Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:44

Autor Imagen

Vigilancia "no intrusiva" de las Fronteras

por 7 octubre 2011

El Ministro Andrés Allamand visitó recientemente Israel. Su objetivo era conocer in sitiu la experiencia israelí en cuanto a la vigilancia de sus zonas fronterizas mediante el uso de drones, plataformas aéreas no tripuladas, capaces de observar de manera remota zonas alejadas, de difícil acceso, que pueden ser utilizadas por bandas criminales internacionales.

Por otro lado, la DEA (Drug Enforcement Administration), realizará un seminario práctico para el personal de los puertos a fin de capacitar nuevas técnicas para detectar cargamentos con sustancias ilícitas.

Ya lo habíamos señalado, los países fronterizos vecinales del norte, son fuente de una amenaza de naturaleza distinta, no convencional. Perú y Bolivia, segundo y tercer productor de cocaína del mundo, constituyen per se un riesgo mayor para Chile: Los puertos chilenos gozan de renombre internacional al estar dentro de los más seguros, pero además, cuentan entre  entre aquellos mejores capacitados para filtrar cargas ilícitas. La razón anterior, si bien, disuade a una parte de la actividad asociada al narcotráfico,  por ejemplo, le estimula de igual forma al poder “blanquear” sus cargamentos, si éstos no logran ser detectados.

Según cifras aparecidas hoy y de acuerdo a cifras oficiales del Ministerio del Interior y Seguridad Publica, entre enero del 2009 y hasta  el 28 de julio recién pasado fueron incautados 6.950 kilos de cocaína en puertos extranjeros, pero cargas provenientes de Chile. Cabe notar que según estas mismas cifras, la mayor parte de dichos contenedores provenían de Bolivia. Chile no solo sigue siendo un país de tránsito sino que además un polo de atracción para el blanqueo de actividades ilícitas provenientes de países limítrofes.

La vigilancia preventiva de las fronteras, pero sobre todo de manera “no intrusiva”, aparece hoy, también como vital a fin de anticipar acciones de agrupaciones delictivas que, al resguardo de la extensión de la frontera, pero sobre todo de su compleja configuración geográfica, estimulan acciones del crimen transnacional.

La adquisición de sistemas de vigilancia aérea remota permitirá desplazar las fronteras de seguridad de Chile profundamente al interior de los límites políticos vecinales.  Es necesario dotarse de este tipo de tecnologías por cuanto permite administrar de mejor manera recursos humanos que, frente al ratio de la extensión a vigilar, son alta y dramáticamente escasos. Israel posee no solo la tecnología, sino que además el Know How operacional.

Frente a percepciones de amenazas no convencionales, se hace hoy necesario  adoptar sistemáticamente medios de acción preventivos excepcionales. La vigilancia de las fronteras, asociadas a espacios territoriales “vacios”, posee el valor de incrementar no solo la lucha en contra de la criminalidad transnacional originada en el espacio nortino, sino que también refuerza las capacidades de disuasión tradicionales. El desplazamiento de las capacidades de observación de actividades de manera no intrusiva

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes