Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 07:19

Autor Imagen

Los 'Indignados' de Evo

por 18 octubre 2011

Si el objetivo de Evo Morales era, con la elección por voto universal de la cúpula del Poder Judicial, tomar el control político de la misma, hoy vemos que ha sufrido un revés sin precedentes. Según sondeos en “boca de urna”, cerca de un 60% de los electores anularon el voto o simplemente votaron en blanco.

El rechazo de los votantes bolivianos a las elecciones judiciales es un claro y contundente rechazo a la gestión política del líder indigenista. No solo se trataba de impedir el afianzamiento de un régimen de democracia totalitaria de corte indigenista, sino que además se cristaliza la tendencia del gobierno hacia una creciente e imperturbable deslegitimación política. La Oposición a Evo ha obtenido una clara victoria, la primera después del intento fallido por revocar el mandato del caudillo aymará hace tan solo unos años. Es un respiro para el Departamento de Santa Cruz de la Sierra, reducto de una oposición casi étnica pero sobretodo ideológica a un régimen catalogado como supremacista-indígena y que, según sus propias percepciones, les acosa política y comercialmente en orden a diezmar su capacidad de liderar una alternativa de modelo de desarrollo masista.

Hoy todo parece indicar que las elecciones del Corte Suprema de Justicia, del Tribunal Constitucional y del Consejo de la Judicatura a través de una votación popular y directa no pasaron el test de blancura democrática. No podía ser de otra manera. El proceso estaba viciado. Los candidatos, desconocidos por todos al no poder “hacer campaña” –la ley se los impedía-, fueron preseleccionados por la Asamblea Legislativa Plurinacional, la misma que está bajo el control del MAS. El proceso incluía además ciertas “prohibiciones de postulación” para aquellos abogados que en su momento hubieren asumido la defensa de personas acusadas de “separatismo”, terrorismo, delitos de narcotráfico o incluso de “acciones contra la democracia”. De la misma forma, no podían ser candidatos todos aquellos abogados que hubieren participado en la “enajenación de bienes o recursos naturales. En otras palabras, aquellos abogados que participaron en procedimientos legales privatizadores.

No obstante esta victoria indirecta para la Oposición, ésta sigue profundamente dividida. Sometida a la fragmentación e incapaces de generar cooperación ideológica y una unificación de principios políticos básicos en contra del régimen, los partidos Unidad Nacional, el Movimiento Sin Miedo y Convergencia Nacional no han logrado ni intentado generar un programa único de gobierno, menos aún concertar acciones y planificación política unificada. La ausencia de un liderazgo alternativo, carismático y con proyección política desde la Oposición, augura que el régimen de Evo, no obstante estar inserto en una espiral de ilegitimidad, ahondada hoy con los resultados de la elección en cuestión, no debería entrar, aun, en una crisis terminal.

El futuro político de Evo comienza a jugarse desde ahora. Todo dependerá si decide, no obstante los resultados, legitimar la elección y dar curso al empoderamiento de los candidatos elegidos por una minoría relativa de la población. De ser así, y en vista de los votos nulos y blancos, que demuestran la existencia de un descontento mayoritario al modus operandi político del gobierno del MAS, todo podría indicar que el mandatario podría hacer frente a una segunda revocatoria, la última de su régimen.

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes