Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:51

Autor Imagen

“Arco del Pacífico”: la opción que faltaba

por 17 diciembre 2010

La política exterior del actual Gobierno está mostrado una audacia, imaginación y voluntad para salir en busca de las oportunidades, de que Chile parecía carecer.

En Mar del Plata, el 4 de diciembre recién pasado, Chile, Colombia, México y Perú firmaron un acuerdo para definir los términos de la construcción de una alianza estratégica comercial y de desarrollo entre los países del llamado “Arco del Pacífico”. Los firmantes tienen políticas económicas sensiblemente similares: orientadas al libre comercio, abiertas a la iniciativa privada y comparten también un activo comercio con las economías asiáticas.

Lo novedoso de este proyecto es que la propuesta de integración, al insertarse en el contexto de las políticas económicas señaladas, apunta a potenciar las capacidades de los países miembros y del conjunto de los mismos para participar en forma más eficiente en el comercio global, pero especialmente con Asia y Norteamérica y no se orienta a la conformación de otro mercado común regional protegido de la competencia mundial, como ha sido la tradición.

Sudamérica ha contado con una variedad de intentos integracionistas. Actualmente los acuerdos vigentes más relevantes son Mercosur y Alba.

Mercosur, se acordó el 31 de diciembre de 1994 y está integrado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, con Bolivia y  Venezuela en proceso de completar su incorporación.

Compuesto por un país “gigante”, Brasil; un país “grande”, Argentina, y dos “pequeños”, Uruguay y Paraguay, la asimetría entre los miembros del bloque ha dificultado conseguir la creación de un mercado común ágil y eficaz.

La política exterior del actual Gobierno está mostrado una audacia, imaginación y voluntad para salir en busca de las oportunidades, de que Chile parecía carecer.

Uno de los factores que motivaron su nacimiento fue poner fin a la competencia por la supremacía entre Buenos Aires y Brasilia. Actualmente este elemento se ha tornado poco relevante habida cuenta que dicha competencia fue decidida por el rápido crecimiento experimentado por Brasil y el decaimiento relativo de Argentina.

Además de una aguda asimetría -difícil de manejar en un proyecto que promueve los intercambios intra pacto-, existen otros elementos, que complican su avance. Uno de ellos es que Brasil desalienta la existencia y funcionamiento de mecanismos técnicos de solución de controversias y traba el desarrollo de reglas del juego sofisticadas y objetivas. El volumen de los intercambios entre Brasil y Argentina ha aumentado notablemente, pero sigue existiendo cierta precariedad derivada de la falta de institucionalización. Otras dificultades nacen de los intereses crecientemente globales de Brasil que le imponen cada día mayores exigencias de autonomía y libertad para comerciar con economías extra pacto lo que perjudica a los otros socios y la búsqueda del liderazgo regional que lo lleva a adoptar medidas difíciles de aceptar por sus socios, como el despliegue militar en la frontera con Paraguay del año pasado. Sin perjuicio de lo señalado, si bien no se han cumplido todas las expectativas, Mercosur sigue siendo considerado una alternativa promisoria por sus miembros.

ALBA, Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América, está conformada por nueve países: Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Ecuador, San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barbuda. Fue propuesta por el Presidente Chávez de Venezuela el año 2001, en los siguientes términos:

“El modelo neoliberal no puede ser la base ni el marco para nuestros modelos de integración. … No es la economía la que nos va a integrar y menos nuestras economías llenas de debilidades, de vulnerabilidades. No. … que la política vuelva a la carga y que tome la vanguardia de los procesos de integración. Y es la idea de Bolívar.

Alba es un proyecto político acompañado de un componente económico. La gran disponibilidad venezolana de recursos provenientes del petróleo, permiten, al menos hasta ahora, postergar la necesidad de eficiencia económica.

Se puede apreciar que en la región coexisten: Mercosur, un acuerdo situado geográficamente en el Atlántico Sur, que propone una integración regional basado en un arancel externo común y desarrollo económico  complementario en torno políticas de fomento e intercambio intrarregional; ALBA, un proyecto político orientado al Caribe y parcialmente a Centro América, propulsado por los recursos financieros venezolanos, y ahora se inicia el proyecto del “El Arco del Pacífico” que viene a completar el abanico de alternativas disponibles.

Hace ya años que se venía hablando de la idea del “Arco del Pacífico” y Alan García, de Perú, se la propuso a Michelle Bachelet, en medio del enfriamiento de las relaciones derivadas del contencioso levantado por su país en contra del nuestro, no siendo acogido. Este año, García se la propuso nuevamente al Presidente Piñera, señalando a Chile, Perú, Ecuador y Colombia como eventuales miembros. La nómina de los posibles socios  permite imaginar una posible relación con el pleito bilateral en curso.

Era evidente que Ecuador, miembro de ALBA, no podía participar de una idea que requería la aplicación de políticas económicas en las antípodas de dicho grupo, por lo que se marginó. Simultáneamente, la movida de Piñera de invitar a México y acoger la inmediata petición de Panamá para unirse al proyecto, así como plantear la apertura del acuerdo a todos los países de la costa del Pacífico, le dieron al proyecto de alianza una dimensión económica y geopolítica completamente distinta, que nos permitirá comerciar con Mercosur y ALBA en sus términos y hacerlo en los nuestros con el resto del mundo.

Con este proyecto, la región cuenta con un completo abanico de opciones de políticas económicas e inserción en la economía mundial y los resultados que produzca cada alternativa mostrarán, sin apelación, cual es la más eficiente.

La política exterior del actual Gobierno está mostrado una audacia, imaginación y voluntad para salir en busca de las oportunidades, de que Chile parecía carecer.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes