Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:49

Autor Imagen

Magallanes: políticas coherentes con su valor estratégico

por 14 enero 2011

Tratándose de zonas extremas de nuestro territorio con un alto valor estratégico, el análisis de eficiencia económica convencional no es capaz de dar respuestas absolutas para la definición de políticas públicas.

El conflicto en torno a la reducción del subsidio al gas natural en Magallanes fue gatillado por una decisión de ENAP que desde el punto de vista empresarial es razonable; no es el rol de una empresa, estatal o no, hacerse cargo de subsidios a los consumidores, sean estos justificados o no. En cuanto al precio correcto del gas en Magallanes, desde el punto de vista económico, este debería reflejar su costo de oportunidad, que en este caso es el costo marginal de producción y transporte, o el precio alternativo obtenible en el mercado accesible para dicho combustible.

Dado que se trata de un recurso que sólo puede comercializarse por gasoducto hacia la Patagonia Argentina, o dentro de la región de Magallanes, no tienen sentido económico las comparaciones con el precio pagado en otras regiones del país, ni menos en aquellas en que se consume GNL cuyo mercado relevante y costos son absolutamente diferentes. La eliminación del subsidio vía ENAP requiere ser reemplazada por una política de subsidio diseñada considerando las particularidades de la región. Idealmente, los niveles de subsidio no deberían reducirse hasta no contar con una política de subsidio estatal adecuadamente discutida con los representantes políticos y sociales de la región.

Tratándose de zonas extremas de nuestro territorio con un alto valor estratégico, el análisis de eficiencia económica convencional no es capaz de dar respuestas absolutas para la definición de políticas públicas.

Pero el conflicto ha puesto en evidencia la necesidad de un análisis de la situación energética de la región, que va mucho más allá de los subsidios al gas natural. Se trata de una región aislada y extrema cuya principal fuente energética no está asegurada; tanto los líderes regionales como el Gobierno deben acometer la tarea de definir una estrategia de desarrollo energético de largo plazo; los evidentes desafíos energéticos del país consumen la atención del mundo político y académico; pero las soluciones para las regiones aisladas son específicas a éstas, y los problemas que se debe enfrentar en esta materia mucho más difíciles de resolver que el problema nacional.

Tratándose de zonas extremas de nuestro territorio con un alto valor estratégico, el análisis de eficiencia económica convencional no es capaz de dar respuestas absolutas para la definición de políticas públicas. En todas las naciones las políticas hacia regiones extremas de valor estratégico buscan neutralizar las desventajas comparativas regionales de modo de asegurar niveles adecuados de poblamiento y actividad económica. Magallanes requiere establecer políticas económicas y energéticas coherentes con el valor estratégico de la región para el país.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes