Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:32

Autor Imagen

Entre ideas y errores: ¿desbalance de las campañas presidenciales?

por 6 agosto 2009

Lo que se está observando durante las últimas semanas es hacia un claro desbalance entre agenda de campaña y argumentación de campaña. Han sido los ataques los que se han transformado en el centro de la actividad política, relegando la discusión de las ideas a un segundo o tercer plano.

Por Rodrigo Álvarez*

La esencia de una campaña presidencial es que cada candidato logre comunicar, proponer e influir con su programa en la decisión final del electorado. Este proceso se basa en lo que se William Riker define como el principio de dominación. Es decir, los candidatos buscan definir sus agendas de campaña sobre la base de discutir temas que refuercen sus fortalezas y señalen las debilidades del oponente. El objetivo es evitar aquellas cuestiones que entreguen a sus oponentes ventajas. Desde esta perspectiva, lo fundamental es proponer ideas al electorado y atacar al/los otros candidatos. Así, las propuestas deben ser percibidas como creíbles. En esencia, la relación entre proposición y ataque debe ser lo suficientemente equilibrada para que la descalificación, sobre el/los oponentes, no termine por alcanzar tal trascendencia que se imponga por sobre las propuestas de la agenda de campaña.

Al parecer, en estas elecciones tal equilibrio se ha perdido. No es apresurado, entonces, sostener que los candidatos hayan -hasta ahora- equivocado el camino. Si bien estos han y están proponiendo ideas (las que se resumen en sus decálogos), lo que se está observando durante las últimas semanas es hacia un claro desbalance entre agenda de campaña y argumentación de campaña. Han sido los ataques los que se han transformado en el centro de la actividad política, relegando la discusión de las ideas a un segundo o tercer plano. Efectivamente, se han transformado temas intrascendentes en fundamentales. Es, como lo sostuvo uno de ellos, un peligroso proceso de farandulización presidencial. 

  Así, entonces, es urgente que los candidatos (todos ellos) se concentren nuevamente en desarrollar sus capacidades políticas y organizacionales, de competencia sobre el control y la generación de sus agendas de gobierno e impongan una lógica de divergencia temática más que una de convergencia (la generación de ideas marca la diferencia entre el éxito y el fracaso). Como dio a entender Girardi: "Sólo la creación de ideas logra réditos políticos". No es equivoco sostener, entonces, que estas elecciones demandan la generación de una mayor elaboración y osadía de nuevas ideas para enfrentar problemas endémicos: desarrollo tecnológico, diversificación de la matriz energética, creación de ventajas competitivas, distribución del ingreso y crecimiento económico sostenible (entre otros). 

Ahora los candidatos deben trabajar sobre el desarrollo de capacidad políticas modernas;  aprender a leer cómo y cuándo modificar sus posturas como resultado de un cambio en el ambiente social, político y económico; saber cómo lograr una mayor y mejor interacción con los otros candidatos (menos conflicto entre ellos) y qué se debe enfatizar o ignorar de las campañas (de la propia y/o de las otras). Sin embargo, no hay dudas que los hechos del pasado son importantes, pero de seguir así esta campaña el objetivo básico de la próxima elección presidencial (las propuestas) desaparecerá.

Más allá del resultado de las próximas presidenciales lo importante es que los candidatos logren reencausar sus decisiones estratégicas y no estratégicas. Estás parecieran (en general) estar agotadas y sobre la base de una temática difusa, que no hace sino que eludir los temas de fondo que hoy verdaderamente preocupan al país. Así, dada la contienda cotidiana y confusión programática, ninguno de los presidenciables ha logrado imponer un tema-fuerza que marque la diferencia entre ellos, como en los procesos anteriores.

*Rodrigo Álvarez es analista político de Flacso.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes