Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:51

Opinión

Autor Imagen

Sexo, mentiras y educación

por 16 agosto 2010

Sexo, mentiras y educación
El Alcalde, junto a su gerente de la Corporación de Educación de Puente Alto, José Miguel Ossa, después de revisar exhaustivamente la Enciclopedia, decidió poner en marcha la cruzada por la “educación integral” o la revancha política por las molestias que ha recibido, él y su hermana, por su declarado conservadurismo.

Por su alto contenido erótico fue censurada una Enciclopedia del sexo promovida por el MINEDUC a través de la red ENLACES (Costo 4 millones de pesos). En su reemplazo ya está trabajando un equipo especializado del SERNAM, MINSAL y MINEDUC en la creación de un portafolio con diversos programas en educación sexual para que las escuelas y liceos puedan disponer de él. Este “combo” educativo traerá programas –llamados por ellos- “liberales” y otros “conservadores” para que las escuelas, los padres, las familias, los profesores, elijan. La Ministra del SERNAM, Carolina Schmidt afirmó que es preciso “cuotear” las afirmaciones de los distintos grupos de interés. Añadió que los “combos educativo- sexuales” tendrán además de información biológica, información afectiva-valórica.

La correlación entre embarazo adolescente y deserción escolar es alta dijo Carolina Schmidt. Según ella, (interpretación moral e ideológicamente conservadora de la CASEN) un 30% de las mujeres que dejan sus estudios es por embarazo, lo que la lleva a concluir  que entonces “hay un problema con el ejercicio precoz de la sexualidad de una manera muy masiva.”

En el fondo, la Ministra Schmidt reafirma lo dicho por la Minuta polémica del SERNAM de hace una semana (desmentida por Ena von Baer y por ella misma mirando de frente las cámaras) sobre la postergación de la vida sexual, y con estudio en mano, afirma que las causas psicológicas del embarazo adolescente serían dos: estas niñas no tienen proyectos de vida y tienen poca valoración de sí mismas, por eso se embarazan, porque “siendo madres serán más valoradas que siendo niñas”. En este sentido, afirma taxativa que “la responsabilidad del Estado es generar oportunidades para las niñas de nuestro país para que efectivamente tengan perspectivas en su vida y puedan desarrollarse plenamente”.

El vínculo correlacional entre embarazo adolescente y pobreza es altísimo, y obvio, cuando se señala esto, también se debe pensar en la escuela pobre, la escuela municipal, la escuela alejada de la mano de Dios, el mismo Dios que les permite indicar con el dedo.

Por otra parte, las nuevas autoridades del INE “alertan” que la tasa de natalidad adolescente ha subido en relación a la adulta que ha disminuido; advierten que el 50% de los adolescentes es activo sexualmente, de ellos sólo el 73% utiliza algún método para prevenir el embarazo durante su actividad sexual.

El presidente de las escuelas particulares Rodrigo Bosh dijo que los sostenedores, dueños de colegios a quienes representa, se sienten “muy solos” en este “tema”, que necesitan la ayuda del MINEDUC pues las familias han dejado este “tema” en manos de la escuela, por ello, valora los “combos”.

El Ministro Lavín, por su parte, a sabiendas que Bachelet –en lenguaje de los empresarios- vende más que la Coca-cola, junto con fustigar la famosa Enciclopedia, declinó aprovecharse de hacer una crítica a la ex-presidenta y su gestión. Sin embargo afirmó que “la sexualidad es parte integral de la persona y por tanto no debe disociarse de la afectividad: ese es el problema que tiene esa enciclopedia”. Su subsecretario, Fernando Rojas, reafirmó dicha posición, pues según él, la forma de abordar el tema por parte de la Enciclopedia “desvirtúa el proceso educativo” al ser “más erótico que pedagógico”.

María Antonieta Saa (PPD) señaló en el gabinete del Ministro Lavín, con voz compungida, que la Enciclopedia “muestra escenas de sexo explícito que no es conveniente para alumnos en una formación de enseñanza media”.

¿De dónde nació todo este escándalo? Nació desde la mente de uno de los defensores del cura Karadima, el Alcalde de Puente Alto, Manuel José Ossandón. Hermano de la polémica directora de la JUNJI, la denominada “pelolais” Ximena Ossandón, sí, la misma que sentenció que de ahora en adelante la JUNJI no estaba para que las mamás dejaran a sus guaguas y se fueran a carretear. El Alcalde, junto a su gerente de la Corporación de Educación de Puente Alto, José Miguel Ossa, después de revisar exhaustivamente la Enciclopedia, decidió poner en marcha la cruzada por la “educación integral” o la revancha política por las molestias que ha recibido, él y su hermana, por su declarado conservadurismo. Sin embargo, la jugada salió mal, pues se retiró la Enciclopedia, pero no tuvo impacto ni en Bachelet (Lavín le quitó el piso) y menos en el progresismo (bueno, tuvo impacto en una escandalizada PPD María Antonieta Saa).

Además, el Alcalde rápidamente podía afectar a su amigo el presidente Piñera, porque si por derivación nos ponemos a discutir en serio el impacto educativo de la televisión chilena, por ejemplo, Chilevisión es quien más aporta a la erotización temprana de los adolescentes: con programas como Yingo instalaron el “perreo”, la silicona fácil, el “ponceo” y el sexo con ropa al son del reggaetón. El otro canal de empresarios de derecha, MEGA, no lo hace mal tampoco.

Es el problema de la cota mil y del catolicismo sin humus social. Habrá que recordarles que en Chile, más del 50% de los adolescentes se encuentra en los dos quintiles más pobres de la población; que de esos, casi el 5% vive en situación de indigencia. Que en nuestro país 1 de cada 4 niños nace pobre.  Recordarles que en Chile hay aproximadamente 120 mil estudiantes adolescentes desertores del sistema escolar. Que de los adolescentes que dejan el colegio, casi el 70% afirma que lo retomará dentro de los dos siguientes años. Avisarles que cuando la Ministra del SERNAM afirmó que el 30% de las mujeres que dejan sus estudios lo hacen por embarazo, que eso es tendenciosamente mal dicho e interpretado. Lo correcto es que si le preguntamos a las adolescentes-jóvenes (14-17 años) de entre muchas razones porqué “no asiste” a la escuela, el 10% de las mujeres dirá “por embarazo” (4 puntos más que el 2006) y un 20,9 por “ser madre” (6 puntos menos que en el 2006). De ahí, pasar a hablar de “deserción” y más encima de “mala” educación sexual, es a lo menos, comenzar una cruzada.

Ciertamente que es un problema el embarazo adolescente en el país, pero ellos mismos –la derecha conservadora- han estado en contra de no sólo una inocua e inofensiva Enciclopedia, sino de toda actividad masiva de prevención en las escuelas públicas (laicas) del país. Y atención, para que enfoquen sus cruzadas sexuales: anualmente nacen más de 11 mil niños de madres menores de 14 años, de ellos una alta tasa es debido a abusos sexuales de adultos como lo indican innumerables estudios de la FLACSO, CEPAL y UNICEF. Y lamentablemente sabemos, ya hace años, que en los grupos etarios 10-14 y 15-19, las mujeres son víctimas de agresiones sexuales adultas en mayor proporción que los hombres, siendo el delito de violación, mayor en el grupo 15-19 (ver Anuarios SML).

El vínculo correlacional entre embarazo adolescente y pobreza es altísimo, y obvio, cuando se señala esto, también se debe pensar en la escuela pobre, la escuela municipal, la escuela alejada de la mano de Dios, el mismo Dios que les permite indicar con el dedo y satanizar junto a una Enciclopedia a todo un círculo vicioso histórico en Chile, radicalizado por un elitismo exasperante de la clase política.

Sin embargo, en liceos públicos como el Jorge Alessandri de La Serena, los profesores y toda la comunidad educativa, ante la alta tasa anual de embarazo adolescente, que escapa a lo mucho que pueda hacer el mismo liceo e incluso a lo que puedan hacer los padres, optaron por darle un sentido positivo al embarazo. Se organizan año a año y crearon redes colaborativas y solidarias para integrar pedagógicamente a las niñas-madres. Es decir, asumen con realismo, pero con optimismo, este fenómeno, y tratan, antes de satanizar o instalar estatuas de la virgen María, educar a las niñas-madre para lo que viene, a enseñar desde el diálogo inclusivo y la bondad moral.

Los problemas con el llamado “Currículum B” en la educación chilena que trata sobre sexualidad, convivencia o educación cívica tienen larga data. Los Ministros de la Concertación tuvieron que lidiar con una comisión fundamentalmente conservadora para levantar en “consenso” una política de educación sexual. La Ministra Jiménez, más aliada al conservadurismo moral elitista de la derecha, despidió ipso facto el 2009 a la hija del sociólogo Manuel A. Garretón, a la sazón, jefa de la unidad ministerial de educación sexual, por “validar” un manual de MOVILH. La Ministra se defendió (y la defensa fue peor) y dijo que de acuerdo a una evaluación de la DIPRES no sólo la unidad de sexualidad, sino toda la unidad encargada del “Curriculum B” había sido mal evaluada: 2.900 millones de pesos de presupuesto anual. Que dicha unidad se cerraba… sabemos cómo es la derecha: liberal en lo económico y conservadora en lo moral.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes