Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:05

Autor Imagen

Canal 13: testimonio de un despido masivo

por 14 enero 2011

Minutos antes de recibir el llamado telefónico para dirigirme a la oficina del director de Prensa de Canal 13, mi último tweet en la cuenta del Sindicato de Trabajadores fue "URGENTE: Confirman 101 despidos de trabajadores de Canal13. Se cita a Asamblea extraordinaria a las 13 hrs en Sede Sindical".

La suerte estaba echada y tenía pocas dudas del porqué. Mis 5 años ligados a Canal 13, primero como contratista y los últimos 3 siendo parte de la planta, se acababan el día para el cual se habían anunciado y confirmado, por parte del nuevo directorio, los despidos masivos.

Nunca he sido ingenuo. Mi desvinculación del canal no sólo respondía a la versión oficial de la "reestructuración y fusión de áreas" dentro de la empresa, ahora controlada por el poderoso Grupo Luksic. También 'pesaban' mis 3 años free-lance como periodista y encargado de comunicaciones del sindicato.

La redacción de los cotidianos boletines sindicales, el manejo de sus redes sociales, el cambio manual de las carteleras dentro de las dependencias del canal, como la cobertura de las distintas actividades, desde paseos familiares hasta las asambleas generales de socios, no pasaron inadvertidos.

No es casualidad que el 70% de los funcionarios despedidos haya formado parte de su sindicato, y que decenas de ellos actuaran como delegados de sus respectivas áreas ante la entidad sindical.

El desfile de 101 funcionarios por los pasillos del Canal sosteniendo una carpeta era el símbolo o 'marca' que representaba a los despedidos, algunos con caras de resignación y otros de sorpresa. Sin embargo, el sentimiento de incertidumbre entre los trabajadores aún no acaba, pues los nuevos dueños no han desmentido nuevas desvinculaciones y la sensación interna de muchos es que esta vez "salvaron".

La carta de notificación del despido también alude a la crisis financiera que el canal arrastra hace años. Extraño, por decir lo menos, cuando las pérdidas conocidas fueron subsanadas con la compra de la empresa en 55 millones de dólares. Ahora, nuevo RUT y empleador (Canal 13 Sociedad por Acciones - SpA) partían de cero. Y de la peor forma, optando por un despido masivo en lugar de un giro de programación y nuevas ideas para el funcionamiento pleno de todas las áreas. Si aún así las pérdidas continuaban, se habrían entendido 'mejor' las exoneraciones. Pero no, el historial de Luksic nos dice lo contrario.

Sólo hay que recordar la fusión de los bancos Chile y Edwards, por parte de este mismo grupo empresarial. El temor generalizado por posibles despidos desapareció cuando, en las mismas oficinas del banco absorbido, se hizo presente el mismísimo Andrónico, desmintiendo los fuertes rumores. La calma volvió entre los trabajadores, pero 24 horas después los despidos masivos se ejecutaron de igual forma. Palabras incumplidas, cinismo y desfachatez. Este episodio me fue relatado de primera fuente, y una de gran confianza, por uno de los afectados en esa ocasión: mi padre.

Con este actuar empresarial no "descubrimos América", pero sí dejamos sentadas las bases de su accionar dentro de las nuevas compañías compradas, en un holding que reúne desde la minería hasta productos de consumo masivo, pasando por viñas, madereras y un largo etcétera. Y ahora, medios de comunicación.

Como comunicó el sindicato de Canal 13 en su declaración pública  (la que adjunto en esta entrada) ante los 101 despidos, "es inexcusable que algunas listas de los despedidos las hayan realizado personeros que han sido claramente responsables de la crisis económica y de sintonía que culminó con la venta del Canal. Es más, resulta incomprensible que algunos de ellos aún continúen al interior de la empresa".

Cabe señalar que el día antes de efectuarse los despidos, altos ejecutivos de Canal 13 y los jefes de área donde se producirían las desvinculaciones, se reunieron en las oficinas de la empresa People & Partners (www.partners.cl) para capacitarse y asesorarse en la ejecución de las exoneraciones. Ello también incluyó el aprendizaje de discursos de palabras de buena crianza hacia los afectados, para hacer parecer la situación "una oportunidad".

Y como ya toda la opinión pública nacional conoce: Reiteramos que el problema de Canal 13 está en los contenidos de su pantalla y no en los trabajadores".

(*) Texto publicado en El Quinto Poder.cl

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes