chile el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) viene rescatando con actividades antidiscriminatorias desde el 2005.



Para este año el movimiento consiguió que Gendarmería de Chile avance en los trámites que permitan a las personas homosexuales visitar a sus parejas encarceladas en igualdad de condiciones que los cónyuges, mientras que para dar mayor vitalidad a esta fecha Santiago se transformará en la sede de un inédito encuentro amistoso de fútbol gay entre una selección local y otra de Argentina.



Con ello se busca sensibilizar a las autoridades y la sociedad en su conjunto respecto a la realidad social de las minorías sexuales, la cual se diferencia del resto sólo por su sujeto de deseo o por su identidad de género.



Y es que la discriminación en Chile y en el mundo requiere de acciones propositivas y realistas que contribuyan de manera significativa a mejorar la calidad de vida de las minorías sexuales.



No en vano, y de acuerdo a un estudio dado a conocer este mes por la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA), de la cual el Movilh es parte, reveló que en 85 Estados miembros de la ONU la homosexualidad aún es delito, siendo sancionada la orientación sexual con brutales penas que incluyen multas, cárcel, torturas y la muerte.



En Chile, en tanto, desde el 2002 a la fecha se han registrado 275 graves episodios homofóbicos o transfóbicos que van desde declaraciones ofensivas hasta asesinatos, siendo todas situaciones difíciles de combatir por la ausencia de una ley que enfrente y prevenga de manera específica estos males.



Es del todo urgente, en esa línea, que el Proyecto de Ley que Establece Medidas contra la Discriminación sea aprobado lo antes posible por el Senado, toda vez que es inmoral actuar frente a las violaciones a los derechos humanos sólo con políticas coyunturales que nada resuelven en el fondo, mientras que en la forma lo poco conseguido, se pierde en el corto plazo.



Nuestras autoridades tienen el deber ético y moral de avanzar en políticas públicas antidiscriminatorias y de recoger al mismo tiempo las advertencias de las Naciones Unidas, cuyo Comité de Derechos Humanos llamó en marzo pasado por primera vez al Estado de Chile a combatir la homofobia o transfobia.



Las políticas públicas no pueden depender de los cálculos electorales o de la presencia mayor o menor que un determinado tema pueda tener en los medios de comunicación. Las políticas públicas son, por naturaleza, herramientas destinadas a mejorar la calidad de vida de todas las personas, sin efectuar distinciones de ningún tipo.



Aunque la OMS ya eliminó en la homosexualidad de su lista de patologías, para diversos sentidos comunes las minorías sexuales siguen siendo personas enfermas, mientras que para muchos Estados son además delincuentes, prejuicios potenciados por las religiones que, por su lado, tachan a este sector de pecador.



No existe en Chile ni el mundo ningún sustento científico que avale estos calificativos y, en consecuencia, los Estados debieran intervenir con altura de miras y total realismo. No hay espacio para los prejuicios. Caso contrario, el compromiso por el respeto a los derechos humanos será siempre parcial, a medias tintas, y, por tanto, débil en la concreción de sus objetivos, dañando de paso la calidad de vida de miles de personas.



_________





Rolando Jiménez. Presidente del Movilh

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)