Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 15:18

Becas Chile y sus criterios de selección

por Andrés Román. 12 enero 2010

Señor Director:

Mi nombre es Andrés Román y tengo 28 años. Soy médico, titulado con distinción de la Universidad de Santiago y egresado del Instituto Nacional José Miguel Carrera.

A fines de 2008 culminé exitosamente un Master of Science en Política Internacional de Salud, con concentración en Economía de la Salud, en la prestigiosa London School of Economics and Political Science (LSE) que financié con un credito CORFO que aún estoy pagando.

Dado mi alto rendimiento en dicho postgrado fui contratado como investigador en el centro de estudios PSSRU (Personal Social Services Research Unit) de la LSE y en el Centro de investigación “LSE-HEALTH and Social Care”, donde he efectuado diversos estudios y publicaciones relacionados con las dos áreas que han sido el foco de mi trabajo, del cual cabe destacar el estudio “Private Health Insurance and Medical Savings Accounts: Lessons from International Experience”, que será publicado prontamente en la Cambridge University Press.

A parte de este trabajo académico, durante mi estadía en el Reino Unido me desempeñé como analista en Tecnologías de Salud para el National Institute for Health and Clinical Excelence, del National Heath Service Britanico (NICE-NHS) y como consultor internacional en modelamiento económico en programas de salud para el Condado de Kent y el proyecto Health England. He realizado diversos cursos de especialización en modelamiento estadístico en Imperial College, Londres en el área de estadísticas Bayesianas y redes neuronales, hablo ingles fluidamente obteniendo 109 puntos en mi examen de Ingles TOEFL sobre un total de 120.

Con fecha de 20/01/2009 fui aceptado incondicionalmente, en el programa de investigación “Master of Philosophy” en Ciencias Médicas, mención Psiquiatría en la Universidad de Cambridge, Universidad británica que, de acuerdo al Times Ranking 2009 ranking, califica como la segunda mejor universidad del mundo. El programa que estoy cursando es uno de los mas competitivos en su área a nivel mundial, con investigación médica de punta y reconocido como uno de los tres mejores centro de estudios en psiquiatría a nivel global. Mi proyecto de investigación consiste en el análisis con RMN de la anatomía estructural en pacientes con riesgo genético y clínico de psicosis, en un estudio de cohorte financiado por el gobierno de Finlandia, el cual intentará efectuar con la técnica de Voxel Based Morphometry un análisis que explore los mecanismos estructurales en la génesis de psicosis.

Estas son mis cualificaciones profesionales. Como soy producto de un colegio municipalizado y mis recursos se agotaron en el proceso de financiar privadamente mi maestría en LSE a través de un crédito CORFO; a fin de poder continuar mis estudios hacia el doctorado decidí, tras ilusionarme con los anuncios presidenciales en los cuales se decía premiar la excelencia privilegiando la igualdad de oportunidades, postular a Becas Chile. Desafortunadamente de acuerdo al proceso ya concluido por CONICYT he constatado que ni mis antecedentes académicos, ni las recomendaciones de destacados académicos británicos con los cuales he trabajado y soy coautor de diversos estudios, ni mi manejo impecable del idioma inglés, ni los otros méritos académicos y profesionales anteriormente citados, fueron suficientes para obtener dicho financiamiento público a mis estudios.

Sin embargo, me llamó la atención en su momento que uno de los items evaluados hayan sido las intenciones y deseos de los postulantes para estudiar en determinadas casas de estudios bien rankeadas a nivel mundial y no la aceptación por parte de éstas.

En mi experiencia la aceptación es mucho mas difícil de obtener que el financiamiento para estudios de postgrado, por lo que resulta muy interesante el criterio utilizado por Becas Chile. Otro punto importante y que fue discutido en profundidad aquí, como en otros medios de comunicación, fue la escala que se usó y la proveniencia de los dineros para pagar por las becas. Es decir la arbitraria decision de subir o bajar el punto de corte que otorga el beneficio de las becas y el aumento del presupuesto que llevaron a aumentar (arbitrariamente también) el número de becas. Las causas esgrimidas por parte de los diferentes organismos y personas que fueron parte del comité organizador nunca quedaron del todo claras, lo mismo que las causas que llevaron a la renuncia de diversos directores de Becas Chile.

Me llama la atención que, fuera de una muy extensa investigación publicada en este diario, el asunto se haya cerrado por parte de Becas Chile con el aumento de becas y el fin de la discusión en los medios.

Es por esto que, independientemente de la amargura que me produce saber que aún cuando rankeo casi al tope de la casi totalidad de las variables que CONICYT dice definir como relevantes, esto no fue suficiente para obtener una beca y no podré continuar mis estudios hacia el doctorado por falta de dinero.

Creo que los postulantes a las becas y el país en general esperamos no equivocarnos a este respecto. La consistencia e integridad de las promesas de la Presidenta Bachelet sobre igualdad de oportunidades es lo que está en juego. A menos, claro, que finalmente estemos todos profundamente equivocados y que en definitiva haya mucho más en juego.

No dejemos que las elecciones acaben con la necesaria discusión en torno a este punto. Por el bien y futuro de Chile.

Atte,

Dr. Andrés Roman
044 07775614709
Cambridge
Reino Unido

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes