Socorro, Ä„vuelve el comunismo! - El Mostrador

jueves, 19 de abril de 2018 Actualizado a las 16:48

Autor Imagen

Socorro, Ä„vuelve el comunismo!

por 22 febrero, 2008

Hace un par de días, una emisión de la televisión francesa mostró a dos eminentes liberales, Jean Arthuis (ex ministro de finanzas de Chirac) y Jacques Attali (otrora consejero de Mitterrand y actual gurú de Sarkozy), coincidiendo en que una eventual nacionalización de la banca y del crédito no es tan descabellada.



"Al mirar la declaración de motivos de las leyes que nacionalizaron el sistema bancario en Francia en 1944 (De Gaulle) y en 1981 (Mitterrand), uno queda sorprendido por la similitud de los objetivos invocados: poner la banca al servicio de la empresa, hacer de la banca una simple herramienta, un simple intermediario que favorezca a los creadores de riqueza", señaló en su oportunidad Bernard Maris.



Hoy por hoy, la banca no está en eso.



La banca planetaria está en el fraude y la especulación que producen crisis financieras como la "subprime" (con pérdidas que nadie se atreve a cifrar, pero que superan los US$ 500.000 millones), o escándalos como el increíble "faux pas" de Jérí´me Kerviel, "trader" que le hizo perder cinco mil millones de euros a la Société Générale especulando por cuenta de la casa.



Ahora bien, ¿qué es un banco?: una empresa que no tiene un cobre, que pide dinero prestado para prestarlo a su vez y de pasada cobra una comisión. El banco transforma el dinero que pones en depósitos a vista, cada día, en préstamos a 20, 30 años o más. El banco transforma el instante en duración. ¿Debe especular un banco? Uno imagina que no, que las economías de quien ahorra no se usan para especular... Pero hoy en día, la especulación representa una parte sustancial de sus beneficios (o de sus pérdidas como es el caso ahora).



La crisis generada por los créditos basura es tan profunda que hace dos semanas se reunieron en Londres mister Gordon Brown, il signore Romano Prodi, frau Angela Merkel y monsieur Nicolas Sarkozy para intentar ponerse de acuerdo sobre qué hacer.



El francés dijo: "Es tiempo de poner algo de transparencia, nuevas reglas prudentes en los sistemas financieros y preferir prestarle a aquél que emprende y crea riqueza en vez de a aquel que quiere comprar para destruir y especular". Ä„Dios le oiga!



En Estados Unidos hay quien propone nacionalizar los créditos inmobiliarios, quienes ya lo hicieron -comprándole a precio de oro los créditos basura a bancos técnicamente quebrados- y quien sugiere intervenir el mercado financiero para estabilizar las tasas de interés durante cinco años.



De ahí a que reinventen el Gosplan hay solo un paso. Socorro, Ä„vuelve el comunismo!



En Gran Bretaña, cuna del liberalismo y que hasta hace poco tenía "su economía blindada", mister Alistair Darling, chancellor of the Exchequer, en fin, el Velasco local, tuvo que tragarse el sombrero al anunciar la decisión del gobierno de nacionalizar "de forma temporal" el Northern Rock, que entró en crisis el año pasado. El banco ya estaba nacionalizado en la práctica, porque desde septiembre sus depósitos tenían la garantía del Tesoro de su graciosa majestad.



Según la prensa europea, "era lo que los liberales-demócratas habían definido como una nacionalización de los riesgos y la privatización de los posibles beneficios".



Ya ves que en todos los sitios se cuecen habas y en Chile Ä„a calderadas! Que uno sepa, la banca de la copia feliz del edén es tan confiable que los depósitos del personal están garantizados por papá Estado. Algo así como las "oportunidades de negocios para la inversión privada" creadas por el gobierno: Ä„ahí sí que hay blindaje!



Veremos si ante esta nacionalización que perturba "la justa y dura ley del mercado" la Comisión de Bruselas, el gobierno europeo, pone el grito en el cielo como lo hace cada vez que un Estado de la unión intenta ayudar a alguna empresa nacional en dificultades.



Lo que va quedando claro es que entre salvar el dólar o a los especuladores, Ben Bernanke prefirió a los últimos, como lo hizo en su día Jean-Claude Trichet, patrón del Banco Central Europeo, y como hace ahora mister Darling, el bien nombrado chancellor of the Exchequer.



Entretanto, millones de hogares estadounidenses han perdido su vivienda y a nadie le importa un cuesco salvo a Dobeliú quién, presionado por la generosa oposición demócrata, les ha enviado un cheque por US$ 300. Es lo que va quedando del New Deal.



Luis Casado es ingeniero del Centre d'Etudes Supérieures Industrielles (CESI, Paris, Francia), profesor del Institut National de Télécommunications (INT) y miembro del Comité Central del Partido Socialista de Chile.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)