Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:20

Autor Imagen

Tasa máxima, microempresa y los “gota a gota”

por 14 octubre 2011

La TV nos muestra la llegada a Chile del sistema de préstamos “gota a gota”. Un sistema de crédito informal que se instala en ferias libres y entrega préstamos de entre 100 a 400 mil pesos. El sistema es simple: se comienza a pagar a las 24 horas de recibido el crédito, un cobrador en moto lo suficientemente intimidante pasa a cobrar diariamente al domicilio del “cliente” y el interés puede llegar al 100% mensual. ¡Un interés de 1.200% anual!

Las autoridades de gobierno y oposición muestran acuerdo en bajar la Tasa Máxima Convencional. Dicho en fácil: bajar el máximo de intereses que las instituciones financieras y casas comerciales pueden cobrar por un crédito. En la actualidad el interés máximo llega al 50% anual. Con ello, resulta demasiado usual que personas humildes compren un secador de pelo y terminen pagando tres.

El crédito de consumo ha llegado profusamente a una masa importante de chilenos. Ello, junto con ampliar el acceso a bienes y servicios, ha significado también el sobre endeudamiento para muchas familias.

Junto con esta realidad, la TV nos muestra la llegada a Chile del sistema de préstamos “gota a gota”. Un sistema de crédito informal que se instala en ferias libres y entrega préstamos de entre 100 a 400 mil pesos. El sistema es simple: se comienza a pagar a las 24 horas de recibido el crédito, un cobrador en moto lo suficientemente intimidante pasa a cobrar diariamente al domicilio del “cliente” y el interés puede llegar al 100% mensual. ¡Un interés de 1.200% anual!

La TV nos muestra la llegada a Chile del sistema de préstamos “gota a gota”. Un sistema de crédito informal que se instala en ferias libres y entrega préstamos de entre 100 a 400 mil pesos. El sistema es simple: se comienza a pagar a las 24 horas de recibido el crédito, un cobrador en moto lo suficientemente intimidante pasa a cobrar diariamente al domicilio del “cliente” y el interés puede llegar al 100% mensual. ¡Un interés de 1.200% anual!

¿Por qué si el crédito de consumo está tan extendido existen aún los prestamistas informales? Muy simple, porque los principales clientes de los “gota a gota” son microempresarios. Personas que necesitan créditos no para comprar bienes, sino para invertir en sus negocios, emprender y generar mayores ingresos.

Según cifras de la Red de Microfinanzas de Chile, la oferta de créditos para microempresarios en la actualidad cubre sólo el 30% del sector. Es decir, 7 de cada 10 microempresarios tienen dificultades para acceder a financiamiento crediticio de parte de instituciones formales. Y los microempresarios generan el 40% del empleo en el país.

Para mantener un grado de riesgo moderado, las instituciones de microfinanzas productivas deben conocer muy bien a sus clientes, visitar al microempresario en su local, conocer su negocio. Entregar estos microcréditos es más costoso que dar créditos de consumo. Sin embargo, estos créditos (cuando están bien dados) son mucho más rentables para quienes los reciben. Los microempresarios tienen, en sus pequeños volúmenes, una alta rentabilidad sobre sus activos. Es decir, pequeños montos de crédito les pueden generar utilidades significativas. Por eso decimos que las microfinanzas productivas generan riqueza.

Por su naturaleza, muchas operaciones de microcrédito productivo cobran intereses cercanos a la Tasa Máxima Convencional. La autoridad, en esta discusión, deberá hacer las distinciones evidentes entre el crédito de consumo y el crédito productivo. La dificultad de los microempresarios no está tanto en los intereses, sino en encontrar oferta suficiente de instituciones serias dispuestas a prestarles y así no tener que recurrir a los “gota a gota”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes