Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:12

Autor Imagen

Chomsky en Venezuela (y en inglés)

por 12 septiembre 2009

Por Javier Campos*

El 24 de agosto pasado Chávez invitó a Venezuela  a Noam Chomsky, lingüista, filósofo, autor, conferencista y conocido activista político norteamericano.  Como era invitado de Chávez tuvo acceso a todos los medios de comunicación del gobierno. También dio conferencias en varios centros que el gobierno de Chávez hizo llenar para escuchar a su profeta del antiimperialismo norteamericano. En las primeras filas había muchos altos mandos de su ejército para que también escucharan al gurú y retuvieran para siempre las palabras del  "profeta norteamericano".

Fue muy distinto al recibimiento que hace unos meses atrás le dieron a Mario Vargas Llosa. Lo retuvieron por dos horas en el aeropuerto pero  más a su hijo que le fue revisado todo su equipaje. Luego Chávez rehusó  dialogar con el narrador peruano ante un medio masivo del gobierno. Tembló ante la certeza de que no podría salirse de sus mecánicos slogans anticapitalistas y anti imperio yanqui. Al caudillo bolivariano le temblaba la mandíbula.

Chávez quería al fin invitar a su maestro. "Que nos eduque un yanqui bueno y nos afirme teóricamente cuan cierto es el socialismo bolivariano como única solución a la dominación imperialista en América Latina."  Entonces el académico norteamericano  llegó  a Venezuela a decirle a Chávez lo que quería escuchar: "El capitalismo continúa haciendo de las suyas a través de la publicidad y adoctrinamiento mediático, creando sujetos consumistas incapaces de tomar decisiones sociales."  Chávez  le responde: "siga produciendo esas ideas maravillosas que son nutrientes contra los que luchamos contra la hegemonía imperial y el modelo capitalista, que es una verdadera amenaza contra la especie humana. Socialismo o barbarie (...) hegemonía (imperial y capitalista) o supervivencia. Nosotros optamos por la supervivencia".

Chomsky  siguió enamorando a Chávez, criticando ante la presencia del caudillo: "La mentalidad imperial de los Estados Unidos exacerba las tensiones en los países latinoamericanos".  Luego continuó para deleite de su anfitrión, y lo dijo con todo desparpajo: "Lo emocionante es ver en Venezuela como se está construyendo ese otro mundo posible y ver a uno de los hombres que ha inspirado esta situación de cambio. Hablar de la paz es, de alguna manera, fácil lo difícil es crear un nuevo mundo, un mundo diferente". Chávez ya no cabía en sí de alegría cuando su maestro hizo un análisis de las bases norteamericanas que "estaban otra vez apareciendo en América Latina"  y le dio este  consejo a Chávez: "Unasur debe pronunciarse enérgicamente contra las bases militares en Colombia".  Pero en aquella reunión el mes pasado de Unasur en Argentina ningún país siguió el consejo del analista norteamericano por eso Chávez no pudo argumentar contra la elocuencia del presiente colombiano demostrándole al presidente venezolano  que EE.UU. no iba a instalar ninguna base militar en territorio colombiano.

Pero Chomsky todo lo que dijo en Venezuela lo dijo en inglés. Con traductor o traductora a su lado especialmente en la entrevista en la televisión estatal hecha en inglés por el brazo derecho de Chávez, la venezolana-norteamericana, Eva Golinger, donde le dice a Chomsky que ¡Colombia es un país de derecha y Venezuela de izquierda!  Y Chomsky ingenuamente se lo cree.  Todo este servicio de traducción  fue para que entendiera Chávez y los auditores que en su mayoría eran chavistas, y ministros, oficiales y generales de ejército que tenían incrustados en las orejas el aparatito que traducía.

Estaba claro que el especialista en América Latina, y admirador de la revolución socialista bolivariana, no entiende, no lee, ni habla la lengua en que miles de artículos se publican constantemente, semanalmente,  en ese idioma para analizar, discutir, discernir, apoyar, rechazar con fundamentos, igualmente teóricos,  la teoría de Chávez sobre "su revolución".

¿Y acaso el profesor Chomsky lee aquello  en la lengua original? Claro que no pues, en todas sus conferencias dadas en Venezuela y entrevista en la televisión estatal (¡algunas ni hubo traducción al español para el público presente!) jamás hubo ni una cita actualizada de algún "medio en español"  ni menos pudo rebatir a ningún ensayista latinoamericano porque... ¡jamás los ha leído!  Es como ser especialista y profesor en Shakespeare en una universidad de México, Chile, Uruguay, etc., pero jamás haberlo leído al dramaturgo, poeta inglés en la lengua original sino todo en traducción. Y menos haber leído la astronómica bibliografía también en inglés de aquel escritor.

Es impensable que un profesor de un país hispano, por ejemplo, dé una conferencia totalmente en español en un auditórium de una universidad norteamericana para toda aquella comunidad y aún más que les lance un sermón a todos allí sobre el imperialismo norteamericano. Y es un insulto todavía más grande  hablar de otra región, como especialista, sin saber la lengua que  millones hablan.  Informándose  de aquella región únicamente por documentos en traducción.

El activista norteamericano en nada se parece a muchos otros encandilados intelectuales, actores, directores de cine norteamericanos que ni leen ninguna palabra en castellano  (sólo una mal digerida información en traducción y muchas veces no actualizada) pero  que ven en Chávez, y también en Raúl y Fidel Castro, los que terminarán con el capitalismo y levantarán una sociedad más justa (lo piensan mientras vuelven en sus aviones privados a sus bellas casas en el monstruo capitalista que es EE.UU.).  Y  son  Michael Moore, Steven Soderbergh, el actor Benicio del Toro, Danny Glover,  Kevin Spacey, el cantante Sting, el actor y director Sean Penn, entre muchos más

A Chomsky no se le ha oído, luego de dejar Venezuela, incapaz de analizar los hechos que ocurren cada día allí, sobre la reciente Ley de Educación que le dará a Chávez el poder absoluto de adoctrinamiento ideológico a las nuevas generaciones.  ¿Qué puede decir Chomsky de los miles de estudiantes venezolanos protestando en las calles cada día cuando él a sus 50 años de entonces,  defendió en los años 70 en EE.UU. a esos otros que  protestaban en las calles por la guerra de Vietnam que un gobierno obligaba a ir al combate, jóvenes de la misma edad de los que salen a protestar ahora en las calles de Venezuela? ¿O para Chomsky, como lo piensa Chávez, los jóvenes venezolanos que protestan contra su gobierno son estudiantes ricos controlados por el imperialismo yanqui?

¿Y qué puede decir de las recientes 29 radios eliminadas de Venezuela como el continuo atentado a la libertad de expresión?  ¿Dónde está ese Chomsky que protestó a los 22 años contra el Macartismo en EE.UU. que llevó a la  cárcel a jóvenes, intelectuales, artistas, cineastas, gente común por el sólo hecho de opinar distinto?  Y allí va el filósofo norteamericano sin siquiera entender una palabra de español pero dando lecciones a América Latina en la misma lengua de la que Chávez tampoco sabe una palabra. Algo no funciona bien en el viaje del académico de izquierda norteamericano que va a explicar cómo debe funcionar América Latina y a confirmar un proyecto.

Pero tampoco el profesor Chomsky se enteró  que casi por todo el orbe el 4 de septiembre, cientos de miles organizaron el repudio a nivel global de  "No más Chávez¨. Se llenaron calles en varias partes del mundo. Sin duda el profesor Chomsky leía en inglés un viejo análisis sobre el socialismo del siglo XXI de su querido Hugo Chávez. O leía en inglés una noticia sobre Venezuela  en el New York Times.

Señor Chomsky, respeto lo que ud. ha dicho, escrito  y criticado sobre EE.UU., pero sobre América Latina, en este caso Venezuela y también Cuba,  ud. no sabe de lo que está hablando. Es que ud. es incapaz de ver que detrás de ese anfitrión hay un desastroso futuro para todo el pueblo venezolano. Los que  junto a sus otros gurús  ideológicos de Chávez, los hermanos Castro que ud. también admira, desean que el continente gire hacia "la nueva utopía socialista bolivariana del siglo XXI" que no es otra cosa que volver a poner una ruinosa  y resquebrajada  Muralla de Berlín en América Latina.

 Nota: Ver entrevista hecha en inglés a Chomsky por Eva Golinger,

 http://elrincondeanahi.blogspot.com/2009/08/chomsky-en-venezuela-2.html

Nota: Ver Cumbre de Unasur en Argentina

http://www.eltiempo.com/especialesmultimedia/unasurbariloche/index.html

 

*Javier Campos es escritor y columnista.

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes