Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 19:18

Autor Imagen

Un tremendo relato

por 20 abril 2011

Nunca he oído algo más alejado de la verdad que eso de que el gobierno no tiene "relato".

¿Les parece poco el "relato" de un gobernante que fue candidato eterno, que por veinte años hizo lo indecible por llegar a la Presidencia, sin lograrlo; que superó caídas como el episodio de la Kyoto, y sin embargo siguió luchando y luchando cuando otros lo superaban, una elección tras otra, en las encuestas, hasta por fin ganar?

¿Un candidato que, mientras era senador, y también después, como eterno aspirante a la Presidencia, se adueñaba de un partido, recorría el país alojando "en hoteles de quinta categoría" y, al mismo tiempo, se las arreglaba para levantar una fortuna de dos o tres mil millones de dólares?

¿Les parece poco "relato" que, finalmente, lograra el apoyo de un sector que lo repudiaba y del cual recibía casi tanto castigo como el que le daba, y con el cual ni siquiera se identificaba ideológicamente? ¿No es un tremendo "relato" el de haber amenazado electoralmente a los que tenía que amenazar, haber prometido todo lo que podía y no podía cumplir, a todo el que se le cruzaba o pasaba cerca de él; y el de haber ido a buscar a los que no se le acercaron, y haberles prometido lo que no habían podido conseguir? ¿No lo es haberse apoderado de las banderas de sus adversarios y hacerlas flamear como propias, el sonreír a todo el mundo todo el tiempo, hasta que las comisuras de los labios se le congelaran, sin que nadie lo notara?

¿No lo es el organizar a centenares de personas capacitadas para que le prepararan un programa de gobierno, en grupos a los que, reveladoramente, les puso el nombre de ¡su fundo!, "Tantauco"; y, finalmente, terminar ahora siendo el hombre más poderoso del país, el centro de todas las miradas, el objetivo de todos los reflectores, el protagonista de las principales noticias y el dueño del Premio Mayor, del Poder Máximo y, día a día, estar bebiendo hasta la última gota del cáliz de la figuración, del éxito y de la admiración general y, a ratos, mundial?

¿Me van a decir que eso es no tener "relato"? ¡Por favor! Difícilmente en Chile régimen alguno ha tenido más "relato" que éste, el gobierno de Sebastián Piñera, por Sebastián Piñera, para Sebastián Piñera y "ad maiorem gloriam" de Sebastián Piñera.

Que a algunos (entre los cuales me cuento) no les guste, es otra cosa.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes