Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:08

Autor Imagen

Piñera con diamantes prestados (el affaire CODELCO-Angloamerican)

por 11 noviembre 2011

La era piñerista significa que cada día se llena con uno o dos acontecimientos anormales que siempre nos tiene al borde de la histeria contenida. Eso si, estoicamente mantenemos la sanidad mental gracias a que sabemos que es un gobierno de empresarios y su especialidad es hacer negocios. En ese ámbito -nos autoconfortamos- no dejarán la embarrada. O al menos eso pensamos hasta que se introduce el tema sobre una supuesta compra de un pedazo de una minera que está más endeudada que cualquier estudiante chileno.

Oportunamente el affaire ANGLOAMERICAN deja lejos el montaje del Ministerio del Interior, las escuchas a políticos y diplomáticos, la venta del agua de Chile, el bail-out criollo de La Polar con lucas de todos, las demandas estudiantiles, y entramos de lleno a la corrida electoral de 2012.

Veamos.

La poderosa minera ANGLOAMERICAN estaba tan endeudada en 2009 (con más de 11 000 millones de USD) que ni reparten ganancias a los accionistas. Situación que mejora un poco en 2010 cuando la deuda de ANGLOAMERICAN se acerca a los 7000 millones de USD.

A la deuda de ANGLOAMERICAN se suma la incómoda situación de meterle -por más de una década- a la minera de diamantes De Beers grandes cantidades de capital. Por ejemplo, en los últimos 5 años, la deuda de De Beers superaba los 4000 millones de USD anuales. Angloamerican cubre la mitad de la deuda para mantener De Beers a un nivel mínimo de liquidez ya que es dueña de 45% de De Beers. Así, ANGLOAMERICAN es el banco de De Beers, controlada por la familia Oppenheimer.

O lo es hasta el 4 de Noviembre, 2011 cuando finalizan las negociaciones que comenzaron en julio de 2011 y los Oppenheimer deciden vender su participación en De Beers a Angloamerican por 5100 millones de USD.

5100 millones de USD es mucho. En ese momento, Angloamerican tiene meramente 4500 millones de USD liquido y acceso a 3500 millones de crédito gracias a los ingresos que provienen de otros ámbitos de ANGLOAMERICAN, por ejemplo, los chilenos.

Es ahí donde entra la supuesta compra de CODELCO de la filial de Angloamerican en Chile, AngloAmerican Sur S.A (AAS, ex Disputada Las Condes).

Después de visitar Londres en la feria anual de la minería internacional, sorpresivamente el ministro de Minera anuncia que CODELCO iba a ejercer su derecho de compra por el 49% de los activos de ASS -que incluye las minas Los Bronces y El Soldado y la fundición Chagres- entre el 1 y 31 de enero de 2012. Para ello CODELCO pide un préstamo a la japonesa Mitsui de hasta 6750 millones USD. El préstamo se basa en que valoran 49% de AAS en 9760 millones USD. Antes del anuncio del 12 de octubre, no existía una valorización...

Recordemos que la mina Disputada/Minera Los Bronces, fue comprada por Enami en 1971 a una minera francesa. En 1979 fue vendida a Exxon en 90 millones de USD. La Exxon explotó esta mina durante 24 años y siempre declaró pérdidas y por ello nunca pagó un solo peso de impuesto al Estado chileno. Sin embargo, esta empresa que sólo tenía pérdidas, el año 2003 fue vendida a ANGLOAMERICAN en 1300 millones de USD y recibió 700 millones de USD de parte del Fisco chileno, por pérdidas tributarias acumuladas, Por lo tanto, el costo real de compra para ANGLOAMERICAN fue de sólo 600 millones de USD.

Hoy, AngloAmerican Sur S.A compone 41% de la producción de cobre de AngloAmerican a nivel mundial y es 17% del valor de la compañia.

Las minas, como bien sabemos, tienen sus años de utilidad.

CODELCO compraría algo que ya está con la capa caída y ni hablar de que apuntan al mero 49% de la empresa, cuestión que no exactamente le da el control sobre la empresa.

Aparecen las suspicacias sobre las incongruencias. El precio de la compra es uno y la necesidad de la compra misma, es otra. Desde La Moneda nos contaban que era un buen negocio. Muy. Tan buen negocio que no importaba que su oferta es ridiculamente alta. "Depende del precio del cobre" indicaban los entendidos como si acaso en el casino del cobre no se especula de lo lindo...

En eso estabamos cuando, sorpresivamente (otra vez...), el 9 de Noviembre, ANGLOAMERICAN anuncia que vende 24,5% de la ex Disputada Las Condes a Mitsubishi.

Boca abierta colectiva.

La movida de ANGLOAMERICAN deja claro que la compra -por parte de CODELCO- no fue más que un volador de humo.

Ocurre que obtener acceso a un préstamo no es lo mismo que lograr un préstamo, y que valor no es lo mismo que precio. Cualquier estudiante chileno sabe eso. También sabe la importancia de los intereses sobre un préstamo.

Cuando CODELCO anuncia su intención de compra, indica cuánto piensa pagar (aproximadamente). Una suerte de regalo a ANGLOAMERICAN por parte de sus ex subalternos (hoy instalados en CODELCO) ya que con ese dato (precio) ANGLOAMERICAN puede pedir un préstamo o mejor, vender rápido y bien. Y resulta que la amenaza de otro comprador calla hasta los accionistas más agresivos.

¿Resultado? ANGLOAMERICAN vende a MITSUBISHI y compra De Beers. Todos happy.

¿Y CODELCO? ¿Y el gobierno de empresarios?

La situación win-win (un pacto que ya no hay duda fue cocinado en Londres) le entrega una oportunidad al gobierno de Piñera para instalar el siempre rondante chauvinismo. Tanto así, que amenazan hasta con "medidas diplomáticas" siendo que ANGLOAMERICAN no es una empresa estatal y por ende, no queda claro con cuál país iríamos a la guerra.

Además, y era que no, se indica en la prensa criolla que un tal Golborne negoció durante "meses" la compra que haría CODELCO. Que Golborne sabe más sobre vender tallarines que sobre el mercado de la minería, es un dato menor.

Con todo, el gobierno de Piñera le sacará el jugo al tamaño abuso de ANGLOAMERICAN para disfrazar su propio rol en el negociado.

Aquí lo que está en juego no es la importancia del cobre -o más bien, la relevancia de CODELCO para el quehacer nacional en el presente y futuro de Chile- ni tampoco la propiedad de algo que es todos/as los/as chilenos/as o que queramos comprar lo que ya es nuestro.

Es decir, algo que vendimos en 1979 en 90 millones de USD, hoy, gracias a las movidas del gobierno y sus secuaces en CODELCO, vale 22000 millones de USD y ya contando con una explotación de 32 años. Y eso es el valor de solamente una de las tantas minas en Chile.

O sea, ni hablar de nacionalizar el cobre y otros minerales en Chile...

Se estima que las ganacias de las grandes mineras en Chile para el año 2011, equivalen a:

79% del Presupuesto Público Total (Fisco)
3,3 veces el Presupuesto Total del Ministerio de Educación.
7,3 veces el Presupuesto del Ministerio de Salud.
11,5 veces el Presupuesto del Ministerio de Vivienda.
y que duplican el Presupuesto Total de estos tres ministerios claves de Chile: Educación, Salud y Vivienda

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes