Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:44

Opinión

Autor Imagen

Memo a Eduardo Frei: Ocho claves para derrotar a Piñera

por 18 diciembre 2009

Memo a Eduardo Frei: Ocho claves para derrotar a Piñera
El comando de Frei debe identificar la verdadera debilidad de Piñera, que nace de la excelente campaña que ha realizado. Piñera ha desarrollado un mensaje claro y coherente, interpretando las aspiraciones y necesidades del electorado de clase media. Sin embargo, su programa y estrategia no nacen de los principios de la Alianza, ni de su trayectoria política sino de focus groups y encuestas. Esta es su principal debilidad y uno de los puntos que Frei debe asimilar. Los detallamos a continuación.

La estrategia de Frei para la segunda vuelta se está definiendo en estos días. Gutenberg Martínez y otras voces insisten en la polarización del electorado en torno a la falsa dicotomía Estado versus mercado, y en la crítica a Piñera por su carácter de empresario.

Un estudio de Expansiva muestra que los electores que decidirán la elección el 17 de enero son los votantes de clase media aspiracional que en primera vuelta votaron por MEO. Los datos muestran que este grupo social se identifica más con la Concertación y que a principios de año estaban dispuestos a votar por Frei. Pero que modificaron su intención de voto debido, en parte, al énfasis de su campaña en más Estado y su crítica continua al mercado y al empresariado. De continuar con esta estrategia, la Concertación entregará voluntariamente a Piñera el 7% de votos que este necesita para triunfar.

1. La Concertación debe reconocer su propia historia, y defender con orgullo la exitosa obra de sus gobiernos. Fue ella la que consolidó la economía de mercado en Chile y la que posibilitó el desarrollo de la creciente clase media nacional.

Un estudio de Expansiva muestra que los electores que decidirán la elección el 17 de enero son los votantes de clase media aspiracional que en primera vuelta votaron por MEO.

2. El comando de Frei debe identificar la verdadera debilidad de Piñera, la que nace precisamente de la excelente campaña que ha realizado. Piñera ha desarrollado un mensaje claro y coherente, que interpreta las aspiraciones y necesidades del electorado de clase media aspiracional. Su estrategia se basa en tres ejes: crecimiento económico, protección social, y valores liberales e inclusión. Sin embargo, aparte del énfasis tradicional de la derecha en crecimiento económico, su programa y estrategia comunicacional no nacen de los principios de los partidos que componen la Alianza, ni de su trayectoria política desde 1990, sino de focus groups y encuestas.

3. En buen chileno, la derecha se ha dado vuelta la chaqueta. Afortunadamente para la Concertación, pareciera que el electorado lo percibe. La votación de Piñera en primera vuelta indica que su mensaje no ha logrado convencer al electorado mas allá de la base histórica de la Alianza: Piñera obtuvo menos votos que Lavín en 1999 y que Lavín y Piñera en 2005.

Por dos años la derecha defendió la tesis de Allamand del desalojo, hoy convenientemente ignorada.

4. El cambio de discurso del último año es evidente. Solo a inicios del 2009 el gobierno de Bachelet y de su énfasis en protección social que hoy tanto se elogia, era denostado como un fracaso. Por dos años la derecha defendió con fuerza la tesis de Allamand del desalojo —hoy convenientemente ignorada. Argumentando que la intervención del Estado y regulaciones disminuyen el crecimiento, se ha opuesto sistemáticamente a la creación de las políticas que hoy conforman la red de protección social que ha construido la Concertación desde 1990.

5. El spot de la franja que presenta a Piñera junto a una pareja gay, intenta hacernos creer que su gobierno defenderá a las minorías y los derechos sexuales de las personas. Sin embargo, sabemos que desde 1990, tanto la UDI como Renovación Nacional se han opuesto a la ampliación de derechos básicos como el divorcio, el acceso a la píldora del día después y la educación sexual en los colegios.

6. A diferencia de la Alianza, la trayectoria de la Concertación demuestra un compromiso genuino con el crecimiento económico, la protección social y el respeto por los derechos de las personas, y a la vez la capacidad para llevarlas a cabo. La Concertación es la que han conducido al país en su periodo de mayor expansión económica, reducción de pobreza, incremento en las condiciones de vida de la población, creación de oportunidades para los sectores medios, y la consolidación de la democracia y una economía de mercado con fuerte carácter social. Los gobiernos de la Concertación han luchado exitosamente para ampliar las libertades individuales y los derechos de las minorías. El gobierno de Frei fue clave para consolidar los logros de Aylwin, modernizar el Estado y posibilitar la profundización de políticas sociales por los gobiernos de Lagos y Bachelet.

Frei debe modificar su mensaje desde la dicotomía falsa de Estado v/s mercado a uno que enfatice los logros de la Concertación y demostrar que es la más capacitada para generar un futuro.

7. La Concertación generó las condiciones para el desarrollo de los sectores medios aspiracionales, y encarna sus aspiraciones de acceso a mayores oportunidades. Las encuestas indican que estos grupos consideran positivamente su situación actual, que son optimistas frente al futuro, y que valoran el proceso de desarrollo que experimenta Chile actualmente.

8. Para captar los sectores aspiracionales que votaron por MEO en primera vuelta, Frei debe modificar su mensaje desde la dicotomía falsa de Estado versus mercado a uno que enfatice los logros de la Concertación, que defienda con orgullo su gobierno, y demostrar que la Concertación es la más capacitada para generar un futuro con crecimiento y protección social.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes