martes, 16 de octubre de 2018 Actualizado a las 02:00

Autor Imagen

In english, please

por 30 agosto, 2011

Estamos ante un desafío. Si Chile no avanza en una mayor cobertura y mejor calidad del inglés en todo nivel, iremos perdiendo la competitividad que nos ha caracterizado como uno de los países más dinámicos del mundo. Como dice el eslogan, “el inglés abre puertas”… es hora de cruzarlas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Global foreign direct investment (FDI) inflows rose modestly by 5 per cent, to reach $1.24 trillion in 2010. While global industrial output and world trade are already back to their pre-crisis levels, FDI flows in 2010 remained some 15 per cent below their pre-crisis average, and nearly 37 per cent below their 2007 peak. UNCTAD predicts FDI flows will continue their recovery to reach $1.4-1.6 trillion, or the pre-crisis level, in 2011. However, the post-crisis business environment is still beset by uncertainties. FDI inflows to Latin America and the Caribbean rose 13 per cent to $159 billion in 2010, following a 32 per cent decline in 2009. The highest growths occurred in Brazil (87 per cent), Mexico (22 per cent), and Chile (17 per cent).

El párrafo anterior contiene excelentes noticias para el país. Está redactado en un inglés que cualquier adolescente de un país angloparlante podría comprender. Si usted no logra entenderlo con precisión, se está perdiendo de algo.

Hoy, cuando existe consenso respecto a la necesidad de mejorar la educación en Chile, es importante señalar que para cumplir la meta de desarrollo que nos hemos propuesto en el Gobierno, y fomentar la inversión extranjera en Chile y sus beneficios, no sólo se requiere mantener una alta tasa de crecimiento económico o garantizar una institucionalidad sólida y estable, también es fundamental poner atención en la competitividad del país a nivel mundial.

El inglés es justamente una de las herramientas que se hace imprescindible para que un país sea competitivo y ofrezca ventajas reales para sus habitantes, facilitando el desarrollo de nuevas tecnologías, fomentando el turismo y los avances científicos. No obstante, los resultados del primer SIMCE de Inglés, aplicado en 2010 a los terceros medios del 99,5% de los establecimientos educacionales del país, demostraron que sólo un 11% de los escolares comprende frases cotidianas y textos breves en inglés.

Estamos ante un desafío. Si Chile no avanza en una mayor cobertura y mejor calidad del inglés en todo nivel, iremos perdiendo la competitividad que nos ha caracterizado como uno de los países más dinámicos del mundo. Como dice el eslogan, “el inglés abre puertas”… es hora de cruzarlas.

Nuestra falencia también se hace evidente en el mundo profesional o técnico. Cerca del 80% de los adultos jóvenes admite un manejo deficiente del idioma y ni siquiera la mitad puede mantener una conversación fluida. Esta preocupación se extiende tanto al mundo privado como al aparato estatal, donde escasean los profesionales con un buen nivel de inglés, y en el que la mayoría de los sitios web gubernamentales no cuentan con traducción a ese idioma.

Existen esfuerzos a destacar, como el programa “Inglés abre puertas” del Mineduc y las becas de perfeccionamiento que cada año otorga CORFO. Entre 2008 y 2010, se entregaron 8 mil becas y sólo en 2010, se ofrecieron 4 mil cupos para los técnicos, estudiantes y profesionales de las áreas de Servicios Globales y Turismo. Aún así, existe mucho espacio para avanzar. ¿Por qué no transmitir programas de TV abierta en inglés para nuestros niños? ¿Por qué no subtitular al inglés alguno de nuestros informativos, o tener programas radiales en dicho idioma? ¿Por qué no profundizar el inglés que se enseña en las universidades y colegios? ¿Por qué las empresas no capacitan a sus empleados en dicho idioma?

Según un seguimiento de graduados hecho en 2008-2009 por el Ministerio de Educación en conjunto con la Universidad de Chile y la Universidad Diego Portales, la probabilidad de encontrar un trabajo remunerado para secretarias ejecutivas bilingües es de un 69% en la Región Metropolitana, para los profesores de inglés es de un 92% y para los traductores e intérpretes, un 82%.

Hablar fluidamente en inglés, es un beneficio que no sólo se traduce en mejores opciones económicas. Poder comprender textos en su lengua original brinda nuevas oportunidades de desarrollo personal y abre mundos. Un dato: aproximadamente 500 millones de personas en el mundo hablan inglés.

Estamos ante un desafío. Si Chile no avanza en una mayor cobertura y mejor calidad del inglés en todo nivel, iremos perdiendo la competitividad que nos ha caracterizado como uno de los países más dinámicos del mundo. Como dice el eslogan, “el inglés abre puertas”… es hora de cruzarlas.

Claves

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Krassnoff

Envíada por Rodrigo Reyes S | 16 octubre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV