Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Opinión

Autor Imagen

La ENADE y la preocupación de las 4 mil familias

por 24 noviembre 2011

La ENADE y la preocupación de las 4 mil familias
Las 4 mil familias y sus cuadros más preparados han comprendido algo que ni los movimientos sociales han hecho, casi como una acción inconsciente de quienes se reconocen como dominadores, han interpretado que sus dominados van más allá de lo que incluso pretenden ir. Hay algo de histórico en tal reconocimiento, desde Fantuzzi, Lamarca y Méndez venía generándose un ruido de sables sobre el desorden sistémico actual.

Hoy se realizará en Casa Piedra la ENADE 2011 que reúne a lo más granado de la clase empresarial nacional, autoridades y académicos del mundo oficial, para discutir temas de contingencia nacional e internacional.

En el congreso participan desde el Presidente de la República Sebastián Piñera, el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, el ex Ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, Lorenzo Constans Presidente de la Confederación de Producción y Comercio (CPC), el Presidente de Adimark Roberto Méndez, que también participa en los directorios del Banco Santander, Cámara de Comercio Alemana y Paz Ciudadana, además del connotado Rector de la Universidad Adolfo Ibañez, Andrés Benítez.

Otros expositores serán eximios Ejecutivos y Directores de Empresas relacionados con los Grupos Económicos más poderosos de este país como: i) Francisco Pérez Mackenna, MBA de la Universidad de Chicago, ex Presidente de la Asociación de AFPs, ahora ejecutivo del Grupo Luksic y amigo de Alfredo Moreno, Ministro de Relaciones Exteriores. Fue militante de RN en su juventud y participó de CitiCorp Chile, firma relacionada con Sebastián Piñera;

ii) Bernardo Larraín Matte, perteneciente a la tercera generación del Grupo Matte, Ingeniero Comercial de la PUC y actualmente Gerente General de la Compañía Eléctrica Colbún.

iii) El Abogado Fernando Barros Tocornal quien es fundador de Barros & Errázuriz Abogados, Legionario de Cristo, ex Presidente de la CPC en 1997-98, actualmente director de Socovesa S.A, Larraín Vial S.A, de Independencia S.A que es Administradora de Fondos de Inversión, entre otras compañías. Abogado Defensor de Augusto Pinochet cuando fue detenido en Londres, asesoró a Piñera para que se deshiciera de las acciones de LAN, en la compra del Parque Tantauco y le ayudó a salir de la Propiedad de Chilevisión. En la actualidad asesora legalmente a Mitsubishi quien la semana pasada compró el 24,5% de Anglo American y participa de la disputa legal que mantiene con Codelco.

Las 4 mil familias se están dando cuenta que este modelo no les rendirá muchos más frutos, se intentarán anticipar antes que caiga, asesorándose con intelectuales que participan de movimientos sociales, comprando canales de televisión para competir con los sectores más recalcitrantes, generando discursos más integradores con la población hastiada de este modelo.

Todos estos nombres representan a la élite nacional, tanto política como económica. Son la clase dirigente del país. Tal como Fundación SOL lo ha demostrado en otras columnas, son las 4 mil familias que manejan los hilos de este país las que están representadas en este evento de marca mayor. ¿Qué los convoca?

El tema de la primera sesión del congreso es obviamente lo que guarda relación con la crisis económica internacional y se llama Escenario Económico y Geopolítico. Preocupación evidente para cualquier empresario, y que forma parte habitual de sus actividades gremiales. Sin embargo, es el tema de la segunda sesión el interesante para comprender a esta clase dirigente: El Capitalismo cuestionado ¿Qué no estamos viendo?

¿Qué está observando la élite para reconocer que se está cuestionando el capitalismo? El movimiento de los estudiantes, ambientalistas, homosexuales, trabajadores, etc, en sus discursos no cuestionan en general el modo de producción capitalista, sólo cuestionan los excesos de lo que implica el neoliberalismo. Es decir, no critican que existan capitalistas y trabajadores, sino que más bien cuestionan que los dueños del capital además retraigan el influjo del Estado para sostener de forma equitativa lo que el capitalismo produce por antonomasia: pauperización y desigualdad.

Lo mismo se observa con los movimientos de indignados del mundo, desde España hasta Wall Street. Estos cuestionan principalmente al sistema político “corrupto”, a los “excesos” de los banqueros y a la “colusión” de los poderes económicos con los gobiernos. Aún así, es posible de reconocer que más allá de que se realice o no una crítica consciente, coherente y radical, el problema de los movimientos actuales a nivel mundial, esconde, como una hipótesis muy plausible, un fenómeno subterráneo de crisis del capitalismo. No obstante, parte de la población movilizada no lo explicita como un discurso políticamente consciente; no se llaman asimismo anticapitalistas.

