Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:20

Luego de leer el artículo del Sr. José Aylwin, entiendo por qué la derecha ha arrasado en todas las últimas elecciones presidenciales en la región de la Araucanía, situación que a mí no me agrada. No sé si al Sr. José Aylwin le agradará.

Autor Imagen

José Aylwin y sus prejuicios

por 17 agosto 2010

Luego de leer el artículo del Sr. José Aylwin, entiendo por qué la derecha ha arrasado en todas las últimas elecciones presidenciales en la región de la Araucanía, situación que a mí no me agrada. No sé si al Sr. José Aylwin le agradará.

En política uno está preparado para muchas cosas, pues es archi sabido que la política es dura. Cuando uno fija posturas claras e intenta decir las cosas por su nombre, sin buscar quedar bien con todos y el aplauso fácil, es lógico y esperable recibir críticas.

Semanas atrás, a modo de ejemplo, luego de valorar la palabras del comandante en jefe del Ejército por tratar de criminales a los asesinos del General Carlos Prats y su señora, manifesté mi rechazo categórico a cualquier tipo de indulto que pudiese beneficiar a militares condenados por violaciones a los Derechos Humanos. La respuesta fue obvia, recibí toda clase de insultos de familiares de los militares condenados y del mundo pinochetista. Esta reacción no me sorprendió y, para ser franco, me provocó un cierto agrado por el hecho de estar claramente en la vereda del frente de ellos.

Sin embargo, cuando los ataques se basan en mentiras, medias verdades o faltas de información y las críticas se hacen de mala fe, uno no puede más que lamentarse. Es el caso del artículo suscrito por José Aylwin, publicado por El Mostrador. Así como él hace un reconocimiento a mi conducta sostenida para lograr la libertad de los presos de conciencia en Cuba, yo le reconozco a él un compromiso de vida con nuestros pueblos originarios, especialmente con el pueblo Mapuche. Sin embargo, dicho compromiso no le da derecho para hacer imputaciones falsas. José Aylwin señala que yo habría puesto como condición para el establecimiento de una Mesa de Diálogo sobre la temática de los presos mapuches, a que ellos depusieran su huelga de hambre. Esta afirmación es temeraria y totalmente falsa; la realidad es muy distinta.

Luego de leer el artículo del Sr. José Aylwin, entiendo por qué   la  derecha  ha arrasado en todas las últimas elecciones presidenciales  en la región de la Araucanía, situación que a mí  no me agrada.   No sé si al Sr. José Aylwin le agradará.

Luego de informarme de la existencia de presos mapuche en huelga de hambre en distintas cárceles de nuestro país y de contactarme con dirigentes mapuche y con dos sacerdotes jesuitas que viven en la Araucanía, me contacté con algunos parlamentarios, como el Senador Alejandro Navarro, para impulsar una reunión con los familiares de las personas en huelga de hambre y con dirigentes mapuches en el seno de la Comisión de Derechos Humanos del Senado. De hecho, la semana pasada nos reunimos con estas personas en dicha comisión y recibimos todos los antecedentes aportados por ellos. Debo destacar y reconocer la forma respetuosa e inteligente en que se expresaron los dirigentes y los familiares en dicha comisión.

A la salida de dicha sesión, señalé, a los pocos medios de comunicación interesados en el tema, que me parecía necesario establecer una mesa de trabajo para tratar las demandas planteadas, a pesar que la solución a algunos de esos temas no depende exclusivamente del Parlamento. A modo de ejemplo, señalé que me parecía una discriminación arbitraria el hecho que la Ley Antiterrorista se aplicara prioritaria o focalizadamente a ciudadanos mapuche y no a otros sectores de la sociedad ante hechos de la misma naturaleza. Además, manifesté que la ley antiterrorista debe ser modificada por el hecho que establece restricciones que atentan contra los derechos de los imputados y con el derecho a tener un debido proceso.

De igual modo, señalé que la primera preocupación, lo más urgente es que los mapuche presos depusieran la huelga de hambre, pero jamás como condición para iniciar un diálogo, sino que con el único objeto de salvar la vida de 32 personas que se encuentran en riesgo vital por su prolongada huelga de hambre. El anhelo de salvar la vida de estas personas es y seguirá siendo la prioridad más urgente e importante.

Yo me pregunto ¿hay alguien que se oponga a la petición que los presos mapuches depongan su huelga de hambre? No sé si habrá gente que anteponga sus intereses políticos a la vida de más de 30 compatriotas nuestros. En mi caso, y lo reitero, me voy a jugar siempre primero por la vida de las personas. Creo que es perfectamente compatible iniciar el diálogo en una mesa de trabajo con los distintos actores involucrados para buscar soluciones a las demandas planteadas por dirigentes del pueblo mapuche y por algunos sectores de la Iglesia Católica, con el hecho que los presos depongan su huelga de hambre. A lo menos el suscrito está disponible para modificar la Ley Antiterrorista.

Durante estas últimas semanas, en que he conversado con familiares de los presos en huelga de hambre, con sacerdotes jesuitas que conocen el tema de cerca, y dirigentes mapuche, no le he pedido permiso a nadie, ni menos al Sr. José Aylwin. Para visitar a los presos esta semana, tampoco le voy a pedir permiso al Sr. José Aylwin. Estoy en el Senado, por voluntad de una gran mayoría de chilenos y por lo tanto mi mandato emana de la voluntad popular, que lamentablemente en la Región de la Araucanía se expresa de una manera muy particular.

Finalmente, quiero invitar a la persona que me ha hecho las imputaciones antes mencionadas, a hablar siempre con la verdad y dejar de lado sus prejuicios ideológicos, porque de lo contrario le van hacer un flaco favor a la causa de aquellos que dice defender. Luego de leer el artículo del Sr. José Aylwin, entiendo por qué la derecha ha arrasado en todas las últimas elecciones presidenciales en la región de la Araucanía, situación que a mí no me agrada. No sé si al Sr. José Aylwin le agradará.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes