Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:18

Autor Imagen

El cono sur clama a Chile el corredor Las Leñas

por 14 mayo 2009

La desidia chilena es exasperante. De hecho, se contaba con María Teresa Infante, directora de límites, para el encuentro de Florianópolis, pero no asistió y nadie la reemplazó. Se espera que el nuevo foro de integración se realice en la región de O´Higgins, donde lo mínimo es esperar un...

Por Esteban Valenzuela*

 

En Florianópolis, sur de Brasil, patrocinado por la asamblea de la región de Santa Catarina, se realizó un nuevo foro de integración sudamericana. La invitación es un dardo explícito y un clamor a Chile y Argentina para que de una vez se inicie el proceso de construir un túnel de baja altura, decente, vial y ferroviario, que ponga al Cono Sur en los niveles de infraestructura para la competitividad del siglo XXI. Citamos textual: "En todos los inviernos, conductores que salen de Brasil en dirección a los puertos chilenos o en sentido contrario, se encuentran con innumerables problemas provocados con el impedimento de pasaje del túnel que une Argentina con Chile en la Cordillera de Los Andes, causada por la nieve. Durante varios días permanecen aislados en lugares inhóspitos, sin condiciones de habitación y de atención médica, situación que lleva muchas veces a secuelas y muertes".

Pero las autoridades siguen indolentes. El Ministro Bitar dijo en Rancagua que varias décadas más se retomará el proyecto de Las Leñas (Coya, Región de O'Higgins). La historia es simple: en 1998 Chile y Argentina hicieron estudios para hacer un túnel de baja altura en la zona central, concluyendo tras analizar 30 opciones que el túnel más bajo en altura (clave para la transitabilidad los 365 días del año) y más corto (costo-beneficio) era la opción de Las Leñas (2.000 metros de altura, trece kilómetros de largo). Frei y Menem acordaron mejorar los pasos tradicionales e iniciar los estudios geológicos y de ingeniería para materializar el túnel de la integración física real del Cono Sur, que acercara el Pacífico y el Atlántico, aumentando la competividad de todos los países. Es decir, ejecutar lo que ya hace décadas han realizado franceses e italianos perforando Los Alpes, ingleses con el túnel bajo el Canal de la mancha, o suecos y daneses con sus puentes que unen Escandinavia con el viejo continente. Para qué seguir con los ejemplos asiáticos que son muchos.

Sin embargo, manos negras y/o visiones tuertas, han impedido avanzar en los sucesivos gobiernos tanto en Chile como allende Los Andes. Mendoza, con pavores de pérdida de centralidad, no ha comprendido que el túnel es complementario al actual deficitario y decimonónico paso Libertadores, generando un nuevo polo de desarrollo en San Rafael, al sur de la misma provincia. Es más, con un túnel abierto todo el año y rápido, comercio y turismo se fortalecerían en sinergia multiplicadora a ambos lados de la cordillera. Luego, ha existido la extraña persistencia del empresario argentino Eurakian, y algunos socios chilenos, quienes hicieron perder cinco años prometiendo que la solución era reponer el tren transandino, y que de manera insólita -no obstante no presentar ninguna propuesta en los plazos dados por el MOP-, reciben la venia de proyecto de "interés público-privado" para hacer un túnel exclusivamente ferroviario, el cual no es solución integral y que las proyecciones de su costo comparado con Las Leñas son una incógnita o caja de Pandora.

Los mismos argentinos  han comenzado a alzar su voz con los activos líderes de la Corporación pro Las Leñas, autoridades locales y parlamentarios de otros países del Mercosur. En el reciente Foro de Integración en Villa Mercedes de Córdova, se pidió a ambos gobiernos, no obstante seguir las mejoras en los altos pasos fronterizos tradicionales, avanzar de una vez a la materialización del corredor bioceánico central por Las Leñas.

La desidia chilena es exasperante. De hecho, se contaba con María Teresa Infante, directora de límites, para el encuentro de Florianópolis, pero no asistió y nadie la reemplazó. Se espera que el nuevo foro de integración se realice en la región de O´Higgins, donde lo mínimo es esperar un pronunciamiento del gobierno chileno. El director de concesiones, y ex intendente, Ricardo Trincado, ha pedido antecedentes. Ojalá los baúles del MOP desempolven la utopía "concreta" de una integración digna, y de una vez hagan los estudios y una licitación internacional transparente para hacer el túnel y corredor del futuro.

 

 *Esteban Valenzuela es diputado Independiente por Rancagua.

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes