Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 06:44

Autor Imagen

¿Por qué está desprestigiada la política?

por 24 marzo 2011

Mañana jueves se presentará, dicen, una acusación constitucional contra la Intendenta de Concepción. No tiene ninguna base jurídica: ella no ha infringido la Constitución (si lo hubiera hecho habría salido en los diarios y, siendo ella la "agente natural e inmediata del Presidente", éste habría sido también responsable); tampoco ella ha cometido "traición" (nadie, que se sepa, siquiera ha dicho eso); menos "sedición" (no ha llamado a alzarse contra las autoridades); ni "malversación de fondos públicos" (tampoco se la ha acusado de eso, en relación a los que ella maneja); ni tampoco, en fin, "concusión" (haber sido cohechada o haber cohechado). Y ésas son todas las causales de una acusación contra un Intendente que admite la Constitución.

¿Qué hizo mal la Intendenta? Ofreció a pobladores sin casa hacerlos pasar por damnificados del terremoto para conseguirles vivienda. No lo hizo, en definitiva. No empleó fondos para hacerlo. Es decir, no malversó. Eso es evidente.

¿Cómo, entonces, pretenden aprobar una acusación constitucional sin ninguna base en el derecho ni en los hechos? Les diré cómo: alineando suficientes intereses político-electorales en la tarea de "torcer la nariz" al art. 48, número 2, letra e) de la Constitución.

Es decir, la infracción a la Constitución la cometerán los que voten a favor de la acusación.

¿Por qué lo hacen? Porque Van Rysselberghe sacó más de la mitad de los votos cuando fue elegida alcaldesa. Luego, si se presenta de candidata a senadora se producirán los siguientes efectos: (1) Se terminará el doblaje de la Concertación en la región y uno de sus dos senadores se perderá. Probablemente será Alejandro Navarro, el "amigo de Chávez", que organizó el sistema de espionaje a la Intendenta que permitió grabar sus palabras haciendo un ofrecimiento indebido a pobladores sin casa. (2) Se confirmará la fuerza de la UDI en la región, a expensas de RN. (3) Los parlamentarios de la UDI que aspiran a ser candidatos a senadores en la misma verían eliminado el mayor obstáculo contra sus ambiciones: la popularidad de Van Rysselberghe.

En consecuencia, eso explica por qué la Concertación presenta la acusación constitucional, por qué parlamentarios de RN, sin que haya un disuasivo real de la directiva del partido, se aprestan a dar la puñalada trapera a la Intendenta; y por qué algunos de sus propios correligionarios podrían prestarse para lo mismo.

Son "cosas de la política". Las mismas que la llevan al más alto nivel de desprestigio en la opinión ciudadana (véase cualquier sondeo).

Y, por favor, que ninguno de los parlamentarios que va a votar buscando su pequeña ventaja político-electoral ni siquiera mencione la palabra "ética" al hacerlo. Y menos los que han guardado silencio y hasta votado en estos días para hacer posible la asunción de Guido Girardi como Presidente del Senado.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes