Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:06

Autor Imagen

2010, el año que tuvimos química

por 31 diciembre 2010

Es un gran hallazgo. Si aún podemos encontrar nuevas formas de vida en la Tierra ¿Qué podremos encontrar en otros planetas de nuestro sistema solar o incluso otros sistemas?

Recientemente, la NASA publicó imágenes capturadas por el Mars Rover, donde se observa un atardecer azul en el planeta Marte y también un Eclipse. Asimismo, El pasado Jueves 2 de Diciembre, una conferencia de prensa convocada por la NASA para hacer un gran anuncio llenó de curiosidad y especulaciones al mundo entero. Este anuncio finalmente estaba relacionado a una nueva forma de vida, una bacteria capaz de reemplazar el fósforo por el arsénico.

¿Es esto relevante? Si recordamos nuestras clases de biología en la época escolar, los 6 elementos químicos básicos de todas las formas de vida que conocemos hasta ahora son: Carbono, Hidrógeno, Nitrógeno, Oxígeno, Fósforo y Azufre. El Fósforo es vital, ya que es un componente que participa en la estructura del ADN, la molécula que contiene la información genética en todos los seres vivientes. El ADN, molécula esencial para la vida, a su vez consta de dos hebras que se enrollan formando un espiral, llamada doble hélice, pero para que estas hebras individuales se formen, deben contar con un enlace químico que las una, y éste consta de fósforo. Además, el fósforo puede formar parte de proteínas, que son las que llevan a cabo los procesos que nos mantienen con vida.

Es un gran hallazgo. Si aún podemos encontrar nuevas formas de vida en la Tierra ¿Qué podremos encontrar en otros planetas de nuestro sistema solar o incluso otros sistemas?

El Arsénico por su parte, es un elemento químico similar al fósforo y además es tóxico para (ahora) la mayoría de las formas de vida conocidas hasta ahora en la Tierra, ya que interfiere en los procesos metabólicos donde debería participar el fósforo. Por lo que encontrar una nueva forma de vida que pueda reemplazar estructuralmente el fósforo por arsénico, cuando carece de este elemento, rompe todos los dogmas de la biología molecular y la bioquímica conocidos hasta ahora. Por lo que es definitivamente un descubrimiento que revoluciona al mundo científico.

¿Qué pasó con la decepción que provocó esta noticia? Normalmente relacionamos a la NASA con el espacio, lo cual no es incorrecto, pero nos lleva a pensar que todo tiene que ver con exobiología, es decir, con encontrar formas de vida en otro planeta. Pero la NASA además de sus expediciones/envío de robots a otros planetas, cuenta con laboratorios de Astrobiología. La misión de estos laboratorios es acudir a distintas zonas de nuestro planeta que cuenten con condiciones extremas que puedan asemejar las condiciones que podrían haber existido en una etapa de formación temprana tanto de Marte como de la Tierra y evaluar en ellas la existencia de vida en cualquiera de sus formas. Por ejemplo: algas, bacterias, plantas, etc. A partir de esto podríamos hacer una extrapolación y evaluar si podemos encontrar vida en otros planetas. Los organismos capaces de vivir en condiciones de este tipo se denominan extremófilos, ya que pueden crecer en ambientes muy ácidos, en presencia de metales pesados, compuestos tóxicos, entre otros, y dentro de estos ambientes extremos en los cuales la NASA busca obtener muestras, se incluye el norte de nuestro país.

Sin duda, este anuncio tiene las dos caras de la moneda. Es un gran hallazgo. Si aún podemos encontrar nuevas formas de vida en la Tierra ¿Qué podremos encontrar en otros planetas de nuestro sistema solar o incluso otros sistemas? Sin embargo la expectación que se generó en torno a este anuncio puede haber tergiversado la temática del mismo. Debemos abrir nuestra mente y comprender que con este descubrimiento se nos acaba de ampliar la definición de VIDA en nuestro planeta.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes