Rompiendo el chanchito - El Mostrador

Miércoles, 22 de noviembre de 2017 Actualizado a las 17:28

Autor Imagen

Rompiendo el chanchito

por 1 enero, 2008

La fiebre de gastos navideños está lejos de finalizar. En efecto, quedan aún por financiarse los gastos del año 2008, las vacaciones, los colegios y todos los contratos anuales que se reajustan por IPC. Tarea dura para un grupo familiar de clase media y que para solventar esta marea de gastos seguramente tendrá que recurrir al chanchito de sus ahorros. A continuación, algunos consejos prácticos.



Primero, no debemos olvidar que vivimos en una economía de mercado y que siempre es posible encontrar otras alternativas de menor costo. Lo que hay que hacer es salir a buscarlas y saber negociar tanto los precios como la calidad. Cabe recordar que un tipo de cambio bajo permite a los consumidores aprovechar alternativas importadas que en estos momentos pueden resultar más baratas.



Segundo, si los ahorros no alcanzan para financiar la brecha creada por estos mayores gastos, la familia debe recurrir a un préstamo bancario, que normalmente es más barato que el crédito directo. Al respecto, cumplir con los plazos contraídos permite ordenar las propias finanzas y también evita aparecer en el Boletín de Informaciones Comerciales (Dicom), donde el remedio es peor que la enfermedad.



Tercero, los créditos de corto plazo son más caros y deben servir para afrontar urgencias y/o imprevistos que la familia puede solucionar rápido, digamos antes de seis meses. Recuerde que los bancos siempre estarán más interesados en colocar créditos de corto plazo porque de esta manera obtienen rentabilidades que son mayores. Para tales efectos, los bancos ofrecen pagarés renovables a 30 días, líneas de crédito pactadas y cupos en las tarjetas de crédito. Salga a "vitrinear" y recuerde que el crédito es un servicio que se transa en el mercado, donde hay bancos y financieras que son más caros que otros.



Cuarto, cuando la necesidad de financiamiento supera los 6 meses, se recomienda solicitar un crédito en condiciones que sean más favorables. Comete un error el consumidor cuando financia sus gastos de mediano plazo, con un crédito de corto plazo. En estos casos, incluso el ejecutivo bancario podría mirarlo con desconfianza, por no buscar otras alternativas de crédito que son más baratas.



Quinto, si lo que quiere es cambiar auto este año, compare el crédito directo que ofrecen las distribuidoras con el crédito automotriz de su banco. Las distribuidoras disponen de fondos externos más baratos y que muchas veces traspasan a sus clientes. El crédito automotriz es un crédito con bajo riesgo, donde se exige la prenda del vehículo y un seguro contra riesgos de sinistros.



Sexto, si lo que está pensando es comprar una vivienda propia, consulte por los créditos hipotecarios. Puede ser un buen momento para comprar su casa o departamento, pensando que los precios se ajustarán durante el año 2008. Tenga presente que el arriendo mensual que actualmente está cancelando podrá servirle para financiar el dividendo de su vivienda propia.



En conclusión, aproveche las oportunidades que brinda el sistema financiero en su propio beneficio, informándose de las distintas opciones crediticias existentes y que ciertamente le ayudarán a tomar mejores decisiones económicas, durante el año 2008.



_______



Juan Carlos Scapini S. Director Ingeniería Comercial Universidad Central

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)