Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 01:56

Autor Imagen

Violencia contra las mujeres: no solo el femicidio

por 26 noviembre 2011

¿Cuántas candidatas a alcaldesas y a concejalas habrá en las listas de las próximas elecciones? Todavía no tenemos ley de participación equilibrada. Todavía hay quienes piensan que la baja participación de las mujeres en política, o en roles de liderazgo ciudadano, se debe a su poco interés. Nadie piensa que el interés debe partir de la sociedad.

La violencia contra las mujeres tiene mil rostros. Solemos quedarnos con el más dramático: el femicidio. Porque somos capaces de ver la bofetada, el golpe, la bala, el cuchillo; pero no siempre vemos el resto de las violencias. Las sutiles, las cotidianas. Las que nos asaltan en el trato interpersonal, desde los kioscos de diarios o la pantalla de la televisión.

Así, creemos que la violencia de género ha desaparecido o está circunscrita a aquella que las parejas o los cercanos infligen. Sin embargo, detrás de la ominosa cifra de 38 femicidios acaecidos en Chile durante 2011, la violencia está presente en toda discriminación, partiendo desde la que indica roles que nos determinarán el resto de la vida. ¿Quién dijo que una niña no quiere jugar con un camioncito?, ¿o que una mujer no puede ser patrón de barco, dueña de una mina, astrónoma?, ¿o que debe ganar menos por igual trabajo? Lo dijeron las costumbres, la cultura patriarcal. Lo reiteran los medios y la escuela.

Y ni siquiera lo cuestionamos. Por ello, un gran vacío en la justa lucha de los estudiantes y la sociedad ha sido buscar una educación no sexista que, desde el jardín infantil a la universidad, reafirme la participación igualitaria. La lucha de las chilenas durante el siglo XX nos llevó a las aulas. Hoy, incluso algunas carreras tienen una matrícula mayor de mujeres. Pero sigue habiendo un sesgo sexista en este ingreso. Siempre son menos en las facultades vinculadas a las ciencias duras y a las carreras mejor remuneradas. ¿No es eso, acaso, expresión de violencia?

¿Cuántas candidatas a alcaldesas y a concejalas habrá en las listas de las próximas elecciones? Todavía no tenemos ley de participación equilibrada. Todavía hay quienes piensan que la baja participación de las mujeres en política, o en roles de liderazgo ciudadano, se debe a su poco interés. Nadie piensa que el interés debe partir de la sociedad.

¿Cuántas candidatas a alcaldesas y a concejalas habrá en las listas de las próximas elecciones? Todavía no tenemos ley de participación equilibrada. Todavía hay quienes piensan que la baja participación de las mujeres en política, o en roles de liderazgo ciudadano, se debe a su poco interés. Nadie piensa que el interés debe partir de la sociedad. La de hoy no demuestra que la cuestión pública sea tema para hombres y mujeres por igual. Otra violencia.

La mayoría de las normas legales que, en Chile, protegen y abren espacios a las mujeres tienen existencia gracias a la voluntad política de los pasados gobiernos. Es hora de exigir su cumplimiento, de avanzar en su profundización y de hacerlas realidad en la vida diaria.

Tal  como lo ha propuesto la ex presidenta Bachelet desde ONU Mujer, es necesario involucrar a los medios de comunicación en la formación de la opinión pública y trabajar con los jóvenes como promotores de este cambio; y asegurar que los sistemas educativos empoderen a niñas y niños para transformar y construir relaciones de género basadas en igualdad y respeto mutuo.

La violencia política mató en República Dominica –el 25 de noviembre de 1960- a las hermanas Mirabal, en honor a quienes se conmemoraron el Día Internacional para la Eliminar la Violencia contra la Mujer. Si la sociedad entera se involucra en esta lucha, no podrá ser posible en Chile atentar contra la vida, integridad y dignidad de las chilenas ni tampoco homenajear a quienes lo han hecho, en sesiones de tortura que debieran ser condenadas sin más. Con la sociedad entera en alerta, no será posible la represión con evidente sesgo de género que  hemos visto en los últimos meses contra las estudiantes. Con la sociedad entera consciente, el número de mujeres tenderá a la igualdad en todas las áreas del saber y del hacer.

Ese debiera ser hoy nuestro compromiso como país.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes