Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:29

Autor Imagen

¡Comunistas! ¡Que los lleven a la Base Naval!

por 3 septiembre 2010

A veces me parece que fue ayer nomás, o acaso anteayer, cuando tuve que dedicar no un post sino dos a revelar a mis lectores el genio de Aldo Mariátegui.

Lo hice, sin duda, impulsado por el poder de penetración de los análisis políticos con que el suprascrito superhombre adorna las páginas del diario que dirige: el siempre querido Correo del Amor.

Pues bien: Mariátegui, como todo polígrafo, no nos da pausa. Ayer mismo imprimió para sus lectores y para la posteridad uno de los más agudos estudios semióticos de los que la raza humana (perdonen la generalización) tenga memoria: el análisis de una fotografía de campaña de la candidata izquierdista Susana Villarán.

En la imagen, Villarán aparece con el puño en alto. Un ojo melifluo y dormilón hubiera pasado por el alto el detalle, confundiéndolo acaso con la imagen inocua de un político llamando a los suyos a unírsele en una campaña de reivindicación social. Yo mismo, al ver la imagen, pensé que Villarán andaría metida en la onda de los raves discotequeros, o sería fan asidua de Kylie Minogue.

El ojo crítico de Mariátegui, sin embargo, no pasó desapercibido el significado intrínseco de la postura: Villarán no hace sino repetir el gesto de Abimael Guzmán, Mao Tse Tung, Fidel Castro, Hugo Chávez: Villarán, entonces, no puede ser otra cosa que una comunista de inclinaciones totalitarias y espíritu mortífero.

Dejemos entonces que Mariátegui sea nuestra guía, y denunciemos junto con él a los otros grandes comunistas de la historia contemporánea. Por ejemplo, los del collage que he preparado y que acompaña a este post (que es una denuncia).

Notorios comunistas de la historia: Yoko Ono, John Lennon, la tenista Ana Ivanovic, el maldito roedor Super Ratón (a quién quería engañar), Michelle Obama, Michael Jackson, Pelé, un sicalíptico bebé elegido al azar, el mafioso de Mandela, ese terruco de John Kerry, la aeróbica guerrillera Jane Fonda, el doble agente Supermán, la roja Sarah Palin (avalada por el rojo John McCain) y la autora de narco-corridos socialistas Lady Gaga.

Notarán también que siguiendo el método Mariátegui de identificación de terroristas maoístas también podemos desenmascarar por fin a Adolf Hitler y al padre Charles Coughlin (abajo, a la izquierda), inventor de la llamada "hate radio", un comunicador social cuya carrera se basó en incesantes campañas de denuncia contra los supuestos comunistas encubiertos de Estados Unidos antes, durante y después de los años del macartismo. Como quien dice, el padre ideológico de... Aldo Mariátegui.

Seguiremos denunciando. Y recibimos soplos de la audiencia...

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes