Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:12

Autor Imagen

Protección de la biodiversidad, nuevamente postergada

por 10 abril 2009

El no resolver la creación de un sistema para cuidar nuestro patrimonio debilita la posición de Chile ante los desafíos futuros, en especial para enfrentar el ingreso de Chile a la OCDE, además de todos los desafíos en relación al cambio climático.

Por Flavia Liberona*

 

Recientemente el Proyecto de Reforma a la Institucionalidad Ambiental dio un paso importante con la aprobación en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, lo que le permite continuar su tramitación legislativa. La aprobación del texto legal implica un avance importante encaminado a fortalecer la institucionalidad del país, que actualmente presenta importantes falencias, especialmente en lo referido a la participación ciudadana y a la fiscalización en materia ambiental.

Sin embargo, el Ejecutivo decidió dejar fuera de la propuesta aprobada la creación de una institucionalidad para la protección y conservación de la biodiversidad y un Servicio de Parques. Este aspecto no fue incluido en la iniciativa que el Ejecutivo envió en julio de 2008 al Parlamento, pero fue promovida al interior de la Comisión por diversos parlamentarios, y contaba con el apoyo transversal de todas las bancadas.

Esto es de la mayor gravedad, más aún considerando que la institucionalidad para la protección de la biodiversidad se cuenta entre los compromisos del programa presidencial de la Presidenta Bachelet, reiterado en diversas ocasiones, y que ahora parece haber pasado al olvido, lo que no hace más que constatar el pésimo escenario en que se encuentran hoy día los parques y reservas, patrimonio de todos los chilenos y que están fuertemente amenazados por diversos proyectos de inversión.

En lugar de incorporar la creación de una institucionalidad de parques, el Ejecutivo instruyó incluir un artículo transitorio, para que el Consejo de Desarrollo Sustentable, figura que se crea en esta Ley, solicite en el plazo de un año al Ministerio de Agricultura y al Ministerio de Medio Ambiente la formulación de una propuesta  para  una institucionalidad en relación con la biodiversidad y los parques.

En la práctica, esto implica postergar la creación del servicio de conservación, protección de la biodiversidad y sistema de parques hasta el próximo gobierno. El no resolver la creación de un sistema para cuidar nuestro patrimonio debilita la posición de Chile ante los desafíos futuros, en especial para enfrentar el ingreso de Chile a la OCDE, además de todos los desafíos en relación al cambio climático.

En todo caso, este hecho no debiera causar tanta sorpresa si se revisa la actuación de este gobierno en diversos episodios en los que se ha puesto en peligro la protección de áreas naturales sensibles: la reciente aprobación de la hidroeléctrica en Alto Maipo, que vulnera un sitio declarado prioritario para la conservación de la Biodiversidad, un Santuario de la Naturaleza y una Reserva Nacional; la aprobación de la intervención del Parque Nacional Puyehue para la construcción de una minicentral hidroeléctrica; la intervención de la Reserva Nacional Río Cipreses; la intervención de la Reserva Nacional Las Vicuñas para exploraciones mineras, entre otros casos.

Continuar en esta senda, debilitando aún más la posibilidad de proteger áreas naturales de especial relevancia para el país, es un hecho grave, e implica  transitar en el sentido contrario al resto de la humanidad, en que la preocupación por el cambio climático impulsa cada día nuevas acciones destinadas a la protección y recuperación de la naturaleza.

*Flavia Liberona es Directora Ejecutiva, Fundación Terram.

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes