Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:41

Opinión

Autor Imagen

El Mercurio no miente

por 11 enero 2010

El Mercurio no miente
El ejercicio arroja a Frei con un 50,1% y Piñera con un 49,9%, o sea literalmente un empate. Como sé que son resultados polémicos, publicaré en el día de hoy en mi blog la memoria de cálculo. Los números no mienten y esta vez, El Mercurio tampoco. El gráfico muestra la proyección tomando como base la encuesta publicada el sábado en el periódico.

El día sábado se publicó una de las últimas encuestas antes de la histórica segunda vuelta del domingo que viene. El Mercurio, que hace tiempo atrás trabaja junto a la empresa Opina S.A. viene realizando encuestas concentradas en el Gran Santiago, Gran Valparaíso y Gran Concepción.

Los resultados que dan a Piñera con 46,1% versus un 41% de Frei fueron ampliamente difundidos, y no llamaron mayormente la atención: esta carrera parece ganada por Piñera, la segunda vuelta resulta un mero trámite y mientras en el comando de Piñera se reparten los cargos, la Concertación parece sumida en un temprano ejercicio de busca de culpables por la derrota.

Pueden disminuir más los nulos después de la adhesión del Senador Ominami a Frei, la popularidad que han alcanzado las tres figuras del recambio (Tohá, Lagos Weber y Orrego) que han encabezado el comando de segunda vuelta y el incidente del mail de Patricio Navia, donde su apoyo fue como la manzana de Blancanieves.

Hay un detalle en dicha encuesta que llama la atención y que me hizo interrumpir de manera abrupta actividades en las que estaba inmerso el día sábado: El Mercurio declara que si se tomaran el 12,9% que declara votar nulo, blanco o indeciso como tales en la elección, en estas tres grandes ciudades Piñera ganaría por un 52,9% en relación a un 47,1% de Frei. En realidad este ejercicio tiene muchas dificultades, la principal es que en el grupo llamado “nulos/blancos” hay votantes que van a marcar una de las preferencias, pero que no tienen decidido su voto.

Más adelante el redactor de la nota indica textualmente “La cifra definitiva de nulos y blancos en la elección debería ser más baja, ya que en las dos segundas vueltas anteriores (2000 y 2006) esas opciones no han superado el 3% del total de votos. Sin embargo, esto no contempla a quienes estando inscritos se abstengan de votar.” Y algo que no dice: Piñera se ha mantenido estático pues los porcentajes mencionados sólo tienen diferencia de margen de error con el resultado en primera vuelta.

Esa expresión es tan curiosa que merece un análisis más profundo. Para ello se pueden tomar los resultados electorales de la primera vuelta del Gran Valparaíso, asimilados a las comunas de Valparaíso y Viña, el Gran Concepción, expresado por los distritos 43 y 44 (Concepción y Talcahuano) y del Gran Santiago, determinado como la votación de la Región Metropolitana menos la votación del distrito 31 (Talagante y Melipilla).

Este ejercicio arroja el siguiente cuadro:

grafico-nota-correa

(Fuente : elecciones.gov.cl y elaboración propia)

Como se puede ver Frei tiene una diferencia  sustancial en la votación entre las grandes urbes y el resto del país. La explicación es muy sencilla: en Santiago, Concepción y Valparaíso es donde residen la mayoría de los adictos al cambio, que en primera vuelta optaron por ME-O y por Arrate. Suena razonable pensar que en el resto del país se mantendrá esta diferencia en la votación de Frei como fue en la primera vuelta y como han dicho todas las encuestas que se han realizado, incluyendo la CEP.

Entonces podría caber una crítica al Mercurio. ¿Por qué si hay una diferencia sustancial en la votación de las tres grandes ciudades y el resto del país presenta un titular que indique una ventaja clara de Piñera? ¿Por qué no realiza la encuesta en el resto del país?

El domingo, previendo estas críticas, El Mercurio comparó la votación de la primera vuelta con la predicción de su encuesta, dejando en claro que anduvieron bastante cerca en las tres ciudades. Como creo que los resultados electorales son el mejor validador de cualquier encuesta, creo también que su metodología es correcta, pero acotada solamente a tres ciudades.

Pero suponiendo que los resultados se dieran exactamente en estas tres ciudades como fue predecido y que la diferencia de la votación de Frei entre las grandes urbes y el resto del país fuera la misma que se dio en primera vuelta, se podría hacer el ejercicio de cómo llegan los contrincantes a segunda vuelta. El ejercicio arroja a Frei con un 50,1% y Piñera con un 49,9%, o sea literalmente un empate. Como sé que son resultados polémicos, publicaré en el día de hoy en mi blog la memoria de cálculo. Los números no mienten y esta vez, El Mercurio tampoco. El gráfico muestra la proyección tomando como base la encuesta.

grafico1-nota-correa

Con eso cobra sentido la extraña frase del artículo respecto a la evolución a favor de Frei de los votos nulos. Ergo, nos enfrentamos a una elección extremadamente competitiva. Los resultados son asombrosos, considerando que la primera semana de la segunda vuelta de Frei fueron muy complejos, pues la polémica por la salida de los presidentes de los partidos y la tardía construcción de puentes hacia los votantes de ME-O y Arrate, parecían poner las cosas cuesta arriba.

Más aún pueden disminuir más los nulos después de la adhesión del Senador Ominami a Frei, la popularidad que han alcanzado las tres figuras del recambio (Tohá, Lagos Weber y Orrego) que han encabezado el comando de segunda vuelta y el incidente del mail de Patricio Navia, donde su apoyo fue como la manzana de Blancanieves, pues el comando de Piñera la mordió del lado envenenado: la polémica acerca de la vinculación con Pinochet de prominentes figuras de su entorno.

Ha sido largamente analizado el efecto que tendrá en la Concertación la derrota, pero no en la derecha, donde nuevamente se les quemaría el pan en la puerta del horno.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes