Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Autor Imagen

La cruzada de Alberto Montt

por 8 julio 2010

Una singular estrategia está utilizando Alberto Montt para promocionar su último libro, En dosis diarias 2. Editado y distribuido en Chile por Ediciones B, Montt quiere que su libro esté rápidamente en las librerías de aquellos países donde la transnacional española también tiene filial. Una aspiración legítima, pero un objetivo difícil y frente al cual se han rendido muchísimas promesas literarias locales.

Pero Montt no. Sabe cómo y a quién debe convencer e invita a sus seguidores a ejercer presión:

Si vives en México, Venezuela o Colombia (son los países que tienen sucursales de la editorial) puedes escribir un mail a los gerentes de tu país pidiéndolo. A ver si de una vez por todas logramos llevar las Dosis a todos lados.

Y a renglón seguido entrega los nombres y las direcciones electrónicas de los gerentes de las filiales de México, Colombia y Venezuela. Uno se pregunta si el empeño tiene la complicidad de la filial chilena y con qué ojos será visto el asedio por los directivos aludidos.

Vale consignar la anécdota: es una seña más de las dificultades que tienen nuestras industrias editoriales para hacer circular los libros dentro del Continente. A pesar de la calidad del trabajo de Alberto Montt –que por cierto merece presencia y promoción en otros países, donde tiene tantos o más seguidores que en Chile– su distribución no está asegurada por una editorial que cuenta con una plataforma multinacional para hacerlo. Tanto más difícil la tienen los editores chilenos para llegar, por ejemplo, a México, y los mexicanos para llegar a Chile.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes