Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:41

Autor Imagen

Un Político, No Un Técnico

por 5 agosto 2010

Los políticos son los que hacen las cosas mirando las encuestas. Los técnicos son los que las hacen mirando la solución real de los problemas. Cuando el Presidente Piñera describió su programa de financiamiento de la reconstrucción habló como político, no como técnico. Los técnicos, entendiendo por tales a los empresarios, economistas y centros de estudios, estuvieron en desacuerdo con que subiera los impuestos.

El empresario Horst Paulmann (Cencosud) declaró: "Cuando hay menos impuestos, hay más inversiones, y eso es lo que necesitamos". El economista Alejandro Fernández (Gemines), declaró: " La concepción del plan de financiamiento atenta contra la lógica y la teoría económica que señala que, ante shocks transitorios (guerras, terremotos) el financiamiento debe provenir de ahorro y endeudamiento para minimizar el impacto sobre los planes de gasto de las familias y las empresas". El director del Instituto Libertad y Desarrollo, Luis Larraín, otro técnico, declaró: "Desde el punto de vista económico es un error utilizar como fuente de financiamiento de la reconstrucción impuestos que afectan la capacidad productiva... ¿Por qué el ex ministro Velasco trajo US$8 mil millones (del fondo de estabilización) y no produjo ningún descalabro en el tipo de cambio, y hoy no se puede traer la mitad?"

Pues los aumentos tributarios propuestos por el Gobierno rendirán US$3.231 millones.

Además, agregó Luis Larraín, habría espacio en el mercado local para emitir US$ 3 mil millones de deuda y para recaudar otros US$3 mil millones por mejor precio del cobre respecto del estimado en la Ley de Presupuestos. ¿Para qué subir los impuestos? Pura política. Para agradar a la izquierda y a la Concertación (que es casi lo mismo).
Hoy en "El Mercurio" el director del SII reveló que en el primer semestre la recaudación tributaria creció en US$5 mil millones respecto al año pasado. Un cincuenta por ciento más que los nuevos impuestos proyectados. Para no hablar de reasignaciones de gasto público o venta de activos estatales, como las acciones de Codelco en Edelnor (eso solo rendiría US$800 millones).

La explicación de por qué se suben impuestos en lugar de hacer algo de todo lo anterior es que el gobernante actúa como político y no como técnico. Sufre del prurito DC de siempre tratar de agradar a la izquierda, por nefasto que ello sea. Y como la derecha está políticamente muerta, lo deja hacer. Del mismo modo en que lo deja hacer cuando, para agradar a la izquierda, llama "violadores de derechos humanos" a los presos políticos ex uniformados y, sin embargo, se ufana de darse la mano con representantes comunistas --incluido el ex encargado militar del PC, Guillermo Teillier-- que organizaron grupos terroristas ( todos cuyos miembros fueron indultados e indemnizados) siendo que la Constitución declara al terrorismo como violatorio de los derechos humanos.

Es que el Presidente es, por sobre todo, un político. Se supone que, como tal, dice lo que le conviene para ganar adhesiones, no lo que piensa ni lo que le dicta su conciencia. Cree que lo que le conviene es lo que agradará a la izquierda y que eso le dará mayoría en las encuestas.

Pero las dos últimas encuestas señalan que la adhesión a nuestro gobernante desciende. ¿Por qué, si lo único que hace es esforzarse por subir en las encuestas?

Es que, atención, también todas las encuestas revelan que, a los ojos de la opinión pública, el grupo más desprestigiado es el de los políticos. Y la gente parece haberse dado cuenta de que, esencialmente, éso es lo que él es.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes