Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:30

Autor Imagen

Ejecución presupuestaria en Salud: ¿Un serio caso de ineptitud?

por 15 diciembre 2011

La creciente red privada de clínicas está realizando enormes inversiones para aumentar año a año su capacidad (el próximo año se proyecta una inversión de 500 millones de dólares). Tampoco esta demás recordar que hoy entre el 46% y el 50% de los pacientes que las clínicas atienden, provienen de Fonasa.

El gobierno de la “excelencia”, en su segundo año nos está mostrando, no solo en salud, sino que en el resto de los ministerios también, una enorme capacidad para no gastar los recursos que por ley se asignaron. Esta ineficiencia se expresa sobre todo en los recursos destinados para inversión. De ellos, los ministerios con menor ejecución son el Ministerio de Obras Públicas, Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud.

Si revisamos las estadísticas fiscales que son publicadas mensualmente por la Dirección de Presupuesto del Ministerio de Hacienda, nos encontraremos con un dato no menor, y es que, en el conjunto de las operaciones del gobierno a octubre del 2011, la ejecución de los recursos de inversión está en un 49,2%.

Inversiones en salud

Lo primero que debemos considerar para juzgar el problema de ejecución del presupuesto, es determinar en qué se gastan los recursos en cuestión. En el caso de las inversiones en salud, los fondos que se utilizan para realizar:

- Los estudios pertinentes antes de realizar la construcción de algún tipo de establecimiento de salud.

- Obras de normalización.

- Financiamiento de obras de reposición, que tienen como finalidad renovar los establecimientos ya existentes.

- Construcción de nuevos establecimientos de salud.

Así también se financian con estos recursos construcciones específicas al interior de algún establecimiento ya construido y compras de equipamientos. Hay que decir, que el gasto en inversión en salud, es fundamental, tanto para la mantención de la infraestructura como para el crecimiento de la red existente, en la cual se atienden 12,7 millones de chilenos. El que no se gasten estos recursos deteriora el acceso de los pacientes a los servicios que requieren. Nuestros hospitales y consultorios están muchas veces colapsados, y se requiere inversión tanto para mejorar los establecimientos ya existentes como para construir nuevos que permitan mejorar la calidad de vida de la población.

Servicios de salud e inversión

La última ejecución presupuestaria conocida de los servicios de salud corresponde al tercer trimestre de este año (09/2011). En estos informes se puede constatar la bajísima ejecución de los recursos destinados a la inversión. Hay casos que son muy extremos. Por ejemplo, el caso del servicio de salud Iquique, que ha gastado 0 pesos. Esto es claramente una muestra de una total incompetencia y un insulto a la población que recibe atención en este servicio.

Sin embargo la bajísima ejecución es menor a lo que se mencionó en la prensa, que sitúa el gasto, tomando las transferencias (que no son recursos necesariamente gastados) realizadas a los diferentes servicios de salud. El real grado de ejecución lo veremos tomando lo que han gastado cada uno de los servicios de salud, y considerando los 29 servicios de salud; la real ejecución es de un 23,58% (y no el 37% anunciado en El Mercurio).

Una tarea esencial de todos nosotros es estar atentos para fiscalizar y exigir que estos recursos sean gastados. ¿Quién gana con una menor inversión en salud? La creciente red privada de clínicas está realizando enormes inversiones para aumentar año a año su capacidad (el próximo año se proyecta una inversión de 500 millones de dólares). Tampoco esta demás recordar que hoy entre el 46% y el 50% de los pacientes que las clínicas atienden, provienen de Fonasa. Esto nos muestra que, frente a una mala percepción de la red pública de salud y a una insuficiencia de los recursos para la inversión, se está optando por el mundo privado.

Desde hace ya un tiempo se viene desarrollando una campaña de desprestigio orquestada por los medio de comunicación sobre el sistema de salud público, sumado a las intenciones del gobierno nos hace generar muchas dudas respecto a las intenciones de este gobierno respecto al futuro de la salud pública en Chile, dado que claramente su preocupación esta puesta en mejorar el sistema privado.

(*) Texto publicado en El Quinto Poder.cl

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes