Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 07:38

Autor Imagen

Consumidores: una real fuerza del mercado

por 27 noviembre 2011

En Ausbanc, como asociación de consumidores, consideramos que las em­presas de éxito sostenible y sustentable deben basar sus beneficios, NO en las malas prácticas comerciales, NO en los clausulados abusivos, NO en el asesoramiento desleal o en la corrupción, sino basarse en la búsqueda permanente de la autentica creación de valor para toda la sociedad.

Todos somos conscientes del gran momento económico que los países de Latinoamérica, y excepcionalmente Chile, están viviendo, que es conse­cuencia de las reformas económicas que se pusieron en marcha en la década de los 90 y que han permitido afrontar la crisis que estamos viviendo en otros países con relativa tranquilidad.

Las consecuencias de esta crisis están aún por ver, pero sin duda una de ellas va a ser situar al consumidor como paradigma del nuevo modelo de economía.

En Ausbanc, como asociación de consumidores, consideramos que las em­presas de éxito sostenible y sustentable deben basar sus beneficios, NO en las malas prácticas comerciales, NO en los clausulados abusivos, NO en el asesoramiento desleal o en la corrupción, sino basarse en la búsqueda permanente de la autentica creación de valor para toda la sociedad.

En la escala de prioridades, el cliente, todos los ciudadanos en tanto que consumidores, debe situarse en primera posición. Nadie pretende que tal forma de proceder, atrayendo al consumidor mediante mejoras que crean valores sociales y puestos de trabajo justos, sea tarea fácil.

En Ausbanc, como asociación de consumidores, consideramos que las em­presas de éxito sostenible y sustentable deben basar sus beneficios, NO en las malas prácticas comerciales, NO en los clausulados abusivos, NO en el asesoramiento desleal o en la corrupción, sino basarse en la búsqueda permanente de la autentica creación de valor para toda la sociedad.

Es indudable que el consumidor de hoy tiene voz propia y las instituciones públicas y las empresas deben proponer y ofrecer el escenario para que esa voz tome cuerpo e influya en todo lo demás.

Las empresas que adopten este nuevo paradigma han de tomar el pulso a la realidad, han de escuchar las quejas reales, cómo son y sobre todo, cómo quieren los consumidores que sean los productos y servicios que demanden. En lugar de afectadas lucubraciones para influir en el consumidor, es el consumidor el que ilumina a todos con sus expectativas.

Un ejemplo claro son las movilizaciones en las redes sociales contra los incrementos indebidos de comisiones, como pasó recientemente en Estados Unidos cuando una entidad bancaria tuvo que retirar su anunciado incremento de comisiones debido a la fuerte presión social ejercida mediante el uso de las nuevas tecnologías.

El consumidor es el ciudadano del siglo XXI, un ser racional y sensorial que tiene historia y que sabe analizar esa historia para tomar sus decisiones.

Latinoamérica, con su creciente importancia en el escenario económico internacional, debe jugar un papel vital en la consecución de este nuevo paradigma: el consumidor como eje de la economía. Libres de pesadas cargas, con nuevas y fuertes compañías multinacionales, con un fuerte crecimiento económico, los países del cono sur pueden y deben asumir esta relevante función.

En este sentido, Ausbanc Internacional, con su red de más de 16 asociados, ha presentado ConsuMiami, la gran feria del consumidor, que se celebrara en Miami en marzo de 2012, en donde se abarcará de una forma amplia y amena aquellos temas relacionados con el consumo y muy especialmente, la figura del consumidor como eje central de la Nueva Economía.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes