Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:12

Autor Imagen

Esta elección no la gana nadie. La pierde el más malo

por 9 enero 2010

El colmo de la “chateza” lo constituye un “cuasitongo” de controversia entre Tironi y Navia. Los dos analistas -que no le apuntaron a sus “pingos”- ahora tratan de recuperar protagonismo con un debate ridículo que, mirándolo bien, se trata de cuál es más Piñerista.

Esta es la última entrega antes de las elecciones. En estos casos, es común que un análisis político intente ser majestuoso, lapidario, asertivo y predictivo. La verdad es que no es fácil lograrlo porque no queda más que dar cuenta de la profunda “chateza operativa” de los protagonistas.

Los presidentes de la DC y el PS, Latorre y Escalona, optaron por la política de que “al que no le gusta el caldo se le dan dos tazas”. Como había dudas acerca del aporte que podían dar los partidos al candidato Frei y la línea comunicacional del candidato era colocarlos en segundo plano, deciden sacar una campaña con firma de sus respectivos partidos para apoyar a Frei. ¡No me ayude compadre! ¡Gran gallito, pero de total chateza!

Los comandos se han dedicado a fichar figuras. Seguramente hay más probabilidad de que la gente sepa más a quien está fichando el Colo, la Cato y la U  antes que los presidenciables. Con el agravante que mientras más “traidor” es el fichado parece mejor. Tampoco parece que cambia nada a estas alturas  porque suena más a venderse al mejor postor (porque diferente es alguien que cambia al comenzar una campaña).

El colmo de la “chateza” lo constituye un “cuasitongo” de controversia entre Tironi  y Navia. Los dos analistas -que no le apuntaron a sus “pingos”- ahora tratan de recuperar protagonismo con un debate ridículo que, mirándolo bien, se trata de cuál es más Piñerista.

Por ejemplo, nadie  duda de la honestidad del “Pollo” Véliz (pro PC en su época gloriosa del 73; PPD después; ME-O en la primera vuelta y ahora con Piñera) pero no gana a nadie su actitud de apoyar a Piñera porque a la gente no le gusta tanta voltereta en la vida (¿cuánto está cobrando? dicen en la calle). Pero tampoco Camiroaga cambiará los resultados. Esta última hora de freismo no suena tampoco a convencimiento ideológico (¿que será? preguntan en la calle).

El colmo de la “chateza” lo constituye un “cuasitongo” de controversia entre Tironi  y Navia. Los dos analistas -que no le apuntaron a sus “pingos”- ahora tratan de recuperar protagonismo con un debate ridículo que, mirándolo bien, se trata de cual es más Piñerista.

Navia le dice a Sebastián (por cierto, así se trata a los amigos) que votaría por él si: 1. Que no haya pinochetistas en el gobierno. 2. Que el gabinete no sea una especie de “club de Cachagua”, sino que evidencie la diversidad del país  y 3. Que Piñera separe la política y los negocios. Bien Navia. Entonces, ¿Cuando dirá que votará por Frei? ¿Alguien en Chile cree que Piñera podrá cumplir eso?  Solo el club de los ingenuos –palabra que yo normalmente reservo para personas de menos de 6 años- podrá votar por Piñera si cree en las condiciones de Navia.

Por su parte el sociólogo Tironi que actúa tradicionalmente como lobbista de numerosas empresas, en su último esfuerzo dice que Piñera es efectivamente una novedad. ¡Que votó por el NO! (Más allá de eso, también está por el gran perdonazo a los violadores de derechos humanos). Que considera el rol del Estado… en fin, da lo mismo. Tironi es y seguirá siendo un empresario… de las comunicaciones.

Lo concreto es que aquellos que creían que bastaba con resolver la situación -una vez más cupularmente- mediante una eventual declaración de Marco Enríquez a favor de Frei se equivocan porque no entienden lo que está pasando. El 20% de apoyo a ME-O es porque estaba larvaria una gran decepción que Marco solamente potenció en su favor. En la torpe lógica del “acarreo”, el caudillismo y el elitismo, propia de los dirigentes partidarios concertacionistas actuales resulta inaudito que un dirigente no traspase sus votos pese a que eso no pasó, justamente, entre los diputados y senadores de la Concertación y Frei.

La elección la definen justamente los que creen que Piñera y Frei dan lo mismo y por eso votaron por Marco. No es tarea del meoismo explicar que ellos son diferentes y que no voten nulo o blanco. ¿Usted que cree?

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes