Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:32

Autor Imagen

Medir la pobreza. Una metodología correcta

por 3 diciembre 2010

(*) Artículo publicado en El Quinto Poder.cl

La CEPAL confirmó ayer que la pobreza en Chile entre 2006 y 2009 continuó reduciéndose. Así como entre 2000 y 2006 la pobreza cayó de 20,2% a 13,7%, ahora la pobreza se ha reducido de 13,7% a 11,5%.  ¿Por qué la diferencia con lo que informó el gobierno hace unos meses, señalando que se había elevado a 15,1%?

Muy simple. La forma que tradicionalmente utilizaba la CEPAL consistía, como informaron ayer, en actualizar los valores tanto de la línea de la pobreza como de la indigencia, considerando el cambio experimentado por los precios de los alimentos.  Sin embargo, a partir del 2007 y para todos los países, la línea de indigencia se actualiza mediante la variación del componente de alimentos del Indice de Precios al Consumidor (IPC), mientras que la parte de la línea de pobreza que corresponde al gasto en bienes no alimentarios, se actualiza mediante la variación del IPC correspondiente. Este cambio en el criterio de actualización de las líneas se realizó debido al notable incremento de los precios de alimentos registrados a nivel regional, principalmente el 2007 y 2008, que no fue acompañado por un aumento similar en los precios del resto de los bienes y servicios. Concluye la CEPAL diciendo “en el caso de Chile, mientras que en el trienio 2006-2009 el IPC de los alimentos creció en 32,4%, el correspondiente al resto de los bienes, sólo lo hizo en 6,4%”.

Aquí está entonces la explicación, la que el organismo internacional advirtió en su momento al Gobierno de Chile. Nuestras autoridades sabían exactamente lo que estaban haciendo y que por su decisión, la cifra que entregarían sería distinta de las cifras que procesa la CEPAL, el organismo internacional llamado a establecer comparaciones entre las naciones de nuestra región.

Tras el anuncio de los resultados de la última medición de la CASEN, la pobreza en Chile el año 2009 sería 15,1% como dijo el Gobierno de Chile. Pero si queremos compararla con otro país latinoamericano, entonces debemos recurrir al índice de la CEPAL y afirmar que la pobreza en Chile afecta al 11,5% de la población.

La diferencia es un problema de sentido común. Si el precio de los tomates ha subido 40%, entonces hay que considerar de manera íntegra ese aumento del precio de los tomates para los efectos de la canasta de alimentos que se aplica para indigencia.  Pero si el precio de los zapatos ha subido un 5%, para la línea de pobreza habrá entonces que incorporar sólo ese mayor valor de los zapatos y no creer, que al igual que los tomates, creció un 40%.  Este es el tema. El Gobierno de Chile lo que hizo fue aplicar el crecimiento del valor de los tomates a los zapatos. ¿Tiene eso algún sentido? ¿O es simplemente el deseo de decir por esta vía: “dado que el precio en el pasado de los tomates y los zapatos eran similares, ahora el Gobierno de Chile ha decidido por razones políticas decir que todo se  mide por el precio de los tomates”?  Esto es grave y el Ministro debiera explicarlo, porque el Gobierno estaba al tanto de ello.

Se anuncia ahora una CASEN especial, ad-hoc post terremoto, para medir de nuevo quienes y cuántos son nuestros compatriotas viviendo en la pobreza.  Chile es un país serio, cuyas cifras estadísticas se basan en metodologías adecuadas y de común acuerdo con las de la comunidad internacional. Así históricamente hemos eliminado toda suspicacia y evitado se piense que en nuestro país se juega con las estadísticas para obtener provecho político. No quiero pensar esto para Chile.

Lo único que espero es que el señor Ministro recapacite respecto de la decisión que tomó en este punto. Eso le haría bien a Chile y seguiríamos participando en la comunidad internacional, con una metodología homogénea y cifras estadísticas comparables dentro y fuera de nuestro país.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes