Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:56

Opinión

Autor Imagen

Conflicto de interés: ahora Fonasa

por 29 julio 2010

Conflicto de interés: ahora Fonasa
Algunos analistas estiman que el Director del Fonasa podría tener un conflicto de interés porque las Compañías Aseguradoras privadas de las cuales fue Presidente durante nueve años compiten, de una parte, con las Isapres que recaudan el 30% de sus ingresos con seguros complementarios privados los cuales podrían ser captados por las Aseguradoras. De hecho, las Isapres se sintieron amenazadas y cambiaron rápidamente al Presidente de la Asociación de Isapres, Eduardo Aninat, ex Ministro de Hacienda del gobierno de Aylwin.

Es una regla general ver la paja en el ojo ajeno y reducir la dimensión de la viga en el propio. Un ejemplo de conflicto de intereses, llevó a las lágrimas al Subsecretario de Deportes Gabriel Ruiz Tagle, incitado por la Contraloría para comprender el conflicto de interés que él -probablemente con convicción- no lograba aceptar como propietario de una empresa de fútbol.

Una investigación realizada por Fonasa recientemente detectó que algunos funcionarios de la entidad, encargados de la fiscalización de centros de salud privados, son dueños de sociedades médicas en convenio con la institución. Según La Tercera el director de Fonasa, Mikel Uriarte, dijo que “si bien el hecho no constituye una irregularidad, sí representa una incompatibilidad de intereses".

Mikel Uriarte afirmó que no son los únicos casos. "Hay varias personas que están siendo investigadas por sus relaciones con prestadores privados y donde tenemos posibles conflictos de interés. Estamos haciendo una estricta fiscalización. Tenemos una función que cumplir y la estamos cumpliendo hasta que duela, si es necesario", afirmó.  Esta frase y las propuestas del Director de Fonasa para asegurar transparencia y ecuanimidad son un “fierro caliente” porque probablemente los nuevos directivos que están siendo nombrados en el sector (Fonasa y Minsal) estén vinculados a las empresas proveedoras o aseguradoras, mucho más que los despedidos por las actuales autoridades. El propio Uriarte no fue menos que Presidente de las compañías Aseguradoras de Chile; el Ministro del ramo fue ejecutivo de una de las más importantes clínicas del país; y el Superintendente de Salud gerente de una importante Isapre.

El propio Uriarte no fue menos que Presidente de las compañías Aseguradoras de Chile; el Ministro del ramo fue ejecutivo de una de las más importantes clínicas del país; y el Superintendente de Salud gerente de una importante Isapre.

Algunos analistas estiman que el Director del Fonasa podría tener un conflicto de interés porque las Compañías Aseguradoras privadas de las cuales fue Presidente durante nueve años compiten, de una parte, con las Isapres que recaudan el 30% de sus ingresos con seguros complementarios privados los cuales podrían ser captados por las Aseguradoras. De hecho, las Isapres se sintieron amenazadas y cambiaron rápidamente al Presidente de la Asociación de Isapres, Eduardo Aninat, ex Ministro de Hacienda del gobierno de Aylwin, por Hernán Doren un empresario que también ha representado a la Cámara de la Construcción, pero en todo caso es más afin al gobierno actual. Esta amenaza se amplía con la resolución del Tribunal Constitucional que causará nuevas migraciones hacia el Fonasa de las ya menguadas afiliaciones de las Isapres.

Las primeras decisiones del gobierno en el sector no fueron examinadas con prolijidad porque, en realidad, hay obvios intereses diferentes entre los actores privados que no fueron evaluados como corresponde: Isapres, Aseguradoras y Proveedores (clínicas y profesionales). Resulta poco claro que el principal vocero en salud de la campaña del Presidente Piñera, Vitto Scharaffia, fuera descartado en tan poco tiempo como Superintendente de Salud. Y se nombrara a  Luis Romero, quien hasta febrero de este año se desempeñó como subgerente general de  la Isapre Colmena Golden Cross. Los agentes externos vieron esto solo como una recomposición del equilibrio de sectores empresariales poderosos. Pero también los más suspicaces creyeron que este enroque aseguraba una mejor posición a las Isapres puesto que la Superintendencia tenía el rol de fijar la tabla de factores hoy en discusión.

El diputado  Víctor Torres (DC) indicó que, “aunque el cargo se habría llenado a través del sistema de Alta Dirección Pública, nos preocupa que esta persona, que deberá supervisar el funcionamiento de las Isapres, tenga esta vinculación con el sector. Siendo una persona que proviene del mundo de los seguros de salud privados, que precisamente la Superintendencia de Salud fiscaliza, nos parece que existen evidentes conflictos de intereses”.

En realidad, el Director de Fonasa invita a un debate de máxima sensibilidad: los conflictos de interés. Además Uriarte cree que estos problemas los habría resuelto en las aseguradoras mediante un manual. Pero cuando se trata de lo público es necesaria una participación de los actores sociales y no es mala idea incorporar un manual de ética y conflictos de interés entre las autoridades públicas, especialmente en el sector salud en que es urgente.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes