Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:39

Autor Imagen

Cachetadas de payasos

por 11 mayo 2011

Al parecer la Concertación y la Alianza seguirán jugando a las cachetadas de payasos. Ahora te doy, pero no te dolerá. Ahora te toca a ti. Un juego aberrante para la democracia.

Simultáneos y sucesivos episodios, como decía Cantinflas,  por la mayoría conocidos, dan cuenta respecto de  la profunda  incapacidad que ha tenido el actual gobierno de Sebastián Piñera en la gestión y administración pública, dejando al manoseado slogan de la “nueva forma de gobernar”, sin sustento.

Pero no menos cierto, es que parte de los otrora líderes de la  Concertación, desde su  (o)posición, hacen su aporte  al descalabro político imperante,  profundizando la desconfianza y la lejanía de la ciudadanía  con la política.  Ofreciendo a los chilenos cálculos electorales vacíos de contenidos, de ideas, de proyectos,  y restándose de construir alternativas de conducción seductoras. Al parecer la derrota no les enseñó nada.

Al parecer  la Concertación y la Alianza seguirán  jugando a las cachetadas de payasos. Ahora te doy, pero no te dolerá. Ahora te toca a ti. Un juego aberrante para la democracia.

En medio de este  despelote ya conocido, con la complicidad en la  desinformación de parte de  los medios de comunicación, y sin el mínimo debate público, se aprobó hace unos días en el Congreso Nacional  la ley que modifica el artículo 4° de la ley Nº 18.700, Orgánica Constitucional sobre Votaciones Populares y Escrutinios que tiene como fin aumentar  de dos a nueve meses el plazo para renunciar a un partido político, para quienes deseen postular como candidatos independientes en elecciones municipales, parlamentarias y/o presidenciales  y de paso condicionando, con los mismos plazos, la participación  de nuevos partidos en futuras competencias electorales.  Otra vez más, Concertación y Alianza, coludidos en proyectos de patrimonio electoral, concentrando el poder, o al menos intentando no arriesgarlo. ¿Con iniciativas como esas como es que quieren “renovar” sus partidos?

Hoy por hoy,  las bases de esos partidos se deben estar sintiendo encerrados en dogmas más similares a cárceles que a partidos. Y deben estar ya cansados que les sigan tomando el pelo.

El Chile que quieren estos representantes del pasado, es donde todo sigue concentrado, donde confunden la lealtad con la sumisión.

Otro ejemplo vergonzoso, la nueva ley de televisión digital. Mucho han hablado los medios de las variables tecnológicas y lo mucho que beneficia este sistema al desarrollo de las comunicaciones. Poco han hablado de las insalvables barreras de entrada que tendrán todos los medios de comunicación comunitarios o locales para poder agarrar una migaja de espectro radioeléctrico. Si lo que se buscaba era ampliar las miradas desde donde comprendamos la realidad, y mejorar los contenidos, la nueva ley de televisión sospechosamente apunta a lo contrario.

Con  proyectos de ley como estos, claramente lo que se busca es que las cosas sigan igual. Cuotas de poder repartidas en dos bloques desgastados e incapaces de ofrecer algo distinto, y las puertas bien cerradas para los demás.

Al parecer  la Concertación y la Alianza seguirán  jugando a las cachetadas de payasos. Ahora te doy, pero no te dolerá. Ahora te toca a ti. Un juego aberrante para la democracia.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes