Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:14

Autor Imagen

El agua: ¿mercancía o derecho humano?

por 19 agosto 2009

Conciente de los nuevos imperativos sociales y climáticos que enfrenta la humanidad, y ante la multiplicidad de conflictos y competencia por agua que se observan a lo largo de Chile, la Iglesia Católica abraza hoy el compromiso de propiciar una nueva cultura del agua.

Por Luis Infanti*

 "La Tierra es de Dios". Esta afirmación y convicción de fe atraviesa toda la Biblia. De allí se desprende que Dios es el creador, el dueño, el Señor de todo lo creado.  El ser humano es inquilino en esta tierra, no dueño. Dios da una finalidad de crecimiento a cada criatura, hacia la perfección, y confía al ser humano la responsabilidad (o sea, la ética) de cooperar para que así sea. En consecuencia, todo bien de la naturaleza es creado por Dios para todas las personas.

El ser humano, imbuido de amor y sabiduría, deberá vencer las ansias de superioridad, egoísmo, individualismo, para que nadie se adueñe de bienes que son para todos y no se margine a otros (personas, pueblos, culturas) hasta hacer peligrar su vida y sus derechos, y violar su dignidad.

La Tierra, el Agua y el Aire son elementos naturales que responden más esencialmente que ninguno a la vida de todo ser viviente, y de manera más especial a la vida de las personas.  Al respecto, el Papa  Juan Pablo II dijo: "Sobre toda propiedad privada, graba una hipoteca social" (México, enero de 1979).

Así las cosas, privatizar y, peor aún, mercantilizar estos bienes es inhumano, anti-ético e inmoral. Las decisiones de Estado deben responder fielmente a principios éticos, lo que significa que la participación ciudadana debería intervenir para exigir que los organismos correspondientes del Estado consideren y cuiden el cumplimiento de dichos principios.

Conciente de los nuevos imperativos sociales y climáticos que enfrenta la humanidad, y ante la multiplicidad de conflictos y competencia por agua que se observan a lo largo de Chile, la Iglesia Católica abraza hoy el compromiso de propiciar una nueva cultura del agua. Nos hemos sumado al compromiso de congregar a múltiples sectores de la sociedad civil organizada, para conocer la particularidad de las disputas por este recurso en el seminario internacional "Conflictos actuales y derecho humano al agua" (www.derechoalagua.cl), que se llevará a cabo los días 3 y 4 de septiembre en Santiago. Este será nuestro primer paso para comenzar a extender esta nueva cultura por todo el país, con la finalidad de que el acceso al agua sea un derecho humano reconocido en la Constitución Política y que la sociedad chilena recupere la gestión y suministro públicos de este recurso vital.

Si permaneciéramos en silencio y pasivos, seríamos cómplices de las injusticias asociadas al marco legal que hoy rige sobre el agua.

*Luis Infanti de la Mora, o.s.m es Obispo Vicario Apostólico de Aysén.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes