Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:45

Autor Imagen

El modelo de construcción de vivienda de altura en Chile

por 3 marzo 2010

La necesidad de construir a baja altura y densidad media se constituye hoy en una necesidad vital para reconstruir nuestras ciudades, hacerlas más humanas, nobles con el desarrollo de la vida del ser humano.

En la historia de las  ciudades  chilenas y en su  diseño, construcción y   urbanismo, las grandes tragedias  han gestado las pequeñas  conquistas en materia de salubridad, seguridad constructiva. Las primeras leyes en materia urbanística y de construcción surgieron después  de grandes pestes y movimientos sociales que remecieron las ciudades. Tuvimos que esperar el terremoto de Chillán para que se formalizara la  Ley de Urbanismo  que rige nuestro territorio. Es de esperar que esta gran tragedia produzca los cambios necesarios para resguardar la vida humana.

Hace años que connotados especialistas no solo del país sino también del extranjero vienen dando a conocer la existencia de modelos obsoletos de diseños arquitectónicos tanto en los edificios  como en el diseño urbanístico. Los edificios  en altura sobre los seis pisos han demostrado frente a catástrofes  serias deficiencias en el traslado de personas, abastecimiento de agua, electricidad y gas.

La necesidad de construir a baja altura y densidad media se constituye hoy en una necesidad vital para reconstruir nuestras ciudades, hacerlas más humanas, nobles con el desarrollo de la vida del ser humano.

A su vez la experiencia  síquica, de vivir un movimiento sísmico en su interior  ha gestado en las personas traumas síquicos difíciles de olvidar. Por otro lado, estos edificios de grandes alturas van gestando a su alrededor  en el  barrio graves externalidades negativas, ya sea en asoleamiento, vistas, privacidad de los predios. Fiel ejemplo  de esta situación, es el  conflicto vecinal en la  comuna de Ñuñoa, el plebiscito en la comuna de Vitacura, en la comuna de La Reina, etc. ¿Cuántos conflictos más deberá la ciudadanía soportar para cambiar la mentalidad  de los técnicos e inmobiliarios?

El laissez faire urbano  con normativas permisivas  con escaso control de la ciudadanía, como el permitir construcciones cercanas a las playas, la instalación de poblaciones en áreas  de inundación, en terrenos de remoción en masa, está hoy día siendo el responsable de tantas muertes. Es decir nuestra historia  ciudadana  se sigue escribiendo con la  sangre y muerte de chilenos que confiaron en sus autoridades, en los constructores de edificios, en la modernidad inmobiliaria.

La necesidad de construir a baja altura y densidad media se constituye hoy en una necesidad vital para reconstruir nuestras ciudades, hacerlas más humanas, nobles con el desarrollo de la vida del ser humano. Las  áreas verdes surgen  no solo como un lugar de esparcimiento y recreación del espíritu   sino también como un lugar de albergue frente a los desastres naturales. ¿Cuántas personas no durmieron en su auto cerca de una plaza para resguardase de un muro? La vida nos está demandando nuevos cambios en la vida de nuestras ciudades. Es vital acoger ahora el silencio de los muertos.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes