Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:06

Autor Imagen

LA DISCUSIÓN ETERNA, ¿QUÉ HACER CON EL TRABAJO DOMINICAL?

por 15 diciembre 2010

Como es costumbre en cada oportunidad en que se acercan las fechas de festividades relevantes, se inicia una discusión nacional en torno al trabajo que se desempeña en días domingos, su compensación y pago.

Así, durante los últimos días este asunto ha sido acompañado de las declaraciones de diversos actores respecto de la conveniencia o no de legislar sobre la materia. Al respecto, una de las propuestas es considerar irrenunciable el derecho a descanso el día domingo, por lo que ninguna persona podría desempeñarse en dichos días. Por otro lado, el pasado 7 de diciembre se presentó un nuevo proyecto de ley (ver Boletín Nº 7437-13) que pretende otorgar un nuevo régimen legal al trabajo durante los días domingo, no sólo para los trabajadores del comercio, sino que para todos aquellos que deben desempeñarse en dichas oportunidades.

El proyecto propone otorgar, adicional al descanso semanal, otro día por el ejercicio de funciones en día domingo y dos días por aquellos trabajados en día festivo, o; una compensación en dinero por las horas trabajadas con recargo del 75% sobre la remuneración total del trabajador, esto es, incluyendo conceptos fijos y variables, conforme el acuerdo individual entre empleador y trabajador. Esta última alternativa se considera como obligatoria incluso respecto de aquellos trabajadores de jornada parcial destinados especialmente a trabajar en día domingo.

En la actualidad, el artículo 38 del Código del Trabajo dispone que la compensación será de un día por el trabajo en día domingo o festivo y, en su caso, el recargo es del 50% sobre el sueldo base. Como resulta obvio, el proyecto implica un aumento considerable de los costos actuales en la materia.

En este orden de ideas, el tenor de la discusión ha de tener presente que resulta necesaria la continuidad de ciertos procesos productivos, como en actividades industriales o mineras, por lo que establecer la irrenunciabilidad del descanso dominical podría implicar graves perjuicios para dichas actividades y empleos, que deben ser evitados, estimado que el proyecto en dicho sentido debe ser desestimado.

La situación es diferente respecto de un nuevo régimen de compensación, pues tiene por objeto restituir para dicho trabajador el tiempo que ha dejado de destinar a su propia recuperación y al tiempo con su familia o su adecuada remuneración. Sin embargo, parece excesivo otorgar días adicionales de descaso semanal, pero no así un recargo por las horas extraordinarias sobre el total de remuneraciones percibidas, pues la situación actual resulta inequitativa, si sólo considera el sueldo base.

Es de esperar que se produzca una discusión centrada y prudente, que asegure mejores condiciones para los trabajadores, pero también la viabilidad del desarrollo de actividades durante días domingo, tanto en el comercio, como en la industria.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes