Ä„Qué vivan los estudiantes en Venezuela! - El Mostrador

Viernes, 24 de noviembre de 2017 Actualizado a las 12:11

Autor Imagen

Ä„Qué vivan los estudiantes en Venezuela!

por 3 julio, 2007

Hugo Chávez y su "socialismo o muerte" o su "revolución socialista bolivariana", como él llama a su gobierno, no calculó que al cerrar RCTV (Radio Caracas Televisión) el 28 de mayo pasado comenzaría a hundirse su propio programa ideológico y ser cuestionada, con mucho más detenimiento -por la comunidad internacional- aquella propuesta "bolivariana".



No sólo eso, él no previó el desencadenamiento de una protesta por toda Latinoamérica y el mundo occidental acusándolo de un poder autoritario que ponía en peligro las libertad de expresión en ese país. Porque la libertad de expresión no es sólo la diversidad de los medios masivos, sino que incluye también el derecho a opinar diferente y el derecho civil a la asociación libre, oponiéndose radicalmente a la dictadura de un único partido.



Es ése el peligro pues que corre Venezuela, como lo están diciendo por el mundo muchos analistas, estadistas, periodistas, intelectuales, etc. Volver a repetirlo (como lo hago yo en esta tercera columna sobre Venezuela) es necesario. Callarlo y dejarlo pasar es irresponsable. Muchos periodistas venezolanos están denunciando que existen represalias escribir en estos momentos algo contra el gobierno y contra Chávez por eso muchos están autocensurándose en las informaciones que escriben.



Hay evidencia odiosa de Chávez (ver youtube.com) en contra de periodistas y medios que critican su revolución. En esos discursos, el comandante incita a sus seguidores (como lo hace Evo Morales en Bolivia) a reprimir con violencia a periodistas que critican su gobierno. Por ejemplo, periodistas de Globovisión (este otro canal, y el último que queda parecido a RCTV, que Chávez tiene intención también de cerrarlo) han sido reprimidos con exagerada violencia por los partidarios del comandante en las calles de Venezuela.



El cierre de RCTV no es pues un cierre burocrático sino que tiene que ver con el dogmatismo y el autoritarismo de un caudillo populista que quiere repetir la historia de los años 60 en América Latina. Una especie de continuador de un Fidel Castro joven. Por eso los discursos de Chávez repiten obsesivamente el "Fidel eternamente joven" o "el guerrillero heroico inmortal".



Pero la realidad es otra, lo que vemos es un Fidel Castro anciano. Su deterioro representa, simbólicamente, lo que ni en Cuba ni en América Latina ni en el mundo logró la utopía socialista.



Por otro lado, la libertad de expresión es parte de los derechos humanos fundamentales dentro de un sistema democrático y está estipulada en la carta de las Naciones Unidad. Por tanto, no es ninguna ingerencia en los asuntos internos de Venezuela (como dice Chávez a los que están denunciado el cierre de RCTV), sino el justo derecho de llamar la atención sobre aquel cierre. Y si hablamos de ingerencias en los asuntos internos de los países, Chávez repetidamente ha llamado la atención, con un lenguaje insultante, a los gobiernos de Brasil, México, Chile, Perú, España, Estados Unidos, etc. La diferencia respecto a la crítica mundial de la clausura de RCTV es totalmente distinta a los insultos gratuitos que Chávez sigue haciendo con cualquier país que se le venga en gana. No hay comparación ni similitud alguna



Los que defienden a Chávez por el mundo en "sus comités de solidaridad con Venezuela" no mencionan que la decisión de no autorizar más las emisiones de ese canal fue únicamente resolución personal de Chávez. Y aquello se puede comprobar en la abundante información a través de múltiples videos (sin ninguna manipulación o alteración) de los distintos discursos de él que hay en el sitio de Internet, principalmente en "free RCTV" (www.freerctv.com).



Más aún -y esto es lo más importante- Chávez no contaba que los estudiantes universitarios de Venezuela, que hasta ahora permanecían pasivos y supuestamente "manejables por el Comandante", tanto de universidades públicas como privadas, comenzarían un levantamiento sin precedentes en ese país exigiendo el respeto a la libertad de expresión, la autonomía universitaria y el rechazo a una sola ideología que impone el actual gobierno ("socialismo o muerte"). Además es un levantamiento que no había ocurrido hace varias décadas en el continente latinoamericano. Si hacemos memoria, sólo podemos recordar las protestas en los 80 en países de regímenes militares que denunciaban a las distintas dictaduras.



Es importante ver el video que está en youtube.com cuando a los dirigentes universitarios les permitió Chávez hablar ante el Congreso para "escuchar qué decían ellos". Pues no imaginaron lo que dirían (sin ningún miedo) allí ante un Congreso, donde el 100% es del partido del presidente. Más aún, cuando todos los estudiantes, vestidos con camisetas rojas, al final del discurso se sacaron públicamente ante el mundo aquella camiseta, y dejaron al descubierto la camiseta que ellos realmente querían vestir: una blanca que simbolizaba la libertad a la expresión diversa y la oposición a un discurso autoritario teñido únicamente de rojo.



Ha sido, y es, una reacción única de esos estudiantes en la historia reciente de Venezuela, mostrando que no están siendo manipulados por el "imperialismo norteamericano" como ha dicho Chávez y han repetido sus asesores y sus "intelectuales" por el mundo. La presidenta del Congreso de Venezuela no podía dar crédito lo que estaba escuchando allí y menos cuando se sacaron la camiseta roja ante el Congreso de Venezuela, ante el país y ante el mundo. Y todo eso está archivado en youtube para información de quien quiera verlo y analizarlo. O mostrando a más de 30.000 estudiantes en el Estadio Universitario el 21 de junio pasado. Allí hubo micrófono abierto para quien quisiera hablar por cinco minutos, exponiendo sus ideas sobre el autoritarismo del presidente de Venezuela.



Frente a esas protestas de los estudiantes, Chávez recurrió a la más absurda explicación que se le vino a la cabeza. Sin meditarla con sus asesores, ministros, diputados o senadores cortó el asunto con un juicio indemostrable: "La oposición y el imperio utilizan a los estudiantes de las Universidades Autónomas y Privadas para así provocar un golpe a la revolución bolivariana".



Es muy interesante que Chávez mencionara a Noan Chomsky, en ese famoso discurso chabacano en las Naciones Unidas el 24 de septiembre de 2006, para "enseñarle" a EE.UU. a quien debían leer con atención. Lo patético es que Chávez no ha leído bien a Chomsky, especialmente la siguiente frase -tomada del mismo libro que él mostró en Naciones Unidas, "Hegemonía y supervivencia"- y que ahora es usada en muchos documentales para reafirmar lo que Chávez no está haciendo en Venezuela. Dice Chomsky en ese libro: "Si estás a favor de la libertad de expresión, eso significa que estás a favor de la libertad de expresión precisamente para los puntos de vista que no compartes, de otra forma, no estarías a favor de la libertad de expresión".



Termino esta columna recomendando una reciente "Carta Bolivariana al presidente Chávez" -especialmente luego del cierre de Radio Caracas Televisión y sus consecuencias para Venezuela-, escrita por Martín Ortega Carcelen. Quizás sea una de las más claras, efectivas y lúcidas advertencias dirigidas a Chávez en estos momentos, justamente sobre el pensamiento de Bolívar el cual el presidente venezolano se ha apropiado para levantar engañosamente su "revolución bolivariana" (ver nota 1).



La "revolución bolivariana" de Chávez, hay que decirlo claramente, no nació de un movimiento social desde "las bases de la sociedad civil" venezolana (de allí se explica que más de 100 mil estudiantes salgan a las calles en estos momentos). Un movimiento "desde las bases" usualmente toma décadas en formarse. En cambio lo de Chávez no es sino la obsesión creada desde "arriba". Una "Revolución" elaborada desde la individualidad de un caudillo seudo-popular, avivando aún las nostálgicas banderas rojas. Si una juventud mayoritaria en Venezuela no sigue al líder, simplemente no es su revolución. Y eso están diciendo aquellos estudiantes a América Latina y al mundo.



Nota 1. Vea completa la "Carta Bolivariana al presidente Chávez", de Martín Ortega Carcelén, investigador del Instituto de Estudios de Seguridad de la Unión Europea en París publicada el 20 de junio en el diario El País y reproducida por Internet.





__________



* Javier Campos es chileno residente en EE.UU. Poeta, narrador, académico en una universidad jesuita de aquel país

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)