Las 4 mil familias y sus cuadros más preparados han comprendido algo que ni los movimientos sociales han hecho, casi como una acción inconsciente de quienes se reconocen como dominadores, han interpretado que sus dominados van más allá de lo que incluso pretenden ir. Hay algo de histórico en tal reconocimiento, desde Fantuzzi, Lamarca y Méndez venía generándose un ruido de sables sobre el desorden sistémico actual. Este último sostuvo el 13 de noviembre en una entrevista en La Tercera del Domingo, que “por primera vez en 30 años hay un serio cuestionamiento al modelo económico”.

La actuación anticipada por parte de la élite puede significar tanto una reacción histérica de clase, como una anticipación de fenómenos que la clase gobernante –tanto oficialista como de oposición-  está lejos de reconocer y comprender.

Esta falta de reconocimiento se observa en Francisco Pérez Mackenna, participante y panelista de ENADE, quién declaró el Domingo recién pasado en La Tercera “No es un problema del modelo. Es un problema de insatisfacción de los postergados” incluso, ahondando aún más que esto es un problema superficial, insistiendo en la naturalidad de la desigualdad y del malestar “La desigualdad en la distribución del ingreso siempre va a existir (…) El punto no es la desigualdad. El punto es si las personas son capaces de percibir que los niveles de ingresos que tienen son justos y aceptables para lo que necesitan.” Por lo tanto, este ejecutivo de élite, nos plantea que el malestar no es un problema material y económico, es sólo subjetivo y atañe a la percepción.

En esta misma línea, el rector de la Universidad Adolfo Ibañez en el programa Tolerancia Cero del 13 de noviembre, nos dijo lo siguiente: “Tú le regalas la beca a un alumno y el alumno rápidamente baja su rendimiento”, o la ya famosa frase, “¿para qué van a la universidad los que no pueden pagar?”

Finalmente, producto de esta discrepancia dentro de la misma elite, no es de extrañar que dentro de los panelistas de la ENADE esté el sociólogo Alberto Mayol, quien expondrá en la tercera sesión llamada La Nueva Mirada, con una ponencia que se titula “Lo que ellos quieren”. La peculiaridad de este intelectual es que ha sido asesor de estudiantes, además de proponer una Reforma Educativa junto a Hernán Frigolett, Roberto Pizarro y Salvador Muñoz.

Esta suerte de asesoramiento del movimiento social realizado a los representantes de las 4 mil familias, indica que aquellas están preocupadas. El efecto boomerang que Fundación SOL ha revelado, lo ven venir en un horizonte no tan lejano. Ese horizonte que la oligarquía de principios del siglo XX luego de la crisis del salitre y de la Gran Depresión de 1929, no le permitió ver que gobernaría la Alianza Radicales-Comunistas-Socialistas durante casi 10 años.

Esa alianza se llamó Frente Popular, estableciendo el Estado de Compromiso junto al modelo económico industrial de sustitución de importaciones, como una superación de la crisis del modelo primario exportador clásico de la oligarquía, cuestión que duró hasta 1973 año a partir del cual, bajo la dictadura, se fundan los cimientos del modelo cuestionado actualmente.

Esa oligarquía no vio venir las transformaciones, y a su vez, el Frente Popular tampoco cuestionó el capitalismo, sólo lo hizo más integrador, democrático y desarrollado.

¿Querrá decir que la élite de forma totalmente paradojal nos invita a ir más allá del Frente Popular anticipándose, por medio de sus miedos más profundos, a cuestionar de forma efectiva y real el capitalismo como forma de producir lo social y la existencia de cada uno de nosotros?

Las 4 mil familias se están dando cuenta que este modelo no les rendirá muchos más frutos, se intentarán anticipar antes que caiga, asesorándose con intelectuales que participan de movimientos sociales, comprando canales de televisión para competir con los sectores más recalcitrantes, generando discursos más integradores con la población hastiada de este modelo.

¿Les seguiremos creyendo a estas 4 mil familias que su mundo de Bilz y Pap es el nuestro? El congreso ENADE 2011 es la élite asustada, son los dueños del país acordando como seguir siéndolo. Quizá ha llegado el momento de aprender de sus reuniones como ya lo hacen miles de personas en regiones, en colegios, universidades y sindicatos. Quizá sí podemos pensar en ir más allá tal cual ellos lo hacen.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes