Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 08:54

Autor Imagen

La prohibición del aborto en Chile: principales problemas éticos

por 25 diciembre 2010

Aborto por razones de salud significa derecho a la vida y a la salud de las mujeres. Contribuye a visibilizar a las mujeres desde la perspectiva del ejercicio de ciudadanía, de ser sujeto de derechos.

El primero de junio 2010 se realizó un taller sobre aborto en el VI curso intensivo de Bioética “Problemas éticos del inicio de la vida” organizado por el Centro de Bioética de la Facultad de Medicina de la Universidad del Desarrollo.  En esa oportunidad, frente a profesionales del área de la salud de toda América Latina, se presentaron los resultados de la investigación realizada  el año 2008 en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano “Construcción de argumentos para la restitución en Chile del aborto por razones de salud”.

En el taller participó, también, un médico obstetra con vasta experiencia en embarazos de riesgo que ponen en jaque la ética médica frente a la prohibición absoluta del aborto que existe en Chile. A partir de testimonios concretos relató las grandes dificultades que viven los equipos médicos, y las graves consecuencias que tiene para la salud de las mujeres, la ausencia de protocolos que establezcan condiciones de excepción para autorizar un aborto. Si bien, en el país, cuando la vida de la mujer embarazada está en riesgo vital los comités de ética aconsejan intervenir muchas veces se espera estar al límite de esta situación lo que tiene como consecuencia, por ejemplo, la pérdida -absolutamente evitable- del útero de una mujer. Este  fue uno de los casos clínicos que generó una respuesta de desconcierto y malestar por parte de las personas que asistían al taller, por lo incomprensible que resulta la prohibición del aborto en toda circunstancia. Muy pocos países del mundo se encuentran en esta situación.

Aborto por razones de salud significa derecho a la vida y a la salud de las mujeres. Contribuye a visibilizar a las mujeres desde la perspectiva del ejercicio de ciudadanía, de ser sujeto de derechos.

Se planteó que desde una perspectiva ética en estos casos se contraponen dos grandes principios: la sacralidad de la vida humana y el concepto de calidad de vida. El Dr. Juan Pablo Beca, director del curso y del Centro de Bioética de la Facultad de Medicina de la UDD, señaló que posiciones de respeto absoluto al principio de sacralidad de la vida humana, sin considerar juicios sobre la calidad de vida, pueden llevar a decisiones que perjudiquen al paciente y vulneren el principio de no maleficencia. A partir de ese principio se hace necesario, en Chile, establecer muy claramente las condiciones de excepción para autorizar un aborto, permitiendo definir razones precisas, con protocolos detallados, para que el equipo de salud pueda actuar, en función de la ética médica, en defensa de la vida y la salud de la paciente.

En la presentación de los resultados de la investigación realizada en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, se puso el acento en la precariedad del ejercicio de una ciudadanía plena por parte de las mujeres.

¿Cómo es posible que las mujeres no tengan derecho, informadamente, a decidir sobre su salud y su vida? ¿Cómo es posible que en un Estado laico como el chileno las mujeres no tengan derecho a decidir frente a un embarazo que pone en riesgo su salud?

El aborto terapéutico existió en Chile entre 1931 y 1989. Actualmente existen razones sociales, médicas y legales que ameritan restituir este derecho. Sin embargo, el término aborto terapéutico es problemático por lo equívoco e impreciso. De ahí que se plantee el concepto aborto por razones de salud, definiendo claramente las condiciones de salud física o mental en que el aborto sea un derecho y, como todo derecho, quien lo debe ejercer es la persona que corresponde, en este caso la mujer embarazada quien, informadamente, debe tener derecho a decidir sobre su salud y su vida.

Aborto por razones de salud significa derecho a la vida y a la salud de las mujeres. Contribuye a visibilizar a las mujeres desde la perspectiva del ejercicio de ciudadanía, de ser sujeto de derechos. Permite definir casos concretos en que está en riesgo la salud física o mental de la mujer embarazada. Es un concepto más inclusivo, exhaustivo y unívoco que otros utilizados.

¿Por qué obligar a soportar un embarazo producto de una violación, cuando la mujer violada solicita su interrupción?

¿Por qué obligar a retardar el tratamiento de quimioterapia y agravar el cáncer si la mujer y su familia solicitan la interrupción del embarazo?

¿No constituye un derecho humano básico la libertad de decidir respecto a un embarazo en esas condiciones?

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes