Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 07:40

Desafíos para alcanzar el desarrollo

por Andrés Jara Valdivia, director de ChileCalidad 29 noviembre 2010

Señor Director:

Superar la extrema pobreza el 2014 y alcanzar el desarrollo el 2018 son algunas de las ambiciosas metas que se ha propuesto el gobierno. Para lograrlo el país está en buen pie, nos encontramos en un círculo virtuoso con un alto crecimiento, generación de empleo e inflación controlada.

Pero a pesar de estas excelentes condiciones, hay elementos fundamentales, como la innovación en gestión, en los que aún mostramos índices deficitarios que nos dejan en desventaja competitiva en relación a otras economías emergentes.

Iniciativas en torno a compartir experiencias exitosas de nivel mundial en materias como excelencia y competitividad hay muchas y el interés del empresariado y de la comunidad es creciente. Este es el caso de la Convención Excelencia y Competitividad: Chile 2010 que se realizó recientemente. Esta actividad fue organizada por ChileCalidad en colaboración con 9 universidades y 17 instituciones, entre ellas empresas de excelencia y organismos públicos.

Los invitados, internacionales y nacionales, fueron de primer nivel. Pudimos entender la forma de operar de Boeing y cómo ha logrado consolidarse en una industria en que la excelencia es la máxima. Tuvimos la oportunidad de escuchar a Harnek Singh, especialista que se desempeña como consultor de organizaciones de primer nivel en Singapur, país que con tan sólo 640 kilómetros cuadrados de superficie, 4.5 millones de habitantes y cuarenta años de edad, se ha transformado en una de las naciones con mayor crecimiento y desarrollo económico del mundo; es un centro de negocios de libre mercado internacional y un sitio emblemático de la alta tecnología.

Como nación que aspira a crecer con igualdad tenemos la obligación de adaptarnos a los cambios que nos impone el nuevo escenario económico mundial, debemos tomar las oportunidades que se presentan, pero también debemos mejorar lo que tenemos. Tenemos la obligación de ser innovadores y emprendedores, pero debemos aprender a hacer las cosas bien. La gestión de excelencia es un camino. Su incorporación en una organización permite no sólo mejorar la productividad, sino que también adoptar prácticas como la mejora continua, la responsabilidad social, el respeto por la comunidad y a las personas. Este es un cambio de lógica, un trabajo que debe realizarse con sentido de urgencia, sólo así lograremos avances significativos, sólo así lograremos dar el salto al desarrollo.

Andrés Jara Valdivia
Director Ejecutivo del Centro Nacional
de Productividad y Calidad (ChileCalidad)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes