Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:26

Autor Imagen

Reforma tributaria… ¿caridad o solidaridad?

por 7 mayo 2010

¿Es solidario un país que reúne 45 mil millones y cambia su estructura tributaria por solo dos años para ir en beneficio de los damnificados pero no es capaz de hacer una reforma permanente a la injusta distribución que tiene?

En una construcción, una estructura solidaria es toda clase de viga, soporte o pilar que al sufrir algún cambio compromete también modificaciones en aquellas estructuras que se encuentran acopladas, o viceversa. Es decir, es una estructura interdependiente a otras, cuyo destino depende y se encuentra unido inevitablemente al destino de las demás. Esto no solo en el caso de sufrir alguna transformación, sino que también implica que el peso y el soporte de la construcción en su totalidad se comparte permanentemente.

Es interesante comprender esta visión del área de la construcción para entender bien los tiempos que estamos viviendo y las decisiones que estamos tomando como país. Y es que cuando hacemos esta reflexión y la contrastamos con la actualidad vemos hay una tensión: o asociamos la solidaridad meramente a la caridad y la beneficencia, o vemos que va más allá, y refiere antes que nada a la justicia necesaria para convivir humanamente.

Siguiendo con el ejemplo  de la estructura solidaria en una construcción, entendemos entonces que un país que se aprecia de solidario, es un país en que el destino de todos sus miembros es compartido, donde todos somos interdependientes. No solo las desgracias se comparten, los logros también. Una sociedad que se conciba como solidaria es aquella que en sus leyes, instituciones, formación y políticas públicas representa fielmente la idea de que la vida y el bienestar de un chileno o chilena, no puede encontrarse disociado de la vida y el bienestar del resto.

¿Es solidario un país que reúne 45 mil millones y cambia su estructura tributaria por solo dos años para ir en beneficio de los damnificados pero no es capaz de hacer una reforma permanente a la injusta distribución que tiene?

Esto puede sonar perfecto en el papel pero lo complicado es cuando entramos al área chica. El terremoto y sus consecuencias nos otorgan un escenario oportuno para discutir si Chile es un país solidario.

¿Es solidaria una empresa que dona 500 millones voluntariamente pero se subdivide en 20 marcas distintas para no pagar los impuestos que le corresponden?

¿Es solidario un país que reúne 45 mil millones y cambia su estructura tributaria por solo dos años para ir en beneficio de los damnificados pero no es capaz de hacer una reforma permanente a la injusta distribución que tiene?

La solidaridad es hija de la justicia y hermana lejana de la caridad. Refiere a la integración que tenemos entre nosotros y se sustenta en una concepción del país como una gran comunidad que no le es ajeno lo que le sucede al de al lado. La solidaridad no apunta a dar las monedas que sobran ni lo que mi benevolencia me aconseja, eso es beneficencia o caridad.

La solidaridad va más allá, se orienta a la idea de que el destino de quien es miembro de mi comunidad no puede serme indiferente, no en mi conciencia, sino en mis condiciones reales, en mi sueldo, en mi casa, en mi proyección profesional, en mi cotidianidad.

Por eso es tan crucial la discusión sobre la reforma tributaria que ha planteado el gobierno, porque nos permite ver qué tan interdependientes queremos ser los chilenos y, por lo tanto, qué tan solidarios estamos dispuestos a ser.

Si la actual reforma tributaria tiene el carácter de transitoria como la propone el gobierno, la podremos llamar con certeza la “Reforma de la Caridad”. Si la actual reforma se modifica y pasa a tener un carácter de permanente, entonces podrá tener justamente el apelativo de “Reforma Solidaria”.

No nos confundamos, la solidaridad no se deposita en una alcancía, ni en un cajero automático. Para ver qué tan solidario es un país tenemos que ver su integración social, su igualdad y sus mecanismos de distribución del bienestar, y en estos tres temas estamos al debe como nación.

Hoy tenemos la posibilidad de discutir uno de ellos, y como bien sabemos, si la solidaridad es transitoria, entonces no es solidaridad.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes