Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:34

Autor Imagen

Voto: derecho o deber, el resto es música…

por 12 enero 2010

No podemos vivir en una democracia donde no podamos ejercer nuestro derecho a voto. Mientras los impuestos son el costo de vivir en sociedad, el voto es el beneficio.

Supongamos por un momento que existiera una relación negativa entre ciertos derechos fundamentales, tales como la libertad de expresión o la libertad de movimiento y la desigualdad o los índices de pobreza de un país. Supongamos que existiera evidencia empírica incontrastable que nos llevara a decir que esta relación es de causalidad entre ambas cosas. ¿Estaríamos dispuestos a renunciar a estos derechos para generar más igualdad?

La pregunta se repite hoy en la discusión sobre el voto voluntario. Hemos tenido conocimiento de un estudio que habría descubierto una relación similar entre aquellos países que cuentan con un sistema de voto voluntario y sus índices de redistribución. Es decir –vaya descubrimiento– que los gobiernos tienden a enfocar más sus políticas sociales en aquellas personas que votan por sobre aquellas que no votan. Si le preguntamos al director del Injuv acerca de la validez de esta afirmación, probablemente le encuentre razón.

No podemos vivir en una democracia donde no podamos ejercer nuestro derecho a voto. Mientras los impuestos son el costo de vivir en sociedad, el voto es el beneficio.

Hoy en Chile, las política orientadas a la juventud tienen un mínimo impacto y probablemente el hecho de la baja inscripción en los registros electorales tiene mucho que ver con el tema. Es decir, si hacemos un análisis simplista, podemos concluir que la única manera de asegurar que el Estado redistribuya de manera equitativa su gasto social, debiésemos implementar un sistema de inscripción automática y voto obligatorio. En otras palabras, vendamos el sofá de don Otto. Si tenemos un problema de redistribución, si consideramos que es una práctica negativa que el Estado focalice su gasto sólo en los que votan, entonces ataquemos de raíz el problema generando mecanismos de control y de revisión del gasto, en vez de afectar un derecho.

En definitiva, la única discusión importante sobre el voto es determinar si creemos que es un derecho o un deber. Si concordamos que es un derecho, entonces debemos trabajar porque todos y cada uno de los chilenos y chilenas se encuentre en igualdad de oportunidades para ejercerlo. Si esto trae consecuencias negativas en otras áreas de la sociedad, entonces ataquemos las consecuencias, no cooptemos el ejercicio de derechos.

En mi caso, estoy convencido que el voto es un derecho, exigible y voluntario. La democracia es una forma de organización que se basa en la libertad de opción de las personas, que pueden elegir a sus representantes y tomar decisiones a través de procesos plebiscitarios u otros. Es decir se basa en que hay una sociedad madura, de personas libres y responsables, adultas, que toman decisiones respecto a si quieren o no participar de un proceso eleccionario y qué postura toman dentro del proceso.

Creo, además, que la comparación del voto con los impuestos tiene elementos de falacia, pues plantea un falso dilema. En primer lugar, el voto es algo esencial de la democracia, un elemento que la define y que está en el centro del sistema. Por otra parte, los impuestos son una consecuencia insoslayable de vivir en sociedad, que no tiene nada que ver con el tipo de gobierno. Impuestos han existido en monarquías y dictaduras, pero derecho a voto no. Si pudiésemos, estaríamos encantados de vivir en una democracia que no nos imponga la obligación de financiarla, pero no podemos vivir en una democracia donde no podamos ejercer nuestro derecho a voto. Mientras los impuestos son el costo de vivir en sociedad, el voto es el beneficio.

Si queremos discutir acerca del voto, entonces analicemos nuestra postura acerca de si es un derecho o no. Cualquier otro antecedente pasa a segundo plano.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes