Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:20

Autor Imagen

Regálame libros

por 7 enero 2011

Me encanta que me regalen libros, pero nadie lo hace. Hay razones obvias y objetivas; ¿quién se arriesga a regalarle un libro al crítico literario obligado a estar al día y que además tiene una gran biblioteca? Lo sé y me resigno, pero, por si acaso, en vista a futuros acontecimientos tales como cumpleaños y navidades, decidí hacer una lista de los libros que me gustaría tener (y, eventualmente, leer; como bien dijo Villoro en una de sus novelas, en una buena biblioteca “los libros están por si acaso”).

Tengo dos razones más para hacer esta lista. Primero, hay que estar siempre dispuesto a recibir esos súbitos ataques de filantropía que -dicen- le ocurren a personas que viajan o que simplemente se acuerdan de uno cuando están en alguna librería. Puede que sea un rumor infundado, uno de aquellos mitos urbanos que se alimentan del rumor que siempre viene de una fuente cercana, aunque no directa; pero, en este caso, y sólo en este caso, yo quiero creer.

Segundo, también hay que estar disponible por si algún empresario de la plaza quiere crear valor intelectual dándome la oportunidad de leer estos libros, en cuyo caso, por supuesto, comprometería no sólo reseñas, sino también uno que otro artículo de amplia extensión. Si el subsidio se extendiera ya no sólo al libro, sino también al tiempo para leerlo, lo incluiría en la dedicatoria de la hipotética colección de ensayos breves que en aquel caso escribiría.

Una lista -al menos, una destinada a la publicación- debe ser finita. Así, he puesto como límite 101 libros. Si entra alguno a la biblioteca, se abre una vacante; y en el caso de que me encuentre con un libro irresistible (entendámonos: para la wish list, de otro modo simplemente lo compraría), tendría que eliminar uno cualquiera sin haber llegado a tenerlo. Tengo claro, además, que muchos de ellos jamás llegarán a mi biblioteca, ya sea porque están agotados o porque son demasiado caros (salvo para mi hipotético empresario, pero, como es obvio, en general entienden de otra manera la creación de valor;  aunque acepto, por supuesto, que el equivocado en el uso del concepto soy yo). De manera que este es más bien el ejercicio de imaginar mi biblioteca ideal, pero con alguna restricción por parte de la porfiada realidad; es decir, aunque inscrita en un horizonte utópico, es, con todo, una lista posible.

Esta lista, como ya queda claro, irá variando, pero estará siempre disponible para las amables visitas de este espacio virtual. Tan variable será que aún no llega al límite fijado de antemano -los 101 libros- y quizá elimine algunos antes de completarla. De hecho, hay muchos libros de edición reciente que me interesan, pero que quizá no pasen la prueba de fuego que da leer fragmentos del libro antes de pagar por él. Por otra parte, la lista se concentra en algunas editoriales. Es (casi) puro azar, el resultado de búsquedas virtuales que se concreta en la revisión de otras listas. También, pero menos, en algunos autores cuya bibliografía me gustaría tener completa, como Sloterdijk, Magris o Natalia Ginzburg (y Thomas Mann, pero con este último tengo el camino más avanzado). Y excluí deliberadamente los alrededor de 20 títulos que me faltan de la colección Turner/Noema, porque son mi primera prioridad de compra.

Ya iré perfeccionando mi lista. Es decir, ya tendré, pronto, un mejor mapa del deseo que sirve como mecanismo de sublimación: si están en mi wish list, están (casi) en la biblioteca real.

1. Peter Sloterdijk. El pensador en escena. Pre-Textos, 2001.

2. Peter Sloterdijk. Experimentos con uno mismo. Pre-Textos, 2003.

3. Peter Sloterdijk. Temperamentos filosóficos. Siruela, 2010.

4. Peter Sloterdijk. En el mundo interior del capital. Siruela, 2007.

5. Joseph Conrad. Los libros de Marlow. Edhasa, 2008.

6. Claudio Magris. Alfabetos. Ensayos de literatura. Anagrama, 2010.

7. Claudio Magris y Ángelo Ara. Trieste: una identidad de frontera. Pre-textos, 2007.

8. Claudio Magris. Narrar con la realidad. Complutense, 2009.

9. Claudio Magris. Literatura y derecho ante la ley. Sexto Piso España, 2008.

10. Martín Kohan. Cuentas pendientes. Anagrama, 2010.

11. Jacques de Bonnet. Bibliotecas llenas de fantasmas. Anagrama, 2010.

12. Tzvetan Todorov. La experiencia totalitaria. Galaxia Gutenberg, 2010.

13. Natalia Ginzburg. Ensayos. Lumen, 2009.

14. Natalia Ginzburg. Familias. Lumen, 2008.

15. Natalia Ginzburg. Las pequeñas virtudes. Acantilado, 2002.

16. Natalia Ginzburg. Las palabras de la noche. Pre-textos, 2001.

17. Daniel Sada. Ritmo delta. Destino, 2005.

18. Daniel Sada. Porque parece mentira la verdad nunca se sabe. Tusquets, 2001.

19. Hèléne Berr. Diario. Anagrama, 2009.

20. Isabel Fonseca. Enterradme de pie. La odisea de los gitanos. Anagrama, 2009.

21. Victor Klemperer. Literatura universal y literatura europea. Acantilado, 2010.

22. Fiodor Dostoievski. Diario de un escritor. Crónicas y artículos. Críticas y apuntes. Páginas de espuma, 2010.

23. Fiodor Dostoievski. Obras Completas I. Novelas y relatos 1846-1849. Galaxia Gutenberg, 2009.

24. Martín de Riquer, Borja de Riquer. Reportajes de la Historia. Relatos de testigos directos sobre hechos ocurridos en 26 siglos. Acantilado, 2010.

25. Yuri Andrujovich. Moscoviada. Acantilado, 2010.

26. Eça de Queirós. Desde París (crónicas y ensayos 1893-1897). Acantilado, 2010.

27. Eça de Queirós. La capital. Acantilado, 2008.

28. Marc Fumaroli. París – Nueva York – París. Viaje al mundo de las artes y de las imágenes. Acantilado, 2010.

29. Marc Fumaroli. Las abejas y las arañas. La Querella de los Antiguos y los Modernos. Acantilado, 2008.

30. Ivan Klima. El espíritu de Praga. Acantilado, 2010.

31. Andrzej Stasiuk. Cuentos de Galitzia. Acantilado, 2010.

32. François-René de Chateaubriand. Amor y vejez. Acantilado, 2008.

33. Zbigniew Herbert. Un bárbaro en el jardín. Acantilado, 2010.

34. Aleksandar Hemon. El proyecto Lázaro. Duomo, 2009.

35. Aleksandar Hemon. La cuestión de Bruno. Anagrama, 2001 (reposición por pérdida).

36. Kurt Wolff. Autores, libros, aventuras. Observaciones y recuerdos de un editor, seguidos de la correspondencia del autor con Franz Kafka. Acantilado, 2010.

37. Soma Morgenstern. Idilio en el exilio. Funambulista, 2009.

38. Soma Morgenstern. El testamento del hijo pródigo. Funambulista, 2010.

39. Soma Morgenstern. Huida en Francia. Un relato novelado. Pre-textos, 2005.

40. Raymond Radiguet. El diablo en el cuerpo. Pre-textos, 2002.

41. Ilf & Petrov. Las doce sillas. Acantilado, 1999.

42. Ilf & Petrov. La América de una planta. Acantilado, 2009.

43. Niall Ferguson. La guerra del mundo. Debate, 2007.

44. Heimito von Doderer. Los demonios. Acantilado, 2009.

45. Ricardo Piglia. Blanco nocturno. Anagrama, 2010.

46. Thomas Mann. Las confesiones del estafador Felix Krull. Edhasa, 2009.

47. Thomas Mann. Carlota en Weimar. Edhasa, 2006.

48. Marcel Reich-Ranicki. Mi vida. Galaxia Gutenberg, 2000.

49. Marcel Reich-Ranicki. Siete precursores. Escritores del siglo XX. Galaxia Gutenberg, 2003.

50. Giles McDonogh. Después del Reich. Crimen y castigo en la posguerra alemana. Galaxia Gutenberg, 2010.

51. Jaime Gil de Biedma. Poesía y prosa. Galaxia Gutenberg, 2010.

52. Vasili Grossman. Años de guerra. Galaxia Gutenberg, 2010.

53. Vergilio Ferreira. Pensar. Acantilado, 2007.

54. Ítalo Svevo. Senectud. Acantilado, 2003.

55. Boris Pahor. Necrópolis. Anagrama, 2010.

56. John Wray. Lowboy. Anagrama, 2010.

57. Daniel Davies. La isla de los perros. Anagrama, 2010.

58. Charlotte Roche. Zonas húmedas. Anagrama, 2009.

59. Isabel Fonseca. Vínculo. Anagrama, 2009.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes