Ä„Por favor, más contenido! - El Mostrador

Lunes, 20 de noviembre de 2017 Actualizado a las 09:26

Autor Imagen

Ä„Por favor, más contenido!

por 20 julio, 2007

No es mala idea preguntarse en dónde está el centro el debate cultural actualmente, si es que realmente existe, porque pareciera que simplemente se da en las cartas al director publicadas en un medio, en forcejeos y opiniones varias de gestores culturales o en chismes de la prensa.



Fuimos testigos de los alegatos al Consejo del Libro por parte de varios escritores, luego de la memorable entrevista que dio la ministra Paulina Urrutia a la periodista Raquel Correa. Ahora el mismo diario dice que la ministra fue pifiada en Isla de Pascua y que la renuncia de la subsecretaria de la cartera María Eliana Arntz sería algo estrepitoso. Qué decir del "maletín literario", que ya parece balancín. En suma, una serie de acontecimientos que tienen que ver más con lo anecdótico que con una discusión en serio sobre el asunto cultural.



No existe un debate de verdad. No se observan discusiones de fondo. Nos consta que el propio Consejo Nacional de Televisión obliga a que la TV abierta chilena exhiba una hora de "programación cultural", lo que ya para cualquier persona que trabaja en cultura o en creación artística es un chiste. Un buen ejemplo sería conocer la experiencia de la televisión francesa o brasileña, donde el Estado sí tiene un rol de verdad.



En el propio Consejo de la Cultura hay un escaso debate: ni los gremios de trabajadores, ni el directorio del Consejo dan muestra de ello, salvo una excepción. Me refiero a Agustín Squella, el mentor intelectual de nuestra institucionalidad cultural, quien no sólo defiende en forma impecable el papel del Estado en esta materia a través de columnas de opinión, sino que además escribe textos inteligentes que invitan a dialogar.



Se podría decir lo mismo de ARTV, un canal que tiene que llorar la carta año tras año para subsistir y que es el único que ha intentado poner algún tipo de debate cultural en su señal, a pesar de los vaivenes y la ausencia de auspiciadores interesados. En realidad, una aguja en el pajar.



Prácticamente el 50% del presupuesto del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes está destinado a los fondos concursables, entendiéndose por estos el Fondo del Libro, de la Música, del Audiovisual y el Fondart. De éstos, un importante porcentaje está orientado a proyectos de difusión en estas áreas. El presupuesto de esta cartera aumentó en un 28% el 2007 con relación al 2006, y sólo en estos fondos suma alrededor de 8.200 millones de pesos anuales, sin contar al Consejo de televisión que cuenta con 1.656 millones, la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles, al Centro Cultural Palacio la Moneda, la Fundación de Artesanías, los aportes al Teatro Municipal y la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería. Estos últimos suman 4 mil millones y algo más.



A estas cifras hay que sumar las contribuciones que se realizarán al programa de infraestructura cultural, que deberá invertir en 28 comunas del país 2.070 millones de pesos, y los fondos regionales del 2% para regiones, que sólo en la Región Metropolitana el año pasado adjudicaron mil millones para proyectos culturales. También habría que contar con el programa Cultura en el Barrio, que cuenta con un presupuesto 1.160 millones.



Entonces es legítimo preguntarse por qué el Estado no invierte en un proyecto de televisión cultural en serio, por ejemplo. No creo que sea por temor a que lo acusen de dirigismo cultural. Simplemente se trata de una decisión política, de una voluntad que hasta la fecha no existe.



Hasta cuándo vamos a escuchar chismes y noticias intranscendentes del "mira lo que dijo o te diré". Hasta cuándo nuestra institucionalidad cultural seguirá haciéndose eco de notas periodísticas sin contenidos y por qué no hace noticia por los verdaderos aportes y debates.



Estoy convencido de que existen temas y recursos tanto humanos como financieros como para levantar un proyecto de televisión cultural serio y responsable. Basta de patrañas periodísticas, que no se sigan gastando las platas en la porquería de farándula que tenemos en los canales de TV, en la mala publicidad, en los chismes de periodistas mediocres sin sentido crítico, o simplemente en la moda.



La próxima semana se reúnen los Ministros de Cultura de Hispanoamérica en Viña del Mar. Esperemos que, más allá de las declaraciones de intenciones, se hable y se discuta sobre la necesidad de tener una televisión cultural y ojalá regional, si es que en una de esas se habla de integración.



_______



Patricio Olavarría es periodista

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)