Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Opinión

Autor Imagen

La importancia de la consulta sobre institucionalidad indígena 2011

por 16 mayo 2011

La importancia de la consulta sobre institucionalidad indígena 2011
Uno de los principales problemas para establecer una política pública de largo plazo, hacia los pueblos originarios de nuestro país, es la ausencia de un diálogo institucionalizado y eficaz, que permitan generar consensos con fuerte legitimidad social y permitir canalizar la disconformidad y los debates propios que siempre surgirán entre el Estado y los pueblos originarios.

Uno de los principales problemas para establecer una política pública de largo plazo, hacia los pueblos originarios de nuestro país, es la ausencia de un diálogo institucionalizado y eficaz, que permitan generar consensos con fuerte legitimidad social y permitir canalizar la disconformidad y los debates propios que siempre surgirán entre el Estado y los pueblos originarios.

Es por eso tan importante, la consulta sobre institucionalidad indígena que se realizará durante el 2011, en cumplimiento del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Este proceso de consulta aborda tres temas de enorme relevancia para los pueblos indígenas, toda vez que dicen relación con el marco institucional a través del cual se formalizara el diálogo entre el Estado y nuestros pueblos originarios.

La consulta sobre institucionalidad indígena 2011 es un hecho de la mayor importancia y marcará un hito fundamental en las relaciones entre el Estado de Chile y sus pueblos originarios

Es así, como la Consulta que se va a realizar, tratará de los siguientes temas:

  1. El proyecto de reforma constitucional que otorga reconocimiento a los pueblos indígenas, actualmente en discusión en el Senado.
  2. El contenido de los proyectos de ley que crearán la Agencia de Desarrollo Indígena (en reemplazo de la CONADI) y el Consejo de Pueblos Indígenas, (como nueva instancia de representación indígena), y
  3. El procedimiento de consulta, es decir, la forma que adoptará dicha consulta y participación respecto de las medidas administrativas y legislativas que puedan afectar directamente a los pueblos indígenas, en cumplimiento del mandato del Convenio 169 de la OIT.

Un punto de la mayor importancia sobre el proceso de consulta, es preguntarnos si este cumple o no con los estándares internacionales sobre consultas indígenas.

Ante esta duda, podemos afirmar que la consulta 2011 incorpora punto por punto los principios del Convenio 169 y recomendaciones de la OIT, que entrará en vigencia en nuestro país con fecha 15 de septiembre de 2009.

También, y por primera vez en Chile, establece instancias que a través del diálogo buscan llegar a un consenso sobre las medidas consultadas antes de generar el informe final.

Asimismo, fomenta la más amplia participación de las instituciones representativas de los pueblos indígenas, sin exclusiones de ningún tipo y, también como un hecho único en nuestro país, pone a disposición de los pueblos indígenas recursos destinados a la contratación de asesoría independiente y a la generación de instancias de libre discusión y opinión por su parte.

También se han considerado para el diseño del proceso consulta, las recomendaciones recibidas de las personas y organizaciones indígenas en las mesas de participación y diálogo realizadas entre el año 2009 y 2011 en las diferentes regiones del país, y la experiencia recogida en todos los procesos de consulta y participación realizados en Chile desde 2009 a la fecha.

Por último, el actual proceso de consulta considera las recomendaciones del Relator de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas.

Por otro lado debemos destacar que esta consulta tendrá etapas muy concretas; es así como durante los meses de abril y mayo se hará un trabajo de discusión y sociabilización de la consulta, que entre otras medidas contempla la creación de una pácccccccgina web y una línea 800 para las inscripciones al proceso.

Entre los meses de mayo y junio se realizará la consulta propiamente tal, que se materializará en el envío de la información por correo sobre los temas a analizar a todos los inscritos en el proceso de consulta y mediante la realización de talleres de entrega de información.

Dichos talleres constituyen un elemento esencial de la consulta y se realizarán 120 jornadas comunales de un día de duración, a lo largo de todo el país.

Una vez recibida la información, se entregará un plazo -entre junio y julio- para que las comunidades y organizaciones indígenas discutan internamente sus respuestas, para lo cual el Gobierno entregará fondos para las entidades que lo soliciten, con el fin de que puedan contratar asesores o consultores propios, para poder asesorarse en mejor forma sobre las materias consultadas

Posteriormente, durante agosto de 2011, se volverán a realizar 120 jornadas comunales a lo largo de todo el país, en donde se entregarán las respuestas y posiciones acordadas por las comunidades.

Durante septiembre y octubre, se dejará un plazo para seguir recibiendo observaciones o respuestas y se trabajará en los resultados, con el fin de generar un preinforme, el cual se discutirá con las comunidades y organizaciones indígenas representativas.

En noviembre se espera tener el informe final y la discusión de sus resultados.

Como se puede apreciar, la consulta sobre institucionalidad indígena 2011 es un hecho de la mayor importancia y marcará un hito fundamental en las relaciones entre el Estado de Chile y sus pueblos originarios.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes