Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 23:28

Autor Imagen

"Lee Chile lee", el misterioso plan del Gobierno

por 3 enero 2011

Revisando de pasada el sitio de la Cámara Chilena del Libro leí una nota que se refiere al lanzamiento, “en fecha reciente”, del plan de fomento de la lectura “Lee Chile lee”. Pensé que me había perdido un anuncio importante y me puse a buscar los detalles, pero no encontré información sobre la eventual puesta en marcha de ese plan. Lo que sí confirmé –porque vengo escuchando sobre el tema hace varios meses– es que hay una serie de noticias repartidas en la Red, algunas contradictorias entre sí, que se refieren o mencionan el plan “Lee Chile lee”, pero no hay un sitio web en ninguna institución de Gobierno que dé cuenta del programa, describa su alcance, detalle sus acciones y su financiamiento. Todo un misterio.

Gugleando uno se entera, por ejemplo, que a propósito del plan “Lee Chile lee” el CNCA entregó libros en la región de O’Higgins, o que las funciones de Buchhetino en el GAM habrían dado inicio al plan, o que en Coyhaique fueron capacitadas educadoras de párvulo en el contexto de ese programa, o que el lanzamiento de un libro realizado por mujeres víctimas de violencia intrafamiliar se realizó en el marco de “Lee Chile lee”. Hay al menos una docena de noticias que poco tienen en común, pero que están emparentadas por la mención, en algunos casos muy de pasada, al plan de fomento a la lectura del gobierno de Piñera. Pero, insisto, no hay plan por ninguna parte.

Como para seguir confirmando lo contradictorio de las noticias vinculadas a este programa, encuentro una nota de prensa publicada hace algunos días en El Mercurio, con poca información pero con un título que despeja dudas: “El próximo año debutará el plan ‘Lee Chile lee’“. Pero no hay más detalles. Apenas le sigue una la declaración del ministro Cruz-Coke, donde vuelve a mencionar el desafío de duplicar los índices de lectura, tema que comentamos en otra entrada:

Un país que no lee es un país pobre y por eso el Gobierno se ha planteado el desafío de duplicar, a fines de la próxima década, los números de lectura. Así, en marzo lanzaremos el programa ‘Lee Chile lee’.

¿Qué sabemos? Sabemos que es un plan que coordinan tres instancias: el Mineduc, el CNCA y la Dibam y que lo más cercano a un documento programático es el que aparece alojado no en una institución gubernamental sino en el sitio de la Fundación La Fuente [descargar pdf], un organismo privado cuya única relación con el Gobierno es que su fundadora, quien fuera su Directoria Ejecutiva por 10 años, es actualmente Jefa de la División de Educación General del Mineduc. Cualquiera que revise el documento de cuatro páginas advertirá de que se trata más bien de una minuta de buenas intenciones que de un plan de fomento de la lectura.

¿Intento de poner la carreta antes de los bueyes? Algo parecido. Las instituciones a cargo de implementar el plan parecen haberse propuesto adscribir distintas actividades, que regularmente desarrollan, al nombre de “Lee Chile lee”, para darle algo de carne a un plan sin plan. Y lo han hecho sin coordinarse seriamente. Por cierto, no es la mejor forma de perseguir los ambiciosos objetivos que se ha propuesto el Presidente en esta materia.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes