‘Salario ético’ y ciencia económica: Evelyn Matthei (I) - El Mostrador

Viernes, 19 de enero de 2018 Actualizado a las 04:17

Autor Imagen

'Salario ético' y ciencia económica: Evelyn Matthei (I)

por 13 agosto, 2007

Evelyn Matthei en relación a la propuesta del presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Monseñor Alejandro Goic, sobre el 'salario ético', señaló: " (Â…) yo creo que él no tiene idea de economía y se está metiendo en cosas muy difíciles"



"Por lo menos él debiera meditar, conversar, madurar más su idea antes de largarla".



Además, recalcó que "extiendo mis comentarios a todos los que estén pensando en un sueldo de ese tipo".



Es muy posible que Evelyn Matthei conozca la escuela teórica neoliberal, la única escuela teórica en economía que se enseña en las universidades chilenas y en la mayoría de las universidades extranjeras en la actualidad.



Pero sus declaraciones recientes sobre la propuesta del salario ético de Monseñor Goic nos llevan a pensar que ella olvida o no conoce aspectos fundamentales de la ciencia económica que se compone de varias y diferentes escuelas teóricas. Y, al parecer, también olvida o no conoce la historia del pensamiento económico y la historia económica.



A continuación, aunque en forma muy breve, mostraremos cómo los 'padres de la ciencia económica', Adam Smith y David Ricardo, formularon teóricamente dos grandes conceptos de precios: el 'precio de mercado' y el 'precio natural', para las mercancías, para las utilidades y para el trabajo.



"El precio de mercado de la mano de obra -según David Ricardo- es el precio debido al juego natural de la proporción que existe entre la oferta y la demanda". El precio de mercado es el centro de atención principal del neoliberalismo, corriente teórica hegemónica en las facultades de economía en Chile.



"El precio natural de la mano de obra -según David Ricardo-, depende del precio de los alimentos, de los productos necesario y de las comodidades para el sostén del trabajador y de sus familias".



El 'precio natural' en Adam Smith y en David Ricardo, cuando se refiere al 'salario natural', podría ser considerado equivalente al 'salario ético', planteado recientemente por Monseñor Goic.



No se nos puede decir que son ideas añejas, ya que Adam Smith es el inspirador teórico del actual neoliberalismo. Otro tanto sucede con David Ricardo, quien es el inspirador teórico, con su conocida teoría sobre las 'ventajas comparativas', en el libre comercio internacional, en la actual etapa de globalización de la economía mundial.



Milton Friedman, el 'padre de los Chicago's Boys', en la 'Introducción' de su conocido libro, 'Libertad de Elegir', señala que: "El primer conjunto de ideas apareció en 'La Riqueza de las Naciones', -publicado en 1776-, la obra maestra que convirtió al escocés Adam Smith, en el padre de la economía moderna".



David Ricardo, estudió profundamente a Adam Smith. Tomó muchos de sus planteamientos, los desarrolló y criticó otros, los que quedaron plasmados en su libro "Principios de Economía Política y Tributación", - publicado en 1817.



Tanto Adam Smith como David Ricardo analizaron el comportamiento de la oferta, de la demanda y de los precios de mercado. Para ellos, estos precios de mercado les resultaban algo relativamente simples y era necesario investigar las leyes o comportamientos profundos que regulan los precios naturales de las mercancías, los salarios naturales y las utilidades naturales y que determinan los precios de mercado.



En relación a esto, David Ricardo afirma:



"Habiendo reconocido plenamente los efectos temporales (entre la oferta y la demanda en el mercado) que (Â…) pueden afectar los precios de los bienes así como los salarios del trabajo y las utilidades del capital, por causas accidentales, (Â…) los dejaremos fuera de consideración, ya que tratamos de las leyes que regulan los precios naturales, los salarios naturales y las utilidades naturales, efectos totalmente independiente de dichas causas accidentales".



Y en el Capítulo V, titulado simplemente, 'Sobre los Salarios', David Ricardo señala:



"La mano de obra, al igual que las demás cosas que se compran y se venden, y que pueden aumentar o disminuir en cantidad, tienen su precio natural y su precio de mercado. El precio natural de la mano de obra es el precio necesario que permite a los trabajadores, unos con otros subsistir y perpetuar su razaÂ… "



David Ricardo continúa precisando este 'Salario Natural':



"La aptitud del trabajador para sostenerse a sí mismo y a su familia, que puede revelarse como necesaria para mantener el número de trabajadores, no depende de la cantidad de dinero que pueda percibir por concepto de salarios, sino de la cantidad de alimentos, productos necesarios y comodidades de que por costumbre disfruta adquiriéndola por dinero".



"Por tanto, el 'precio natural' de la mano de obra depende del precio de los alimentos, de los productos necesario y de las comodidades para el sostén del trabajador y de sus familias. Al aumentar el precio de los alimentos y de los productos esenciales, el 'precio natural' de la mano de obra aumentará; al disminuir el precio de aquellos, bajará el 'precio natural' de la mano de obra".



"Cuando el 'precio de mercado' de la mano de obra excede su 'precio natural' la condición del trabajador es floreciente y dichosa, y puede disponer en mayor proporción de los productos esenciales y de los goces de la vida y, por ende, crear una familia sana y numerosa".



Más adelante señala:



"Cuando el 'precio de mercado' es inferior a su 'precio natural', la condición de los trabajadores es de lo más mísera: la pobreza los priva de aquellas comodidades que la costumbre convierte en necesidades absolutas".



"Cualquiera persona humanitaria no puede sino desear que en todos los países las clases trabajadoras saboreen las comodidades y los goces, y que se les estimule por todos los medios legales para obtenerlasÂ…."



"En países donde la clase obrera tiene necesidades mínimas, donde se satisface con los alimentos más baratos, la gente están expuestas a las mayores vicisitudes y miserias. Se hayan desamparadas ante la calamidad; no pueden acudir en demanda de seguridad, a una escala social inferior; su posición es tan baja que ya no pueden descender más. A falta de su principal artículo de subsistencia, existen pocos sustitutos de los cuales pueda echar mano, y su escasez va emparentada con casi todos los perjuicios que trae consigo el hambre".



La Senadora Matthei se refiere sólo al 'precio de mercado' de la mano de obra al criticar tan violenta y autoritariamente a Monseñor Goic, cuando señala, "Yo creo que él no tiene idea de economía y se está metiendo en cosas muy difíciles". Al afirmar esto, la Senador Matthei, como hemos dicho, olvida o desconoce aspectos esenciales de la ciencia económica.



Su comportamiento autoritario es parte de la estructura mental de los economistas neoliberales. La Senadora Matthei se ha destacado en esta y en otras oportunidades liderando este autoritarismo.



El autoritarismo de los economistas neoliberales ya se denunciaba en el 'Manifiesto en demanda de un análisis pluralista y riguroso' que firmaron connotados economistas del mundo, entre ellos muchos Premios Nóbel (enero de 1992).



"Los abajo firmantes estamos preocupados por la amenaza que supone para la ciencia económica la amenaza de la imposición del monopolio intelectual. Hoy en día, los economistas están sometidos a un monopolio en el método y en los paradigmas, a menudo defendidos sin argumento mejor que el de que constituyen la corriente principal. Los economistas (neoliberales) abogan por la libre competencia pero no la practican en el campo de las ideas".



______





Orlando Caputo es economista Universidad de Chile, investigador de CETES y del Grupo de Economía Mundial de CLACSO y de la REDEM; Graciela Galarce es economista Universidad de Chile e investigadora de CETES.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)